31.7.06

Seth Godin, Acerca de las Creencias

"La gente no cree lo que les dices.

Rara vez creen lo que les muestras.

Con frecuencia creen lo que sus amigos les dicen.

Siempre creen lo que se dicen ellos mismos."

- Seth Godin (fuente)

¿Qué opinan? ¿Será esto es una observación certera? ¿Será un reflejo de los tiempos? ¿Será contradictorio a las Escrituras?

Por favor dejen su opinión.

A&R

26.7.06

Eternidad y La Pregunta "¿Cuándo?" (notas adicionales)

Quizás el escrito más reciente sobre la eternidad fue el más controversial hasta ahora, juzgando por las reacciones que he recibido, tanto en los comentarios como por e-mail. Esto me alegra mucho... no el ser controversial, sino que se está levantando una buena conversación teológica, no en reacción a temas gastados e importados, sino a asuntos que nacen dentro de nuestras propias inquietudes. Yo digo una vez más, bienvenidos sean los retos y el diálogo.

Me han escrito tanto Calvinistas como Arminianos, ambos diciendo que estoy equivocado, o que estoy analizando las cosas mal. Muy bien . . . acá ofrezco algunas de las reacciones que he recibido, con mis interacciones en respuesta.

Calvinista: "Nuestra postura no es que Dios determina algo en el pasado, que luego El lleva a cabo, sino que se lleva a cabo en el tiempo, pero desde la perspectiva del hombre. Desde el punto de vista de Dios, quien está sobre el tiempo, las cosas no transcurren necesariamente en secuencia."

Si en verdad esta es la postura oficial Calvinista, entonces estoy de acuerdo en cuanto a este punto. Sin embargo, cada vez que leo un Calvinista, casi nunca es expresado de esta manera. La explicación del Calvinista usualmente depende de expresar las acciones de Dios atadas al tiempo: "Dios hace esto, luego hace lo otro", como verán en el siguiente comentario.

Calvinista: "Los calvinistas no hablan que alguien está salvo desde la eternidad. Lo que afirman es que los predestinados son predestinados para salvación. Hasta el momento que no tengan a Jesucristo en sus vidas, no están salvos. Pero, la salvacion es un don de la gracia y cuado esta ocurre, el plan divino fue realizado con exito."

Como ven, esta es la forma típica en que los Calvinistas formulan su postura. Se pudiera descomponer en dos premisas básicas:

a) Los elegidos son predestinados para salvación.
b) Hasta el momento en que no tengan a Jesucristo, no son salvos.

Fíjense que ambas premisas dependen de la concepción del tiempo. La premisa A implica un decreto que Dios hizo hace mucho tiempo. La B implica que este decreto hecho hace mucho tiempo en la mente de Dios no significa algo actualmente, sino que el hecho se hace verdadero sólo en el momento (tiempo) en que Cristo entra a su vida.

Si están describiendo los hechos desde la perspectiva del hombre, entonces quizás estaría bien; sin embargo, la teología usualmente busca comprender o expresar las cosas de Dios, o sea, la pneumatika (cosas del Espíritu), usando nuestro lenguaje limitado. Si no hay una aclaración que trasciende estas dos premisas, que exponga con claridad que desde el punto de vista de Dios no hay un "momento" ni un "tiempo" en que estas cosas ocurren, nos quedaríamos con la idea de que Dios está viajando por el tiempo igual que nosotros, una idea imposible de asimilar y de aplicar al Dios de las Escrituras, y que conduce a teologías tan despistadas como el Teísmo Abierto.

Extra: Si entienden inglés, observen a un pastor Calvinista hasta la tapa, tratando de defender su doctrina y refutar la doctrina del Teísmo Abierto, y de paso el Arminianismo. Aquí pueden observar cómo el Calvinista está necesitado de encerrar a Dios en términos temporales para poder expresar su entendimiento, diciendo cosas como "Dios mira el futuro", o "Dios determinó tal cosa desde el pasado, y luego salva al hombre cuando este le recibe". Pueden escucharlo aquí.

