23.6.11

La Oración del Mercader, por Og Mandino

Cuando tenía unos 14 años, leí el libro "El Vendedor Más Grande del Mundo" por Og Mandino. Recuerdo que la historia me gustó, pero luego de dos décadas no la recordaba. Esta semana la leí de nuevo, y capté por qué me había tocado tanto.

Si no han leído la historia, no les dañaré la experiencia. Basta con decir que el libro habla sobre 10 pergaminos, cada uno sobre un consejo particular para vivir, y para tener éxito como profesional. El último pergamino es una oración, la cual les comparto traducida por mí acá. Me parece un excelente grupo de pensamientos y peticiones, especialmente para nosotros quienes somos profesionales y tenemos sobre nuestros hombros sustentar a nuestras familias por medio de nuestras habilidades.


Oh, creador de todas las cosas, ayúdame. Pues hoy salgo al mundo desnudo y sólo, y sin tu mano que me guíe me desviaré del camino que me lleva al éxito y la felicidad.

No te pido oro ni vestiduras, ni siquiera oportunidades iguales a mis habilidades; en vez de esto, guíame para que pueda adquirir habilidades iguales a mis oportunidades.

Le has enseñado al león y al águila cómo cazar y prosperar con diente y garra. Enséñame a mí cómo cazar con palabras y prosperar con amor para que yo sea un león entre los hombre y un águila en el mercado.

Ayúdame a mantenerme humilde a través de los obstáculos y fracasos; mas no escondas de mis ojos el premio que vendrá con la victoria.

Asígname tareas en las que otros han fracasado; mas guíame para recoger las semillas del éxito de sus fracasos.

Confróntame con temores que templen mi espíritu; mas dótame de la valentía para reír de mis dudas.

Concédeme suficientes días para alcanzar mis metas; mas ayúdame a vivir este día como si fuera el último.

Báñame en buenos hábitos para que los malos se ahoguen; mas concédeme compasión por las debilidades en los demás.

Permíteme reconocer que todas las cosas han de pasar; mas ayúdame a contar mis bendiciones de hoy.

Expónme al odio para que no sea yo un extraño; mas llena mi copa con amor para convertir a los extraños en amigos.

Pero que estas cosas sean sólo si es tu voluntad. Yo soy una pequeña y solitaria uva agarrada de la viña, mas me has hecho diferente de las demás.

Ciertamente, debe haber un lugar especial para mí. Guíame. Ayúdame. Muéstrame el camino, Señor.

Permíteme ser todo lo que planificaste para mí cuando mi semilla fue plantada y seleccionada por ti para florecer en la viña del mundo.

Ayuda a este humilde mercader. Guíame, Dios.

21.6.11

El Atractivo de las Nuevas Experiencias

Uno de los resultados de mi nueva perspectiva acerca de vivir plenamente en el presente, es que he descubierto la profunda alegría de vivir experiencias nuevas.

Si me excusan lo "esotérico" (y si a alguien le parece así)... Pienso que el disfrute de las experiencias nuevas es una celebración y un descubrimiento constante de nuestra condición como criaturas limitadas, y esto no es malo en lo absoluto. Es un reconocimiento de que sólo Dios conoce todas las cosas, y nos ha otorgado la posibilidad de descubrirlas paulatinamente.

Una de las situaciones en las que más percibo esto es cuando comparo la vivencia de algo nuevo con la experiencia por segunda vez. Por ejemplo, hace unas semanas visité la ciudad de St Louis, Missouri por primera vez, y disfruté mucho las pocas horas que pude conocer el lugar. También en estos meses he visitado a Williamsburg en Virginia y Columbus, Ohio, todos por primera vez. Me llevo a mi casa las memorias agradables de cada uno de esos lugares, y por alguna razón extraña, las memorias van haciendo que esos lugares se sientan como más grandes y más impresionantes que lo que en realidad son.

Si se diera el caso en que regreso a esos sitios, exactamente a los mismos lugares, ya me resultarían un tanto familiares y cercanos a la realidad, y por ende quizás menos impresionantes.

Este fenómeno saca a relucir una cualidad muy profunda del ser, y es que no son las experiencias en sí que añoramos o que calificamos con grandiosas, sino las percepciones e ideas que arrojamos sobre ellas, con las que etiquetamos memorias y las almacenamos en lugares correspondientes en nuestras mentes. Allí, esas memorias que etiquetamos como "agradables" suelen inflamarse y hacerse mejores que la realidad.

En otras palabras, mientras más experiencias nuevas tenemos, más permitimos que nuestras mentes alberguen memorias, y en el proceso de almacenarlas las ornamentamos y rediseñamos, hasta que nos queda no sólo las percepciones bi-dimensionales, sino nuestra pura perspectiva del mundo alrededor. 

Y esto es así con todo. Si me tomo una taza de café, el sabor que me queda en la boca hace que añore la experiencia que acabo de vivir. Si observo una buena película, mi impresión, opinión e interpretación luego de haberla finalizado es más grande que la película en sí, ya que está menos contenida en el tiempo, y es más personal.

El sábado que viene, iré de campamento a un parque en donde se encuentra un río, que según me han dicho uno dura 4 horas flotando sobre el suave cauce. Estoy muy emocionado por la experiencia en sí, pero más me emociona la idea de que es algo totalmente nuevo para mí, lugares donde nunca he estado presente y pronto lo estaré. Y sé que lo más grandioso de todo serán las memorias que me llevaré, y que se quedarán impresas en mi mente hasta que tenga capacidad para recordar.

16.6.11

Carta a Un Desilusionado

Querido Desilusionado,

Te he venido leyendo y observando desde hace tiempo. He leído tus escritos en el blog, tus tweets, y los enlaces que compartes en las diferentes redes sociales. Me queda muy claro cómo conduces casi toda conversación para llegar a ese tema que tanto te ha desilusionado, aunque sea para lanzarles un flechazo adicional. Es super-evidente que defines tu propósito en la vida como cazador de ese grupo que tanto te desilusiona, que tan profundamente sientes que sería un logro para la humanidad si un día explotaran y se vuelva a escuchar de ellos sólo en los libros de historia.

Te he venido escuchando, y entiendo tu postura. Por medio de esta carta, quisiera hacerte una pregunta honesta...

¿Qué has logrado por medio de todo eso?

Me imagino que no los has logrado convencer a todos, ya que de ser así, desistirías de tu tiroteo. Supongo que no has logrado convencer a una gran mayoría a tu forma de pensar, porque en ese caso tendrías las manos demasiado llenas tratando de enseñar los pormenores de tu camino a tus nuevos conversos/desconversos/lo-que-sea. Creo no equivocarme al pensar que nunca has convencido a uno de sus grandes líderes, ya que hubieses salido en el titular de tus publicaciones, y hoy estarías demasiado ocupado haciendo giras y firmando autógrafos, ostentando tu nuevo trofeo.

Entonces, ¿verdaderamente qué has logrado?

Te digo esto con todo respeto, mi amigo Desilusionado. Con un poco de humor, pero con respeto. Me parece que lo estás haciendo más para desahogar todo lo negativo que sientes, que porque realmente te interesa un cambio.

Y puede ser — y perdóname si me equivoco — que muy en el fondo, en realidad no desees ningún cambio, ya que si aquello que tanto te molesta dejara de existir, luciría como si parte de tu identidad y propósito en la vida se perdería, y tú ya has dedicado bastante tiempo haciendo campañas como para que desaparezca así por así. Quizás sería incómodo darte cuenta de que has invertido tanto tiempo en entrenarte bien para eliminar algo que de buenas a primeras ya no existe.