Arminiano: "Dios no puede estar totalmente desprendido del tiempo, porque ha manifestado su participación en diferentes eventos en la historia del hombre."

Primeramente, quiero decir que este hermano ha malentendido mi postura, pero ha sido mi culpa por utilizar la palabra "atemporal" refiriéndome a Dios. He querido decir "omnitemporal", y es el término que seguiré utilizando desde ahora en adelante.

Si entendemos que DIos es omnitemporal, esto implica que Dios llena plenamente todos los tiempos sin diferencia alguna.

Es decir, así como la omnipresencia de Dios, por la que El llena absolutamente todas las cosas y los espacios, así mismo opera su omnitemporalidad, en la cual El llena todos los tiempos y momentos plenamente.


Es cierto que El ha manifestado una presencia especial en veces, del mismo modo que ha manifestado una presencia especial locacional, el Lugar Santisimo, o la zarza ardiente, por poner dos ejemplos. El que la "presencia" de Dios haya estado en esas localizaciones particulares en ninguna forma niega que Dios esté en todos los otros lugares. Simplemente, Dios ha deseado manifestar su "presencia" alli en esos lugares.

Así mismo opera su omnitemporalidad. Dios se ha manifestado en tiempos particulares, pero El llena todos los tiempos a la misma vez, y los llena a total plenitud, sólo que en ciertas ocasiones se manifiesta de una forma más clara y especial, en la persona de Cristo, por ofrecer quizás el ejemplo más alto de todos.

Arminiano:
"Todos los hombres alguna vez sintió el llamado de Dios (he aquí estoy a la puerta y llamo) solo los que hemos respondido somos sus hijos [...] Por tanto la pregunta más correcta a mi humilde criterio sería ¿Desde cuando tengo vida eterna?

Si Dios sabe que una persona será salva, o sea, que tomará la decisión de recibirle, Dios hará todo para que así sea. Esa persona se vuelve un "elegido" o "predestinado" en los ojos de Dios, y Este pondrá toda ocasión en sus caminos para que llegue a esa salvación seguramente.


A diferencia de la postura Calvinista, no estoy diciendo que Dios planeó desde un tiempo muy atrás salvar a una persona, que luego viene a ser salva. Sin embargo, sí estoy negando que Dios espere pacientemente hasta que la persona decida ser salva, como entiendo que este hermano plantea; esto simplemente no considera que Dios sea eterno, sino que lo amarra en el tiempo, sujeto a Su propia creación.

El esperar a través del tiempo simplemente no corresponde con Su omnitemporalidad. Dios actúa con el llamado de la persona, sólo desde dos planos temporales sumamente diferentes. Como he dicho antes, para Dios el tiempo no es una línea, por lo que lo anterior para nosotros puede ser consecuencia de lo posterior en los ojos de Dios.

Si la "vida eterna" que posee el hombre está separado, es distinto a la vida de Dios, entonces se puede decir que "se posee" esa vida empezando desde un tiempo particular. Sin embargo, yo entiendo por la Palabra que aquella vida eterna jamás es completamente nuestra, sino absolutamente contingente en la persona de Cristo, nuestro Dios eterno.

1Juan 5:11 Y el testimonio es éste: que Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en Su Hijo.
1Juan 5:12 El que tiene al Hijo tiene la vida, y el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida .
1Juan 5:13 Estas cosas les he escrito a ustedes que creen en el nombre del Hijo de Dios, para que sepan que tienen vida eterna.
{...}
1Jo 5:20 Empero sabemos que el Hijo de Dios es venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero: y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.

1Ti 6:15 La cual á su tiempo mostrará el Bienaventurado y solo Poderoso, Rey de reyes, y Señor de señores ;
1Ti 6:16 Quien sólo tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; á quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver: al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.

De nuevo, "tener vida eterna" no significa que Dios nos otorga de una cualidad aparte de El mismo, sino absolutamente contingente, dependiente, basado y fundamentado en estar en El y El en nosotros. De este modo, aquella "vida eterna" debe tener la misma cualidad que la eternidad misma de Dios, y por tanto, no tiene principio ni fin. Por esta razón, como dije en el artículo, es un error responder a la pregunta de "¿cuándo empieza lo eterno?", pues es una pregunta irracional, ya que lo eterno no tiene principio.