A la vista de todos, tú eres un "anti-", y a mucho orgullo; y los "anti-" necesitan a los "pro-" para subsistir. Ustedes son una simbiosis ideológica. Uña y dedo. Jamón y queso. Ustedes juntos hacen una liga; antagónica sí... pero son una liga.

Mi amigo Desilusionado, ¿cómo cambiaría tu productividad si en vez de dedicarle tanto tiempo a ser "anti-", te decidieras a ignorar que tus enemigos declarados importan tanto, y te empeñaras en otra cosa que realmente logre algo? Tanta campaña y no has logrado nada... ¿tiene sentido seguir?

Fíjate, no estoy discutiendo las razones por las que te sientes desilusionado. Quizás tengas toda la razón del mundo para sentirte así. Te hablo sólo sobre productividad.

Tú tienes sólo una cantidad limitada de días en la tierra. ¿De verdad deseas hacer cenizas de una gran parte de esos días luchando batallas inútiles, "expresándote", desahogándote sin sentido? ¿No sería mejor ponerte de pie y representar algo? (No, amigo Desilusionado... el ser "anti-" no se trata de representar algo, sino que te define el estar en contra de quienes sí representan algo).

Creo que ves mi punto, pero dudo mucho que te convenza. En realidad, no ha sido mi intención convencerte, por lo menos no ahora mismo. No obstante, en algún momento puede ser que veas las grietas de tu plan maestro, o que te quede claro que tu tiempo es un recurso valiosísimo que estás desaprovechando. En todo caso, es mi deseo que esta carta te llegue a la mente justo durante esos momentos, y que consideres que hay otro camino.

Gracias por leerme, sinceramente,

Alexander Rodríguez

27.5.11

Algunos de mis #Microrelatos

Tenía mucho que no realizaba escritura creativa, y anoche tomé ocasión de un hashtag en Twitter que andaba dando vueltas, #microrelatos, que se trataba sobre eso mismo, crear micro-relatos o historias que cupieran dentro de los 140 caracteres permitidos por Twitter, y que naturalmente dejaran espacio para colocar el hashtag  (o sea que quedarían unos 125 caracteres disponibles).

Me gustó el reto. Es increíble lo mucho que se puede decir con pocas palabras bien seleccionadas, y en diversos géneros: suspenso, comedia, drama, documental de la vida real, y otros. Y pues, realicé algunos micro-relatos que creo que me quedaron bien, y quisiera compartir acá.

+ - + - + - + - + - +

"Sí podemos" dijo el detective, "pero por un precio." Lo escribió en un papel, y el cliente cambió de parecer. 

+ - + - + - + - + - +

"Pase adelante, ¡en este circo le sorprenderemos!" dijo el dueño. El niño inmutado respondió, "lo dudo." 

+ - + - + - + - + - +

"¡Lo logré! ¡He atrapado todo lo que vuela!" gritó Pepe. El viento pegó su cara... y se marchó desilusionado. 

(Los que lo han leído, reconocerán que esta es una versión micro de mi cuento "Pepe y la Gran Caja Gris".)

+ - + - + - + - + - +

"Está bueno el vino, aunque tiene un sabor extraño ¿no crees, mi amor?" Ella respiró de prisa, ocultando el frasco de cianuro. 

+ - + - + - + - + - +

"¡Nunca te fui infiel!" le dijo él con lágrimas. Ella le abrazó allí, justo debajo de su diploma de la academia de actuación. 

+ - + - + - + - + - +

"No te vayas, tres elefantes, no te vayas". Le dejó y fue el momento menos predilecto de su visita al hospital psiquiátrico. 

+ - + - + - + - + - +

El muchacho huía de la multitud porque quería ser "diferente", y se unió a un grupo de "diferentes". Y eran una multitud. 

+ - + - + - + - + - +

"Es que no recuerdo" dijo el viejito. La esposa frustrada tiró el cierre de combinaciones, y se abrió... "Ah ya recuerdo." 

+ - + - + - + - + - +

Sólo quería que su hijo llegara. Su hijo se marchó a la guerra. La guerra había terminado. Su hijo no terminó de llegar. 

+ - + - + - + - + - +

El vaquero verde sobre el caballo rosa bajo un cielo púrpura... Película en televisor dañado, nada divertido. 

+ - + - + - + - + - +
 
José se fue del campo para tener mejores oportunidades. En la ciudad años después, soñaba con retirarse en el campo. 

+ - + - + - + - + - +

Él estaba seguro de que tenía 3 anillos de oro. Su mayordomo le aseguró que eran sólo dos, y los señaló con sus manos sudadas. 

+ - + - + - + - + - +

Sacrificó a su familia, y consiguió el trabajo de sus sueños. Luego sacrificó ese trabajo para no perder a su familia. 

+ - + - + - + - + - +

Y los tres siguientes son micro-relatos verídicos, y de mi propia vida.


Lloraban en el funeral de su padre, excepto él. Con su sonrisa expresó alivio luego de la lucha perdida contra el cáncer.  

+ - + - + - + - + - +

Siendo un niño de una gran ciudad, nunca aprendió a nadar, pero encontró el maestro perfecto 35 años después. Su propio hijo. 

+ - + - + - + - + - +

Le acarició el vientre con la visión de que el niño sería como él y tocaría la batería. Y la visión nació 5 años después.  

Si alguien desea compartir algunos de sus propios micro-relatos favoritos, siéntanse libres de colocarlos en los comentarios. 

24.5.11

¿Está Prohibido en Las Escrituras el Predecir Fechas?

Luego de la locura de Harold Camping de predecir que el 21 de mayo sería el Rapto, alguien en Facebook me retó porque hice la aseveración de que el grupo de Camping era una secta. Una de las razones de esa etiqueta era porque Camping predijo una fecha para ese evento (bajo razonamiento con muy poca calidad hermenéutica, pero ese no es el tema acá), y desobedeció un claro precepto Bíblico que es el de no fijar fechas de los eventos descritos por Jesús y los apóstoles.

Pues esta persona me ha retado, afirmando:

a) Que la Biblia no hace tal prohibición, y
b) Que la Biblia no es clara en cuanto a este tema.

Quisiera analizar acá algunos de los pasajes que le había compartido para probar que sus afirmaciones son falsas. Si logro mostrar que las Escrituras sí expresan tal cosa como prohibición, y que lo hacen con claridad, consideraré que he falsificado las afirmaciones arriba descritas.

1) "Pero de aquel día y hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre... Por tanto, velen (estén alerta), porque no saben en qué día viene su Señor... Por eso, también ustedes estén preparados, porque a la hora que no piensan vendrá el Hijo del Hombre." —Mateo 24:36, 42, 44

En estos versos se ve claramente que Jesús afirma que, a pesar de que en otros pasajes mostró cómo era posible saber una aproximación de la época (Mat 24:34) ningún hombre sabría la fecha de Su venida con precisión de día ni hora. No sólo dice que nadie lo sabría, sino que es prerrogativa de Dios Padre el saberlo.

Luego dice que estén alertas porque no saben el día. No dice, "quizás no sepan el día, pero quizás se lo diré a un individuo especial". Hace de nuevo una afirmación clara y objetiva de que nadie en la creación lo sabría.

Está claro que Jesús limita este conocimiento a una sola persona, al Padre. En otras palabras, el conocer la fecha es una cualidad del Padre. El declarar saber la fecha equivale a una de dos cosas:

a) Es mentira que sólo el Padre conoce el día y la hora; por tanto, Jesús mintió.

b) Es verdadero que sólo el Padre conoce el día y la hora; una persona X (en este caso, Harold Camping) conoce el día y la hora, por tanto esa persona X es el Padre.

En el caso de a) se blasfema contra Dios encarnado como el Hijo, y en el de b) se blasfema al colocarse en el rol del Padre. Ambas posibilidades son claramente prohibidas en las Escrituras, y por tanto, estos pasajes no dan pie a la posibilidad de fijar una fecha sin traspasar un precepto Bíblico.

2) "Velen (Estén alerta), pues no saben ni el día ni la hora." —Mat 25:13

En esta no voy a profundizar mucho, porque ya cubrí su contenido en el punto anterior. Sólo para recapitular, Jesús de nuevo acá afirma que nadie sabe el día ni la hora. El fingir que alguien sí sabe equivale a decir que Jesús miente, lo cual equivale a decir que Dios miente, lo cual equivale a decir que Dios no es santo y que es a fin de cuentas igual que un hombre (Números 23:19).

3) "Jesús respondió: "Cuídense de no ser engañados; porque muchos vendrán en Mi nombre, diciendo: 'Yo soy el Cristo (el Mesías),' y: 'El tiempo está cerca.' No los sigan."

En este pasaje, Jesús da una alerta a sus discípulos acerca de aquellos quienes se harían pasar por El y los que dirían "el tiempo está cerca". Según los puntos anteriores vimos cómo nadie sabría ni el día ni la hora. Acá Jesús va más allá, y dice que nadie que crea en Cristo debería seguir a alguien quien pregone que "el tiempo está cerca" sin ser verdad.

Muchos falsos pronosticadores caen bajo esta categoría, y la alerta de Jesús es clara: no los sigan. Sería ilógico pensar que el fijar fechas es una práctica aceptable, cuando Jesús da avisos de advertencia con respecto a las personas quienes hablan de esta manera.

Es interesante observar que Jesús coloca el hacerse pasar como el Mesías y el decir "el tiempo está cerca" como dos señales de engaño. Como observamos en el análisis al primer pasaje, es posible que la persona quien afirme saber las fechas lo haga porque esté aplicándose a ella misma la deidad del Padre.

De nuevo, Jesús empieza esta advertencia diciendo "cuídense de no ser engañados". Para Jesús, tanto hacerse pasar como el Mesías como el decir falsamente que "el tiempo está cerca" es una muestra de engaño. Las Escrituras prohiben el engañar (8vo mandamiento de los 10 famosos, Éxodo 20:20), y por tanto, el fijar fechas es una transgresión a la ley de Dios.

4) "Jesús les contestó: "No les corresponde a ustedes saber los tiempos ni las épocas que el Padre ha fijado con Su propia autoridad;" — Hechos 1:7

En este verso vemos que Jesús habla más sobre la exclusividad del conocimiento de la fecha, perteneciente sólo al Padre. "A ustedes no les corresponde saber."

De nuevo, el decir que sí nos corresponde saber equivale a a) decir que Jesús mintió, o b) decir que la persona que sabe es el Padre mismo, ambas siendo transgresiones a la Ley.

5) "Ahora bien, hermanos, con respecto a los tiempos y a las épocas, no tienen necesidad de que se les escriba nada. Pues ustedes mismos saben perfectamente que el día del Señor vendrá así como un ladrón en la noche;" — 1 Tes 5:1-2

En este pasaje, el apóstol Pablo admite que el fijar la fecha no es necesario para una persona quien escribe con autoridad como él. ¿La razón? Porque a pesar de todas las señales dadas, el Señor vendría "como ladrón en la noche".

Sería ilógico pensar que "como ladrón en la noche" implica que todos sabrían cuándo llegaría. La metáfora es clara en que el tiempo sucedería de tal forma y en tal momento que sorprendería a todos.

En este pasaje no se observa la prohibición con tanta claridad como en las otras, pero sí podemos deducir que el que fija fechas contradice las palabras de Pablo cuando dice que "no es necesario escribir sobre los tiempos". En otras palabras, el que pretende fijar una fecha futura para Su venida está diciendo que sí es necesario escribir sobre esto.

Más aún, el que afirma que deduciendo e interpretando la Biblia vía simbolismos y numerología llega a determinar la fecha, está a la vez afirmando que Pablo no sabía lo que estaba hablando, ya que, según el que fija fechas, para Dios sí era necesario escribir sobre los tiempos, ¡ya que a fin de cuentas lo hizo!

Y si Pablo no tenía razón en esto, las palabras de Pablo carecen de autoridad. No obstante, la mayoría de los que fijan fechas (Harold Camping incluído) sostiene la autoridad de los escritos de Pablo. Es decir que para el que fija fechas, Pablo tiene razón y a la vez no tiene razón; y en tal contradicción o está tratando de engañar a los demás (de nuevo, falso testimonio), o su enseñanza es una insensatez y la persona es un falso maestro (otra forma de emitir falso testimonio.

En conclusión, vemos en estos pasajes claramente que el fijar fechas transgrede contra la integridad del hombre y el carácter de Dios descrito en las Escrituras. BlogBooster-The most productive way for mobile blogging. BlogBooster is a multi-service blog editor for iPhone, Android, WebOs and your desktop

15.4.11

Marcas Personales "Anti-_____"

Cuando forjamos nuestras marcas personales, usualmente pensamos en los aspectos que nos gustaría que los demás asociaran con nuestra persona. Sin embargo, muchos de nosotros — y a veces sin darnos cuenta — hemos caído en darnos a conocer más por lo que estamos en contra, y no por lo que estamos a favor.

Ambos énfasis pueden ser marcas personales, y de hecho lo son. Me viene a la mente las personalidades de comentario político quienes con sus palabras se identifican con un lado del espectro político, y sin embargo todos saben que en realidad su función es sólo criticar todo lo que el otro lado del espectro dice o hace.

Ambos tipos de marca personal pueden llevar a provocar un cambio tanto en la persona como en los demás. En el caso de las marcas personales positivas (MPP), si se representa algo sin tomar acción, los demás pueden ver claramente que es sólo palabrerío. En la medida que se rehuse a tomar acción, sus palabras suelen ser desvaloradas y al fin de cuenta ignoradas.

Sin embargo, en el caso de las marcas personales "anti-" (marcas personales negativas, ó MPN), es perfectamente aceptable criticar una postura sin tomar acción positiva. En su mente, la crítica negativa es toda la acción necesaria.

De nuevo, el que critica una postura no tiene por qué hacer nada para apoyar la postura contraria a la que critica. Definitivamente puede hacerlo, y existen incontables ejemplos de personas quienes lo hacen, pero no tienen que hacerlo necesariamente. De ese modo, mientras que las MPP usualmente son avergonzadas si no manifiestan lo que representan vía la acción, las MPN no tienen que mostrar acción necesariamente.

La conclusión a la que estoy llegando es obvia: el que realmente desea un cambio hace bien en tener por lo menos un aspecto de marca personal positiva.

¿De acuerdo, o no? ¿Por qué?

13.4.11

¿Por Qué Tantos Temas Motivacionales en Mi Blog?

Si alguien ha venido leyendo este blog (les hablo a ustedes dos o tres), pudieran preguntarse por qué estoy escribiendo tanto sobre desarrollo personal y motivación. Quisiera responder a esa pregunta con algunos pensamientos.

Primeramente, la realidad es que en este blog siempre he tratado con temas sobre cómo funciona la mente, nuestra percepción, nuestras costumbres; es un aspecto de la vida que me apasiona, y desde que empecé este blog he tratado muchos temas sobre eso, o con ese enfoque en alguna medida.

También me apasiona la idea del cambio, la transformación y lo dinámico del ser. Por eso el URL de este blog, ichanged, que en inglés querría decir "he cambiado". Por igual el título del blog "Metanoia" que en griego quiere decir "transformación mental", y es la palabra que en el Nuevo Testamento en español ha sido tan lamentablemente traducida como "arrepentimiento".