Había dicho que examinaría las implicaciones de la eternidad como omnitemporalidad sobre nuestro entendimiento del sacrificio de Cristo en la cruz, pero antes de entrar en eso, quisiera examinar las palabras de un teólogo quien escribe con excelente entendimiento sobre la omnitemporalidad de Dios, y sin embargo, lo usa para continuar defendiendo su Arminianismo. En el siguiente escrito espero mostrar por qué esto es puramente inconsistente. Luego seguiré con el tema planeado.

Gozo en Su reposo,

A&R

[En este escrito he continuado con mis pensamientos acerca de la eternidad como un concepto que debería impactar nuestras vidas ahora mismo, y desarrollando el entendimiento de la eternidad de Dios como omnitemporalidad. Las otras partes son, en orden: "La Eternidad en el Presente", "Eternidad en Nuestros Testimonios", "La Eternidad como Concepto Super-Cultural", "La Eternidad y Nuestras Diferencias Doctrinales", y al cual pertenece esta última, "La Eternidad Vs. la Pregunta '¿Cuándo Fuimos Salvos?'".]


25.7.06

Nueva Creación

La Nueva Creación, según el apóstol Pablo:

2Co 5:17 "De manera que si alguno es en Cristo, son nueva creación; las cosas viejas pasaron; he aquí todo es hecho nuevo. " (SSE)

Me encontré con este excelente comentario por Adam Clarke, uno de mis comentaristas favoritos, sobre este verso:

Si alguno está en Cristo, nueva creación es - Es en vano que un hombre profesa afinidad a Cristo según la carne, mientras que sigue sin cambiar en su corazón y su vida, y muerto en transgresiones y pecados; pues el que está en Cristo, esto es, un Cristiano genuino, teniendo a Cristo morando en su corazón por fe, es una nueva criatura; su estado antiguo ha cambiado: era un hijo de Satanás, ahora es un hijo de Dios; era un esclavo del pecado, y sus obras eran muerte; ahora ha sido liberado del pecado, y tiene su fruto hacia la santidad, y como fin la vida eterna. Antes era lleno de orgullo e ira; ahora es manso y humilde. Antes tenía su porción en esta vida, y vivía sólo para el mundo; ahora tiene a Dios como su porción, y no mira las cosas que se ven, sino a las cosas eternas. Por tanto, las cosas viejas pasaron.

He aquí, todas son hechas nuevas - El hombre no es sólo reparado, sino rehecho; es una nueva criatura,
καινη κτισις, una nueva creación, del cual Dios mismo es dueño como Su hechura, y sobre el cual El mira y lo pronuncia muy bueno. La conversión del hombre de la idolatría e iniquidad era denominado entre los Judíos como una nueva creación. Aquel quien convierte al hombre a la religión verdadera es lo mismo, dice R. Eliezer, como si él lo hubiese creado.

¡Buenísmo!

A&R

20.7.06

AUDIO: "La Parusía", Prefacio

Este es el prefacio del libro "La Parusía" por James Stuart Russel, un análisis de la enseñanza de lo que comúnmente se llama "la segunda venida de Cristo", según las Escrituras. La traducción fue hecha por Román Quirós, y la narración es mía.

Si a alguien le interesa seguir escuchando los demás capítulos, déjenme un comentario y trataré de irlos publicando con más frecuencia.



powered by ODEO

Aquí hay algunos comentarios que se han hecho sobre este libro:

Charles H. Spurgeon, que no sostenía la postura preterista, afirmó, sin embargo, que el libro "arroja tanta luz nueva sobre porciones oscuras de las Escrituras, y está acompañado de tantas investigaciones críticas y tanto razonamiento detallado, que no puede hacer daño a nadie y puede beneficiar a todos".