Me emociona la idea de que el cambio es posible, que podemos buscar pasar de una categoría de pensamiento a otra, a veces sin mucho esfuerzo, y otras veces dedicándole bastante tiempo y esfuerzo; pero ya sea en uno u otro caso, es posible. Me fascina la idea de que muchísimas de nuestras limitaciones son auto-impuestas, y que la luz de Dios (gracia común) brilla sobre nosotros para liberarnos de las cadenas que nosotros mismos nos hemos colocado.

En fin, volviendo al tema de lo reciente... A pesar de que no es nuevo en mí ni en este espacio, es verdad que recientemente he dedicado más tiempo pensando y escribiendo sobre temas para motivar. Esto, pues, se debe a dos razones primordiales.

La primera, porque yo he estado necesitando motivación, y mucha. Hace sólo unos meses me encontraba en el peor momento de mi vida, tanto emocional como físicamente. Dice un dicho por ahí que el que enseña, aprende dos veces, así que todo esto es un ejercicio de repaso al igual que de compartir con otros lo que me ha ayudado a salir de esa condición.

La segunda, porque percibo que mucha gente también está necesitando ser motivada. Hay pensamientos e ideas raíz que me han ayudado bastante. Algunas las he recogido por ahí en el camino, otras las genero yo mismo (o por lo menos así me luce, aunque sospecho que estas ideas no tienen nada de original). Si no las comparto, sería como el agua estancada, que al no fluir toma mal olor y empieza a ser criadero de alimañas.

Deseo que toda bendición que caiga en mis manos fluya hacia adelante, que sea de bendición a otros por igual, y por eso escribo y publico estas cosas.

¿Alguien tiene un tema del que desearía que escribiera? Soy todo oídos. :)

11.4.11

Sobre "Marcas Personales"

Todos tenemos una "Marca Personal," y no me refiero a un logotipo ni un nombre de marca registrada. Me refiero al conjunto de ideas que llegan a la mente de otra persona cuando piensan en nosotros. ¿Qué es lo primero que instantáneamente le llega a la mente de otro cuando se hace referencia a ti (de forma no-descriptiva)?

Naturalmente, existe una variedad de cosas que los demás pueden pensar sobre nosotros, y es totalmente subjetivo. Sin embargo, generalmente se pueden encontrar algunas ideas en común.

Si observamos estas ideas en común, en su mayoría, notamos que están influenciadas por nuestras acciones y expresiones. Por ejemplo, si las personas generalmente piensan que soy amistoso, no será sólo porque les dio la gana de decidir que soy amistoso; seguramente hay algo que yo haya hecho para dar esa impresión.

Cuesta esfuerzo construír las Marcas Personales (me refiero a los aspectos positivos), pero se destruyen con facilidad. Sólo hace falta actuar de forma opuesta a la marca establecida, y eso causará una grieta profunda en lo que se había construído.

¿Crees que tener una Marca Personal es importante? ¿Conoces cuál es la tuya?

5.4.11

¿Quieres Jugar la Lotería? Juega Esto Primero...

Muchos dicen que la Lotería es el impuesto a los pobres. Observando la medida de beneficios que deja, y el estado económico de los que suelen participar de ella, me parece que el dicho no está tan lejos de la realidad.

Pero para ilustrar las posibilidades de ganarse "el premio gordo", han creado esta útil aplicación (está en inglés). Juéguenlo, experiméntenlo, y luego me dicen si alguien logra ganar.

21.3.11

Más Conectados de lo que Creemos

A veces me asombro de que a pesar de la distancia — geográfica, y en muchos otros sentidos — personas comunes y corrientes podamos encontrarnos experimentando casi lo mismo. Quizás no experimentamos todo igual en detalle, pero sí en sustancia.

Ejemplo: No siempre logro leer los blogs de amigos desde el momento que publican (aunque quisiera), pero generalmente procuro dedicar un día a la semana para ponerme al día.

Varios días luego de haber publicado un audio en la entrada Viviendo Plenamente en el Presente, me senté a dedicarle ese día de "catch-up" a la lectura de blogs.

Con sorpresa, me encuentro que Carlos González pintaba con otra escena el mismo fondo, en su escrito Esas Pequeñas Maravillas.

Luego me topo con otro de mis hermanos mexicanos, El Perro, quien habla en un breve escrito sobre la importancia de la Cotidianeidad.

Diferentes palabras. El mismo mensaje.

"Hay que vivir en el presente."

Quizás muchos otros han hablado sobre lo mismo en otro tiempo. Lo que me sorprende es que una idea tan simple nos esté volando en la cabeza a estos (y quién sabe si a muchos más), casi al mismo tiempo, y sin influenciarnos uno al otro.

Estamos más conectados de lo que creemos.

18.3.11

El Camino Más Rápido y Directo Hacia La Mediocridad

Existe una infinita cantidad de maneras de hacer las cosas de forma destacada, distinguida, espectacular; Así también hay una infinita cantidad de maneras de hacer cosas de forma inútil, mediocre, pobre.

Pero existe una manera de llevar todo al punto más mediocre y pobre posible, pero de forma fácil y rápida.

Haz sólo lo que te guste en toda ocasión.

Si sucumbes a la Resistencia, y eliges sólo lo que te da placer, te garantizo que tu vida estará llena de mediocridad, jugarás bien al juego de ser igual como todos los demás, y no alcanzarás nada de lo cual podrás sentirte satisfecho.

Nuestras sociedades están llenas de personas sin deseo ni ánimo de aprender ni de superarse. Mi teoría es que esas personas caen en ese ritmo porque constantemente han escogido el camino fácil, el que les da el placer inmediato. Es más fácil y placentero apagar el cerebro viendo un programa de televisión, que activarlo estudiando un nuevo idioma. Es más fácil y placentero comerse una funda entera de papas fritas que comerse un plato más pequeño pero con comida más saludable. Es más fácil y placentero navegar el internet en la oficina que dedicarse y cumplir el trabajo por el que le pagan al 110%.

Cada uno de nosotros tiene dones y habilidades (por gracia común), y son bienes y tesoros de Dios que cuesta esfuerzo cultivar. Y esos esfuerzos a veces no son divertidos ni placenteros. Pero con sólo escoger hacer lo que te agrada, podrás garantizar que jamás esos dones serán cultivados.

Sólo hay una excepción a esta receta: Aquellos quienes se han opuesto a La Resistencia con tanta frecuencia que han creado hábitos beneficiosos, y han desarrollado un placer particular hacia esos hábitos, saben diferenciar entre los placeres vacíos y aquellos que nos llevan hacia algo mejor.

16.3.11

Ejemplo de Fe

El año pasado tuve uno de esos momentos donde sientes que te brillan con una gran linterna y tu propósito en la vida — por lo menos uno de ellos — se manifiesta con claridad. Habiéndome convencido de que no me hace falta ni tampoco es una meta sana intentar ser perfecto, procedí a buscar cuál sería una meta más humilde, pequeña y realista que en verdad pueda trazarme y cumplir.


Concluí que... mi propósito es ser un ejemplo de fe.


Llegué a esa conclusión por varias razones, y una de ellas es que observo que la gente en verdad desea y necesita ver personas quienes pueden llevar una fe con sinceridad. Hay tanto blablabla, tantos espectáculos de predicación, tanto pseudo-cristianismo y tantos cristianoides, que la gente está cansada y sólo se pregunta si una persona normal puede caminar por este camino, o si se requiere ser una especie de fenomenoide para poder uno decir que es Cristiano. Yo me considero una persona bastante normal, y sigo andando por la Gran Ruta, y por tanto pienso que tengo la posibilidad llenar el rol de ejemplo.

¿Estoy al nivel de un mártir, un misionero, un apóstol? Para nada, han habido hombres y mujeres mucho más formidables que lo que yo aspiraría a ser.