"¿Cuántas veces ha luchado usted con la interpretación de ciertos textos bíblicos relacionados con el tiempo del regreso de Jesús porque no encajaban en un sistema preconcebido de escatología? La Parusía de Russell toma la Biblia en serio cuando nos habla de la cercanía del regreso de Cristo. Los que afirman que interpretan la Biblia literalmente, tropiezan con el significado obvio de estos textos de tiempo haciendo que la Escritura diga lo opuesto de lo que ella declara inequívocamente. Leer a Russell es un soplo de aire fresco en una habitación llena de humo y hermenéutica de espejo". (Gary De Mar, autor de Last Days Madness).

"Creo que la obra de Russell es uno de los importantes tratados sobre escatología bíblica disponibles para la iglesia en la actualidad. Los puntos de controversia discutidos en esta obra con respecto a las referencias del marco de tiempo de la Parusía en el Nuevo Testamento son de importancia vital, no sólo para al escatología, sino también para el futuro debate sobre la credibilidad de las Sagradas Escrituras". (Dr. R. C. Sproul, presidente de los Ministerios Ligonier).

"Aunque no concuerdo con todas las conclusiones de J. Stuart Russell en 'The Parousia', recomiendo en alto grado, a estudiantes de la Biblia serios y maduros, esta bien organizada defensa del preterismo, una obra que está cuidadosamente argumentada e impositivamente escrita. Es uno de los libros más persuasivos y estimulantes que yo haya leído sobre el tema de la escatología, un libro que ha tenido gran impacto sobre mi propia manera de pensar. El estudio bíblico-teológico que hace Russell de la escatología del Nuevo Testamento establece un modelo de excelencia". (Dr. Kenneth Gentry, Jr., autor de Before Jerusalem Fell).

"En vista de las maravillosas y penetrantes observaciones del Dr. Russell, ningún estudiante serio de la escatología bíblica debería intentar construir un esquema sistemático de sucesos apocalípticos sin consultar primero esta obra del siglo diecinueve, 'La Parusía' ". (Walt Hibbard, presidente de Great Christian Books).

Gozo en Su reposo,

A&R

17.7.06

El Golpe Bajo: Una Adaptación a la Apologética

INTRODUCCION

El golpe favorito del cultista / ateo es el golpe bajo. Probablemente ningún ejército en la historia de la guerra de ideas ha igualado al cultista / ateo en decepción y astucia. Desde la invasión secreta por parte de Joseph Smith, hasta las campañas de casa en casa de los Testigos de Jehová alrededor del mundo, los cultistas / ateos han utilizado todos los trucos y todas las decepciones para ganar ventaja. En estos tiempos, en que son acorralados cada vez más contra la pared, sabiendo que pelean una batalla suicida y de derrota, es de esperarse que se alejen más y más de las doctrinas ortodoxas, y que dependan más del engaño. La primera cosa que todo apologista que batalla contra los cultistas y ateos debe aprender es que bajo ninguna circunstancia se deberá confiar en ellos.

Aparte de su hablidad para el engaño, el cultista / ateo posee varias virtudes ideológicas extraordinarias. El obedece las órdenes implícitamente. El lucha hasta la muerte, aún cuando está enfermo o herido. Su constancia y vitalidad son sostenidas incluso en las más duras condiciones. Puede existir en el campo de batalla bajo mínimo mantenimiento. Es usualmente habilidoso para encubrirse, camuflarse y ocultarse.

Sin embargo, el soldado cultista / ateo también tiene varias tremendas debilidades ideológicas. Rigurosamente regimentado desde la temprana niñez, jamás ha aprendido a pensar por sí mismo. Es lento para reaccionar. Se apega demasiado rigurosamente a planes hechos de antemano, y fracasa en usar la iniciativa o la imaginación para adaptar el plan a situaciones cambiantes. Como resultado, queda en una desventaja particular cuando es sorprendido.

La forma de derrotar al cultista / ateo es sobrepasar sus virtudes y tomar ventaja de sus debilidades. Muchas de las medidas para contrarrestar a los cultos descritas en las siguientes páginas son tácticas apologéticas ortodoxas que ya utilizamos, o que son fáciles de aprender a utilizar - y mejor que lo que los cultistas y ateos las puedan llegar a usar. Las medidas de golpe bajo pueden ser contraatacadas sabiendo cuáles son esas medidas y sabiendo que todas dependen de un factor - la sorpresa. El antídoto de la sorpresa es la conscientización y educación.