No pretendo ser un ejemplo perfecto de fe, pues regresaríamos al mismo punto que ya he abandonado. No puedo ser perfecto, por lo que nunca seré un ejemplo perfecto de nada. No obstante, ese es precisamente el asunto en todo esto. Quiero ser un ejemplo fe y a la misma vez un ejemplo de imperfección. En mi propósito, las dos cosas van mano a mano.

Quiero ser ejemplo de uno quien yace firme en su fe en Cristo a pesar de mis múltiples y multiformes defectos. Quiero poner bien en claro que el peor enemigo de mi propia fe soy yo mismo, y aún así permanezco con raíces en tierra (o debo decir, ¿en el cielo?).

Quiero ser ejemplo de otras cosas también, las cuales naturalmente fluyen desde mi fe: quiero que mi matrimonio sea ejemplo de que sí se puede cumplir un pacto sin recurrir al divorcio cuando las cosas andan mal; quiero que mi paternidad sea ejemplo de que un hombre no tiene por qué despreciar a sus hijos, sino que puede criarlos de forma saludable y en amor; entre otras cosas, por supuesto.

Algunas aclaraciones: no es que busque aplausos ni aprobación, no es eso. Prefiero que alguien se apoye de mí, si así lo necesita, que me usen como conejillo de indias, caso de estudio, y vean que un hombre tan imperfecto como yo — que soy a fin de cuentas sólo uno más del redil — puede hacerlo, y si es posible que se decidan a empeñarse en lograrlo también. No me molestaría que hablen de mí como, "muchos hoy día dicen que tienen fe pero en realidad es sólo actuación; pero conozco a un tal Alex, que a pesar de ser _________*, el tipo lleva una fe verdadera."

*Llene el espacio en blanco con cualquiera de mis incontables defectos... hay bastante de donde escoger.

Tampoco busco cambiar al mundo, ni a una comunidad, pueblo ni villa. Mi meta, como dije al principio, es humilde.

Quiero ser ejemplo de fe para una sola persona en el mundo entero, y ya.

Eso es todo.

Si soy ejemplo para sólo uno de mis hijos, consideraré que ya llegué a la meta (Y dado que tengo dos hijos, si logro ser ejemplo para ambos, ya habré logrado 200% de lo que me propuse). La realidad del caso es que el esfuerzo que requiere llegar a ser ejemplo para 10,000 es el mismo que para uno sólo, así que sólo me enfocaré y dedicaré todo el empeño hacia cumplir 100% de mi meta, una sola persona. Si en el proceso cumplo 100,000% de mi meta, 10,000 personas, pues el exceso de éxito fue puramente incidental, y se lo dedicaré al Señor, como todo lo demás. A mí me da igual.

Más aún, si logro ser ejemplo de fe para una sola persona, la meta no se cumple por lo que cause en esa persona, sino por lo que causó en mí el perseguir esta meta. Si no logro ese pequeñísimo objetivo, todo mi caminar en Cristo ha sido en vano. En otras palabras, si no puedo revelar una vida con el Señor para una sola persona por medio de mi caminar, entonces mi caminar fue un puro fracaso, y quizás hasta falso.

"Imítenme a mí, como yo imito a Cristo." escribió el apóstol Pablo en 1 Corintios 11:1. Esa es mi meta, pero en singular, dirigido a una sola persona, "Imítame a mí." Si logro ser ese nexo entre Cristo y una sola persona en el planeta entero, podré pasar de este mundo felizmente, y habré cumplido mi propósito.


.

15.3.11

Viviendo Plenamente en el Presente (Audio)

Grabé un audio sobre algo en lo cual he estado reflexionando mucho últimamente, el tema de vivir mentalmente en el presente, y no en el pasado ni el futuro. Se expresa mucho mejor de forma hablada, así que aquí están mis pensamientos (18 minutos).

14.3.11

Un Consejo Horrible

Entre los peores consejos que se le puede ofrecer a una persona, hay uno que se lleva la torta con todo y espátula. De por sí es horrible, pero lo empeora aún más el hecho de que mucha gente cree que es un buen consejo, a tal punto que ya escaló la montaña de los slogans comerciales, pasó del otro lado, y sacó carnet de residencia en la villa del lingo popular.

¿Cuál es ese consejo? Es este:

"Nunca, nunca, NUNCA te rindas."

Seamos honestos: en la vida hay situaciones en la que es mejor rendirse. Hay caminos que conducen hacia ninguna parte, o bien te mantienen en el mismo lugar aunque al principio sientas que estás caminando.

Lo mejor es darse cuenta de que uno tiene una cantidad limitada de recursos (tiempo, energía, enfoque, confianza por parte de otros), y conviene depositar la mayor porción de esos recursos en lo que realmente valga la pena.

Desde que observemos que nuestros recursos están siendo desperdiciados, debemos rendirnos, reconocer que no tiene sentido continuar gastando innecesariamente, y redirigirlo a algo más productivo.

Yo sé que el consejo horrible usualmente pretende estimular a las personas quienes recién embarcan en una situación difícil, y a quienes les hace falta ánimo para seguir hacia adelante. En la mayoría de los casos, el consejo tiene la mejor de las intenciones.

No obstante, se ha hecho mucho daño vía las buenas intenciones. Este consejo absolutista ofrecido a alguien quien haya iniciado un camino inútil puede llevar a un desastre.

"Nunca, nunca, NUNCA te rindas"... ¿A una persona quien gasta su salario cada semana en loterías? ¿A una persona quien empieza un negocio sin la asesoría adecuada? ¿A un artista quien abandona a su familia y todo lo importante para alcanzar un potencial ilusorio? ¿A una persona quien decide no descansar hasta lograr vengarse de alguien quien le hizo daño? ¿A una persona quien persigue satisfacción carnal en muchas mujeres a la vez, aún estando casado?

En todos esos casos, y muchos otros con que tú y yo podemos toparnos, conviene rendirse, darse por vencido, levantar la bandera blanca y tirar la toalla. Es el primer paso antes de re-evaluar y redirigir nuestro parecer (metanoia).

11.3.11

InSPAración de la Semana: Llevando las Cosas a Otro Mundo

Hace un par de semanas acompañé a mi hijo menor, quien acaba de cumplir 6 años, a su clase de Tae Kwon Do. Durante la clase, otro niño actuando completamente fuera de orden se le acercó y empezó a molestarlo, pegándole el puño sin mucha fuerza pero de forma repetida. Cuando atiné a reaccionar, el niño ya se había alejado de mi hijo.



Lo notable del caso es que mientras estaba siendo molestado, mi hijo se quedó completamente tranquilo. No lloró, no se quejó, no se desesperó ni tampoco pidió ayuda. Estaba completamente calmado.

Yo, que en el pasado he sabido perder el control con facilidad, honestamente admiré su reacción. No creo que lo aprendió de mí, ya que como dije, no creo haberle dado el mejor ejemplo en esa área (y lo digo con cierta vergüenza). Tampoco creo que fue algo que haya aplicado como fruto de estudiar artes marciales, ya que esta fue sólo su tercera clase, y ni do-bok ni cinturón tenía aún.

Al salir de la clase, le dije "oye, estoy muy feliz y orgulloso por cómo te comportaste frente a ese niño quien te estaba molestando."

Él me respondió, "sí, eso lo aprendí de Mr. Bellamy (su profesor de la escuela), quien nos dijo que cuando un niño nos molesta, debemos llevarlo a otro mundo."

"¿¿A otro mundo??" respondí extrañado. "¿Y qué significa eso?"

"Que lo mejor es actuar como si eso que nos molesta no existe."

¿Quién dijo que no podemos aprender de los niños? Inmediatamente le dije que no sólo me había enseñado algo que no había escuchado, sino que me lo había enseñado vía el ejemplo, que es lo más importante.

La próxima vez que algo me moleste, tendré que recordar sacarlo de donde estoy, y llevarlo a otro mundo.

9.3.11

La Carrera Inútil Hacia la Perfección

Ya les había dicho en mi escrito "Decisiones y Cambios" sobre algunas actitudes que he decidido abandonar. Allí les mencionaba que habían unos otros de los que no llegué a escribir. Aquí hablaré sobre otra de esas.

Esta no sorprenderá a nadie quien haya venido leyendo, ya que he mencionado este mal en otros escritos (Decadencia Urbana, Como Llegar a Ser Perfecto en 3 Simples Pasos, y otros).


La actitud se describe con el título de este post, y no debe confundirse con el perfeccionismo. Este último pienso que es el no descansar en una obra hasta que haya alcanzado un nivel en que se le pueda denominar como "perfecta".

En cambio, lo que me ocurría a mí es que tenía una idea de cómo algunas cosas serían si fuesen perfectas, y estaba tan convencido de que se debía alcanzar ese grado, que me frustraba y me paralizaba por la insatisfacción. Es decir, no era que estaba haciendo algo para lograr ser perfecto, todo lo contrario. Como reconocía que no había llegado a la perfección requerida, le restaba valor a todo lo que estuviera a mi alrededor, y me quedaba triste, a pesar de que no hacía mucho por cambiar la situación.

Suena como una locura, pero es fácil caer en una serie de sobre-expectativas sobre tu persona. Es el mensaje que te alimentan todos los medios vía distintos medios. El mejor es el que llega, el más talentoso, el más esto y lo otro.

La idea raíz de esta actitud es:

"Estoy compitiendo contra el mundo, así que tengo que ser perfecto."

Ahora, ya que he hecho cambio de mente (metanoia) con respecto a esto, he reemplazado aquella idea con esta otra:

"No puedo ser perfecto por más que lo logre, y no está mal, porque estoy mejorando día a día."

La diferencia es que la primera se enfoca en una meta muy alta, prácticamente inalcanzable. Mientras esa meta esté presente, siempre provocará que me enfoque en un lugar en donde no estoy. También se enfoca erradamente en un estado inerte, el de ser perfecto, que es distinto a mi estado inerte actual, el de ser imperfecto. Un estado inerte es aquel que no cambia, y por tanto era imposible cruzar el valle entre esos dos conceptos.

La segunda, en cambio, derrumba la grandiosa meta, y de hecho la anula y la ignora por completo. No es el objetivo. Se enfoca más bien en el proceso como una serie de pasos pequeños, las cuales puedo tomar bien o mal. No hay por qué sentirse mal por no haber alcanzado el estado de perfección si el paso que acabo de dar fue en buen sentido. Y si no lo fue, aún me queda la habilidad para corregir e intentar de nuevo.

Es la parte "porque estoy mejorando día a día" la que combate la objeción de que abandonar la perfección es un conformismo. No lo es, y la evidencia es que, aunque nunca llegaré a ser perfecto, pienso que hoy soy mejor que ayer.

¿Les ayuda esto? ¿Alguna sugerencia adicional?

8.3.11

¿Cuál es más Poderoso? Hábitos Vs. Voluntad (Tus Opiniones)

La semana pasada coloqué una pequeña encuesta via Twitter y Facebook. La pregunta fue simplemente:

¿Cuál es más poderosa, la fuerza del hábito o la fuerza de voluntad?

Las respuestas recibidas fueron de lo más interesantes, y aquí comparto la mayoría de las que recibí. Como me muevo en esos medios tanto en inglés como en español, las respuestas llegaron en ambos idiomas.







¿Quieres compartir tu opinión? Siéntete libre de hacerlo acá debajo en los comentarios.

7.3.11

Cómo Crecer Haciendo Una Sola Pregunta

¿Soy inteligente o tonto? ¿Soy un exitoso o un fracasado? ¿Soy un esforzado o un vago? ¿Soy amable o grosero?

No, ninguna de estas preguntas son candidatas para ser la que menciono en el título. Sin embargo, es una realidad que nos pasamos la vida haciéndonos este tipo de preguntas.

Incluso, puede ser que muchos de ustedes, como yo, hayan sido cuestionados de esta manera por parte de otros. Se nos juzga por lo que somos, etiquetándonos desde cualquier lado del espectro.

El problema de este esquema de preguntas es que simplemente no nos empujan a crecer, a madurar, a avanzar; y no importa en lo absoluto si estas preguntas nos pintan en un tono negativo o positivo, da igual.

Por ejemplo, si soy un fracasado, entonces no vale la pena hacer un esfuerzo, ya que es inútil; soy lo que soy. Pero del mismo modo, si soy un exitoso, tampoco es necesario hacer un esfuerzo, ya que he llegado a la cima, a la meta, ya no hay nada más qué hacer.

Así vemos que, negativas o positivas, las preguntas que nos pretendan establecer como un estado estático suelen lograr ese mismo resultado: un estado inerte, en donde simplemente no hay espacio para crecer.

El esquema errado

En su libro Mindset, la psicóloga Carol S. Dweck propone que existen dos tipos de esquema mental en el ser humano: la mentalidad fija, la cual hemos ilustrado, en la que la persona constantemente busca una o más definiciones estáticas de su persona; y la mentalidad de crecimiento, bajo la cual la persona en absolutamente todo momento se considera en medio de un proceso de cambio.

Sin importar si sus resultados son positivos o negativos, la mentalidad de crecimiento no recurrirá a las etiquetas, sino que hará preguntas que le lleven a examinarse para continuar con el proceso que va en curso. El punto no es "saber qué soy" como objetivo final, sino constante metanoia, cambios mentales.

Por supuesto, estos procesos llevarán una orientación. Precisamente se llama mentalidad de crecimiento porque en la mayoría de casos, la persona que abandona la mentalidad fija, al estar consciente del proceso en medio del cual se encuentra, suele re-dirigir su mirada hacia una orientación provechosa.

La pregunta mejor

Entonces, ¿cuál pregunta luce ser más conducente para apoyar un crecimiento positivo? Propongo que la próxima vez que nos encontremos ante una oportunidad de cambio — de nuevo, sea positivo o negativo — nos preguntemos lo siguiente:

¿Qué puedo aprender de esta situación?

Naturalmente, coloquemos a un lado la respuesta errada de una típica mentalidad fija, que sería la de aprender qué soy, basado en mis acciones y resultados. La idea preferible sería mantener las categorías intactas; es decir aprender de las acciones vía las acciones, de los resultados vía los resultados, y evaluar corrientes causales ciertas entre estas.

Por ejemplo, en un escenario donde se dé un resultado exitoso, sería un error típico de mentalidad fija decir, "¿Qué puedo aprender de esto? Que por mi reciente éxito soy una persona a quien todo le sale bien."

Lo preferible sería: ¿Qué puedo aprender de esto? Que el éxito reciente fue debido a los esfuerzos A, B y C, y las acciones 1, 2 y 3; y probablemente valga la pena continuar dichos esfuerzos y acciones para poder replicar el resultado exitoso."

Lo mismo se da ante un resultado de fracaso, la persona con mentalidad de crecimiento no se denomina personalmente fracasado, sino que evalúa los esfuerzos y acciones que dieron lugar al fracaso, y los modificará para así lograr un producto distinto.

Aún si nuestra respuesta a la pregunta es honestamente incorrecta, el hecho de simplemente hacernos la pregunta es un ejercicio apropiado que abre la puerta al cambio positivo.