Sólo la cabeza de una serpiente venenosa es peligrosa. Sólo una pequeña parte de su cabeza - los colmillos; la parte del cerebro es inadecuada. Mientras más sepamos sobre él - o sea, mientras mejor usamos nuestro cerebro - menos peligroso se vuelve. Su única oportunidad es sorprendernos. Si fracasa en hacer esto, sus posibilidades contra nosotros son nulas.


---------------------------------------------------

Hoy encontré este manual del servicio de inteligencia de los EEUU, titulado "The Punch Below the Belt" (lo he traducido como "El Golpe Bajo") enseñando cómo prepararse para lidiar contra las tácticas de guerra de los japoneses, escrito en el 1945. Simplemente no pude resistirme a adaptar una parte a la guerra apologética a la cual somos llamados.

Las palabras y frases en verde son mis adaptaciones; lo demás lo he traducido y preservado lo más fielmente posible.

El manual original del 1945 es muy, muy "políticamente incorrecto" para nuestros tiempos; muchos lo pudieran hasta tachar de racista. Sin embargo, hay que notar que el peligro de aquella época era real e inminente. Se puede ver cómo en esos días, ya sea por bravura o por necesidad, se decían las cosas tal y como eran.

Ojalá hoy día lo "políticamente correcto" jamás nos domine, y que los creyentes siempre podamos hablar con un idioma plano y cortante, aunque para nuestros opositores sonemos "rudos", "insensibles" o "exclusivistas".

Si a alguien le gustó esta adaptación, déjenme un comentario, y consideraré adaptar un poco más de aquel texto, ya que casi todo es aplicable a la apologética.

Gozo en Su reposo,

A&R

2Co 10:1 Yo mismo, Pablo, les ruego por la mansedumbre y la benignidad de Cristo, yo, que soy humilde cuando estoy delante de ustedes, pero osado para con ustedes cuando estoy ausente,
2Co 10:2 ruego, pues, que cuando esté presente, no tenga que ser osado con la confianza con que me propongo proceder resueltamente (ser valiente) contra algunos que nos consideran como si anduviéramos según la carne.
2Co 10:3 Pues aunque andamos en la carne, no luchamos según la carne.
2Co 10:4 Porque las armas de nuestra contienda no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas;
2Co 10:5 destruyendo especulaciones y todo razonamiento altivo que se levanta contra el conocimiento de Dios, y poniendo todo pensamiento en cautiverio a la obediencia de Cristo,
2Co 10:6 y estando preparados para castigar toda desobediencia cuando la obediencia de ustedes sea completa. (NBLH)

14.7.06

La Eternidad Vs. la Pregunta "¿Cuándo Fuimos Salvos?"

Hace un tiempo, empecé a examinar las dos posturas soteriológicas (o sea, con referencia a cómo ocurre la salvación) más prominentes, el Calvinismo y el Arminianismo. Inmediatamente rechacé la postura Calvinista (en este mismo blog, en los escritos pasados, aún se pueden leer algunas de mis razones Bíblicas), e incluso debatí un poco con hermanos de esa postura.

Aunque nunca me dediqué a defender positivamente el Arminianismo, el Cristianismo popular piensa que si no caes en uno, obligatoriamente caes en el otro; o sea que, por default, yo era un Arminiano, según ellos. Por razones que verán claramente más adelante, yo rechazo esa clásica y falsa dicotomía. Soy de ninguno de los dos.

En este momento me hallo reexaminando mi rechazo hacia el Calvinismo, no porque sienta que el soporte Bíblico usado por una u otra parte sea más contundente, sino porque veo que, a la luz de la eternidad, ambas posturas tienen puntos sumamente débiles, tanto así que me siento un poco extraño al hablar sobre esto, ya que, siendo una perspectiva tan elemental, jamás me he topado con otra persona quien haya afirmado considerar esto que acá describo. Suelo tener mucho cuidado con ideas que sean muy novedosas, no me gustan... pero bueno, ahí va. En sus marcas, listos...

...Fuera: Uno de los cuestionamientos básicos de estas dos posturas es la pregunta "¿cuándo es que el hombre es salvo?". Bien puede frasearse "¿quién es el que decide la salvación del hombre?"; sin embargo, usualmente no se separa el sujeto determinante del tiempo en que es determinado. Si fue por Dios, la decisión fue tomada antes, "al principio de los tiempos"; si es por el hombre, la decisión es tomada después, en el momento de arrepentimiento (muchos Arminianos no tienen problema con decir que Dios rescata al arrepentido voluntariamente, justo al momento en que este se arrepiente).

Por esta razón, esta diferencia no cambia el cuestionamiento básico. A fin de cuentas sí es una cuestión acerca de cuándo es determinado que una persona sea salva, y no solamente de quién sea el sujeto que determina).

El Calvinista respondería - basado en la Biblia - que un hombre es declarado salvo por Dios desde el principio de los tiempos, cuando Dios determinó de antemano quiénes serían salvos y quiénes no. El Arminiano respondería - también basado en la Biblia - que esto no es así, sino que el hombre es salvo sólo en el momento en que decide recibir esa salvación, y no antes.

Fíjense con atención, este es el problema principal: una pregunta que empieza con la palabra "cuándo" necesariamente presupone tiempo.

La dificultad para el Calvinista está en que, si Dios escogió a un número de personas al principio del tiempo, y ahora está transcurriendo lo que Dios decidió en aquel entonces, entonces eso relega a Dios a ser un simple espectador viajando por el tiempo, observando las consecuencias de decisiones hechas hace mucho tiempo, y por tanto, al estar sujeto al tiempo (y a las decisiones hechas hace mucho tiempo), no es un Dios eterno. El decir que Dios hace un "llamado efectual" mucho después de haber decidido, y en el momento en que la persona le recibe, es esquivar el meollo del asunto, ya que ese "llamado efectual" es hecho basado y en correspondencia con esa determinación tomada hace mucho tiempo, según los Calvinistas. A fin de cuentas, Dios tomó una decisión hace muchísimo tiempo, y como la decisión hecha antes fue perfecta, en estos momentos no puede retractarse.

La dificultad para el Arminiano es que Dios es relegado a ser un espectador hasta que el hombre decide ser salvo, y sólo ahí, en respuesta al arrepentimiento del pecador, es cuando Dios le salva. La mayoría de los Arminianos dicen que Dios conoce la decisión del hombre de antemano, y por eso le coloca las circunstancias en sus pasos para que pueda llegar a creer; sin embargo, esto es más sofismo que otra cosa, sólo una forma de escaparse de la consecuencia obligatoria de esta teología, ya que si Dios voluntariamente facilita el arrepentimiento y la conversión con situaciones y hechos, ¿acaso no es Dios quien está en control, después de todo?

Más aún, si Dios conoce lo que el hombre escoge, es porque Dios decidió voluntariamente conocerlo. El mero hecho de que Dios conozca algo implica que Su entera voluntad está concentrada en aquello, y por tanto, no es verdad que tal decisión es hecha totalmente aparte de Su voluntad (creo que en este punto coincido con el Calvinismo).

En resumen, ambos sistemas ven a Dios dentro del tiempo, y no como un Ente eterno, aparte del tiempo (utilizo la palabra "eterno" en la forma en que lo he venido utilizando hasta ahora, o sea, no como un ser quien vive por mucho tiempo, sino, uno quien habita fuera del tiempo uno que habita y actúa de forma igual y plena en todos los tiempos). Este es el talón de Aquiles de ambas posturas. Si Dios es eterno, como Su Palabra revela que es, entonces estas dos posturas ofrecen respuestas a preguntas inválidas... y a pregunta inválida, respuesta innecesaria. Atreviéndome a ser más firme, diré que ofrecer respuesta a una pregunta inválida
, cualquiera que sea esa respuesta, es en efecto, un error.