Entonces, de nuevo, la pregunta que nos ayudará a crecer (y además nos mantendrá un tanto humildes y alejados de la depresión) es:

¿Qué puedo aprender de esta situación?

4.3.11

Mi Promesa En Este Blog

Prometo no escribir de forma manipuladora, sino honestamente sobre los temas que me han sido provechosos y que honestamente creo que valen la pena publicarse.

Prometo que los temas que escojo son 100% basados en lo que tengo en la cabeza en el momento.

Prometo que cualquier consejo o sugerencia que ofrezca, aunque de seguro será más que imperfecto, también será lo que sinceramente creo provechoso.

Por último, prometo escribir sinceramente lo que pienso, pero siempre con el lector en mente; en otras palabras, no me engaño pensando que esto es una agenda cerrada o privada. Mi responsabilidad es considerarte a ti quien lees ahora mismo, y eso prometo hacer.

Lo que NO prometo es cumplir tus expectativas en lo que escribo. De hecho, te garantizo justo lo contrario, de seguro te defraudaré, ya que naturalmente esperamos más de lo mismo de cualquier fuente, y yo eso no lo puedo hacer. Siempre me estoy moviendo, fluyendo.

Esas son mis promesas (y una anti-promesa). Gracias por dejarme saber que lo que escribo es apreciado.

2.3.11

InSPAración de la Semana: Si Está Dañado, Arréglalo

Esta me la envió mi hermana (de sangre) Melissa, quien encontró esto en un subterráneo en Nueva York:


Esta es una frase de contraposición a "If it ain't broke, don't fix it" (si no está roto, no lo arregles). Esta versión resulta tan básica, pero a la vez tan digna de recordar.

Si encuentras algo dañado, no te quejes y arréglalo. Si no lo puedes arreglar por más que lo intentes, no pierdas el tiempo quejándote.


1.3.11

Lo Nuevo del Spa (la semana pasada)

Aquí están todos los escritos de la semana pasada, por si alguien se perdió alguno:


Cómo Llegar a Ser Perfecto en 3 Simples Pasos

Con sólo seguir estos tres pasos sencillos, ¡usted puede llegar a la plena perfección! Un escrito sarcástico pero con un punto importante.


Acerca del Contenido Perenne 

Uno de los objetivos auto-impuestos que persigo escribiendo en este blog, que quizás no se note, es que el contenido sea perenne. No siempre lo logro con todo lo que escribo, por supuesto, pero sí lo considero mi norte. [...]



Tres Estrategias para Influenciar (Actualizado)

Una actualización a mi presentación sobre influencia a través del uso de las medios sociales.

Qué es La Resistencia, y Cómo Vencerla

La Resistencia se refiere a la fuerza que empuja en vía contraria cuando nos toca la ocasión de avanzar hacia algo que nos conviene (no en la superficie, como comodidad o placer, sino que en realidad nos conviene. [...]


24.2.11

Qué es La Resistencia, y Cómo Vencerla

Uno de los libros de Seth Godin que leí hace poco, Linchpin, dedica bastante tiempo hablando sobre un fenómeno que él llama "La Resistencia". No pienso entrar en las explicaciones de Godin de por qué La Resistencia existe, sólo quiero definirla y darla por sentado.

La Resistencia se refiere a la fuerza que empuja en vía contraria cuando nos toca la ocasión de avanzar hacia algo que nos conviene (no en la superficie, como comodidad o placer, sino que en realidad nos conviene.

Por ejemplo, si conviene a nuestra salud hacer ejercicios, La Resistencia nos empuja a quedarnos durmiendo. Pero La Resistencia no siempre nos lleva a quedarnos quietos, a veces nos lleva a ser más activos de la cuenta. Otro ejemplo: si nos conviene acostarnos temprano para dormir porque al día siguiente tenemos un compromiso importante, La Resistencia nos recuerda que nos dará mucho placer si nos quedamos dos o tres horas mirando más televisión.

Si te fijas, a La Resistencia le gusta que las cosas permanezcan tal y como están (o a veces peor). Por supuesto, tú vas a cambiar aunque no lo quieras. Muchos de esos cambios te pueden doler, te pueden implicar sacrificios, y La Resistencia lo sabe. No obstante, La Resistencia te hace creer que si sucumbes a su fuerza, estarás libre del dolor y la incomodidad producida por los cambios.

Esta fuerza ha sido en ocasiones espiritualizada como diablos, demonios y otras cosas más, pero a mí me ha resultado más efectivo tomar responsabilidad total y decir que La Resistencia es una parte de mi ser contra la cual hago guerra día a día. Creo que era a lo que se refería el apóstol Pablo cuando hablaba en Romanos 7 : "Porque lo que hago, no lo entiendo. Porque no practico lo que quiero hacer, sino que lo que aborrezco, eso hago."

Aquí la buena noticia: La Resistencia se puede vencer.

La Resistencia es poderosa, poderosísima. Es incluso capaz de convencernos de que no somos capaces de cambiar. Y si creemos que no somos capaces de cambiar, ciertamente no hallaremos las fuerzas para tomar el primer paso hacia el cambio. La Resistencia incluso nos hace creer que como no hemos cambiado en el pasado, tampoco lo haremos en el presente ni en el futuro; pero por supuesto, es sólo una ilusión.

Entonces, ¿cómo se vence? Aquí algunas ideas que me han funcionado.

     1- Se reconoce que existe.

No digo "existe" como un ser, sino como algo muy real que se experimenta con frecuencia. La clave está en reconocer que La Resistencia, aunque es una parte de nosotros, no es una parte esencial de nosotros. Es decir, podemos llegar a observar a La Resistencia como si fuera un individuo o ente fuera de nosotros (aunque como dije, no creo que lo es).

Por ejemplo, si me levanto temprano a hacer ejercicios físicos, La Resistencia puede asomarse a convencerme de que me quede durmiendo un poco más. En ese momento, debo reconocer que no soy yo el que quiere quedarse durmiendo, sino La Resistencia. Yo quiero estar saludable, eso es lo que realmente deseo. De esa forma, identifico los propósitos distintos entre La Resistencia y yo.

     2- Se procura hacer justo lo contrario de lo que La Resistencia desea.

Siguiendo el ejemplo anterior, si La Resistencia desea que yo me quede durmiendo, mi ataque contra ella es levantarme de la cama. Suele suceder que La Resistencia no se rinde fácilmente, así que me sugerirá que pierda el tiempo con cualquier cosa. Hace falta enfoque para aplicar el primer punto de nuevo, identificar el nuevo plan de La Resistencia, y de nuevo hacer justo lo contrario.

     3- Se hace lo contrario de forma tan repetida y en un período extendido, que se vuelve un hábito.

Si desobedecemos La Resistencia suficientes veces, de tal forma que desobedecemos casi de forma instintiva, La Resistencia se cansará de pelear y ella misma se acostará a dormir. Puede que se despierte y ataque en otras áreas de nuestra vida, en cuyo caso volveremos a aplicar desde el punto 1 en ese nuevo escenario.

¿Les ayudan estas ideas? ¿Tienen otras sugerencias?

23.2.11

Tres Estrategias para Influenciar (Actualizado)

Acabo de actualizar mi presentación "Tres Estrategias para Influenciar". Al final tenía unas pautas para videos que en realidad no estaban incluídos, sino que en la conferencia donde lo presenté, se reprodujeron por separado. Ya he eliminado las pautas, y en sustitución he agregado algunas ideas adicionales.

Aquí está:


También me estoy preparando para traducirlo en inglés, ya que me gustaría compartirlo, y si es posible presentarlo en alguna conferencia también.

22.2.11

Acerca del Contenido Perenne

Uno de los objetivos auto-impuestos que persigo escribiendo en este blog, que quizás no se note, es que el contenido sea perenne. No siempre lo logro con todo lo que escribo, por supuesto, pero sí lo considero mi norte.

No encontrarán en este blog (ni en otros para los que escribo) noticias de último minuto, notas de prensa, "extra, extra". Existen bastantes autores haciendo eso, y es un espacio muy competido en el cual no creo que yo quepa ni aunque que lo intente.

Yo escribo sobre ideas que pudieran ser relevantes en cinco años... o quizás no. El caso es que pudieran serlo. Muchos de mis primeros posts del blog pudieran ser re-publicados aquí, y dudo mucho que alguien se daría cuenta.

De hecho, he colocado enlaces a escritos "viejos" en la página de Facebook de este blog, y a pesar de que se puede leer la fecha de publicación, varias personas han comentado pensando que son nuevos. También muchos lectores empiezan leyendo el Spa Mental porque han encontrado cosas que he escrito hace años, pero era lo que estaban buscando en el momento.

Por supuesto, he escrito muchas reflexiones que ya quedaron en el pasado, pero orgánicamente; no ha sido porque tenían una fecha cercana de expiración, sino porque uno naturalmente crece, madura, cambia de opinión...

También mucho de lo que se publica acá, lo escribo mucho antes de la fecha de publicación. Por ejemplo, esto lo estoy escribiendo el 9 de febrero del 2011, y lo edité dos días después. Se publicará bastantes días después de estas fechas, y sólo Dios sabe en qué fecha lo estás leyendo tú. En efecto, te estoy hablando desde el pasado, pero nuestra conversación puede ser tan relevante como si estuviésemos interactuando en "tiempo-real".

Me gusta habitar en ese espacio omnitemporal, en cuanto a lo mental se refiere. Me libero del afán del día a día cuando pienso fuera de los límites de tiempo, sólo me enfoco en el presente como un sello del tiempo infinito. Si Dios por Su gracia me otorgó el regalo de trascender los límites, ¿para qué he de encerrarme en ellos de nuevo? Más bien los rompo con todo lo que tengo y en toda ocasión que me sea posible.

21.2.11

Cómo Llegar a Ser Perfecto en 3 Simples Pasos

Con sólo seguir estos tres pasos sencillos, ¡usted puede llegar a la plena perfección!

1- Haga absolutamente nada. Deténgase ahora mismo y no lea más. Vaya a su habitación y cierre sus ojos.

2- ¿Para qué sigue leyendo? ¿Acaso no desea aprender a ser perfecto? Le recomendamos que siga el paso 1 al pie de la letra...

3- ¿Aún sigue aquí? Verdaderamente usted no lo desea suficiente. No tiene remedio. Ojalá sea feliz con su imperfección.

===

Puedes sustituír el paso 1 con lo que quieras: ahorrar, buscar una familia, invertir tu dinero, conseguir un nuevo trabajo, cambiarte de iglesia, abandonar la iglesia, reformar la iglesia, casarte... Los métodos del mundo te acusarán con los pasos 2 y 3 automáticamente y de forma garantizada.

El problema no está en el método, sino en la intención original de ser perfecto. Abandonas esa meta, y la acusación se elimina. Sólo permanece el potencial de crecimiento constante.

Ojalá seas feliz con tu imperfección.

18.2.11

Decadencia Urbana

Una de las manifestaciones visuales que más disfruto es la de la "decadencia urbana". No me refiero a decadencia moral ni nada de eso, sino decadencia física de objetos: ladrillos rotos, metales oxidados, pintura vieja, concreto manchado... Por mi niñez en Nueva York, y por ser algo que veía en todo momento, son vistas de gran belleza.

Sin embargo, me doy cuenta de que no son los objetos en sí los que son bellos, sino los pensamientos, memorias, sensaciones que proyecta mi propia persona sobre esas cosas. Tuve una niñez muy feliz junto a mis padres y hermanos, y lo viví mayormente en ese contexto. Cuando veo esas cosas, me acuerdo de quien soy y dónde crecí.

Nada en la creación necesita ser perfecto para ser útil o estéticamente agradable. En realidad me gustan también algunas ramas del arte moderno, con todos sus antisépticos y ortogonales valores; pero incluso esos son imperfectos, sólo que toma un poco más de esfuerzo encontrar esas faltas. Con la decadencia urbana, la imperfección queda plenamente al descubierto, lista para ser disfrutada por locos como yo quienes apreciamos la belleza caótica e impredecible.

Creo que en nuestro afán por la perfección, filtramos manifestaciones de valor innecesariamente. Nos negamos la oportunidad de ampliar nuestro espectro de estéticas posibles, muchas veces porque tenemos expectativas "muy altas." Y coloco "muy altas" entre comillas porque, ¿quién se inventó esa escala de valores? Es decir, ¿quién determinó que el altísimo edificio Empire State es hermoso, pero que el patio subterráneo lleno de concreto y basura donde yo jugaba no lo es?

¿Será también posible disminuír — bueno, modificar — nuestras expectativas con respecto a otras cosas? Creo que al forzar expectativas fijas sobre cosas, personas, e incluso sobre uno mismo, nos negamos la oportunidad de apreciar mucha belleza en medio de sus imperfecciones.

17.2.11

"Algún Día"...



"Algún día" decidirás hacer algo que cambiará tu vida.

"Algún día" tu salud mejorará porque decidiste empezar a tomar las decisiones alimenticias correctas y responsables.

"Algún día" empezarás a escribir ese libro que tanto deseas publicar.

"Algún día" darás el primer paso en cumplir ese propósito que bien sabes es lo más importante.

"Algún día" redactarás ese plan para un proyecto nuevo.

"Algún día" hablarás con esa persona importante sobre ese tema importante.

"Algún día" pedirás perdón a esa persona a quien ofendiste.

"Algún día" empezarás a vivir mejor.

Sólo hay un problema... y es que "algún día" nunca llega.

Nunca llega porque "algún día" es cualquier día excepto este día.

15.2.11

¿Ojos, Números... o Personas?

Una de las cosas que me vuelve loco de mis colegas en el área de mercadeo (marketing) es el hábito que se ha vuelto parte de su glosario diario: referirse a las personas como "ojos". Por ejemplo, cuando dice que algo alcanza una visibilidad masiva, dicen que "atrajo muchos ojos."

Yo sé que esto es una manera graciosa de poner una imagen, un símbolo, para referirse a un número. Es una forma de colocar una imagen concreta para referirse a algo abstracto.

Pero yo pregunto... ¿no pudiéramos referirnos a ellos como "personas"?

Hay un punto en que los mercadólogos hablan en términos tan removidos, que se arriesgan en perder la vista de materias muy cruciales: principios de atracción, gatillos emocionales, oportunidades de comunicación en dos vías, etc.. Después de todo, los ojos no piensan, sienten, ni desean comunicarse.

Si tu mensaje es atractivo para otros, no sean un contador de frijoles. No has hecho nada para atraer a las personas, que no sea aparte de tomar una oportunidad para servir y ofrecerles algo de valor.

14.2.11

InSPAración de la Semana: Ilimitado Hasta el Límite

La gran mayoría de la música occidental está compuesta utilizando la escala cromática, una paleta de sólo doce sonidos distinguibles. Esto puede lucir dolorosamente limitado. Una paleta de sólo doce colores evoca memorias de Crayola y tiempos pre-escolares. Doce palabras es mucho menos que lo que la primera oración de este escrito contiene.

Sin embargo, basado en esa paleta limitada de sonidos hemos oído de todo, desde los concertos épicos de piano de Chopin, hasta el increíblemente complejo metal-progresivo de Tool.

Piensa en esto la próxima vez que tengas que hacer cualquier cosa bajo limitaciones, sean de recursos, tiempo, energía...