Acá quiero proponer una tercera opción, una que tome en cuenta y defienda la eternidad de Dios . . . no gracias, no quiero que se llame "Rodriguismo" . . . podemos llamarle "Eternalismo" si usted quiere. Lo cierto es que acá no voy a exponer un estudio sistemático de todas sus implicaciones, sino sólo ofreceré una explicación básica. Quizás luego pueda exponer cómo se ajusta a las Escrituras, cosa que ya he hecho informalmente en privado.

La opción que propongo reconoce, como dije antes, que simplemente hay preguntas que no deberían hacerse. Así como "¿cuántos ángulos tiene un círculo?" ó "¿cuánto pesa un pensamiento?" son preguntas inválidas, de la misma forma preguntar "¿cuándo es que Dios salva al hombre?" es inválido. De la misma forma en que un círculo no tiene ángulos, ni un pensamiento tiene peso, Dios tampoco tiene tiempo.

Pongámoslo así: con el Calvinista, puedo decir que Dios sabía que salvaría (de Su propia voluntad, o sea, tomó una decisión para salvar) a todas las personas quienes fueron, son, y serán salvas antes de que esas personas se dieran cuenta / se arrepintieran / clamaran al Señor.

Con el Arminiano, puedo estar de acuerdo en que esa salvación no se efectúa sino hasta el momento en que esa persona decide clamar al Señor, momento en el cual Dios decide salvarles.

Pero, ¡un momento! "¡Tamaña contradicción!", dirán algunos. ¿Cómo es que puedo decir que Dios decidió salvar desde antes, y luego digo que Dios decide en el momento en que la persona es salva? ¿No es eso contradictorio? Por supuesto que no, sólo es contradictorio si y sólo si se exige determinar cuándo Dios decide tal o cual cosa.

Por otro lado, si permitimos que Dios sea Eterno (y digo "permitimos" sarcásticamente), entonces nosotros no deberíamos estar preguntándonos cuándo Dios decidió tal o cual cosa. La pregunta "¿cuándo?" es sólo aplicable a nuestras decisiones, no a las de Dios.

En otras palabras, la decisión de Dios salvarme ocurrió en el mismo exacto "momento", tanto en el principio del tiempo, como en el "momento" en que alcé mi voz y clamé hacia El. Ese "momento" es uno sólo, y se llama "eternidad". En la eternidad las cosas no suceden antes ni después, de la misma exacta forma como en la omnipresencia de Dios no existe un "delante" ni un "detrás". Estoy seguro de que esta comparación con la omnipresencia encenderá muchos bombillos . . . extrañamente, la mayoría de las personas comprende mucho más fácilmente esta idea que la de la eternidad, aunque sean la misma exacta noción, sólo que uno está aplicado al tiempo, y el otro al espacio. Por esto nadie que tome en cuenta la omnipresencia de Dios pregunta "¿dónde estaba Dios cuando decidió tal o cual cosa?".

En conclusión, tanto el Calvinista como el Arminiano fallan, no en sus respuestas, sino desde que empiezan a discutir acerca del "cuándo" aplicado a Dios. Ni siquiera tienen que ofrecer sus respuestas, con sólo considerar una pregunta así, ya se está errando.

Sólo reconociendo al Dios Eterno podemos aceptar la doctrina de la predestinación al igual que la particularidad de la consciencia del hombre tornándose hacia Dios, y el momento singular, en el plano temporal del hombre, en que Dios decide responder al clamor de auxilio del hombre.

Sólo reconociendo al Dios Eterno podemos comprender que Dios no está ligado al tiempo para tomar una decisión, sino que, aunque manifiesta su decisión en distintos tiempos para el hombre, la decisión en sí no ocurre en un instante distinguible para nosotros.

Sólo reconociendo al Dios Eterno podemos dejar de imponer limitaciones sobre El, y reconocer que El actúa libremente y sin ataduras.

Sólo reconociendo al Dios Eterno podemos apreciar la verdadera magnitud de la soberanía de Dios.


En la siguiente entrega, pienso desarrollar esta idea un poco más, y observar cómo impacta el alcance del efecto del sacrificio
de nuestro Señor en la cruz, a través del tiempo. Probablemente entonces, esto que discuto acá se hará más claro. Mientras tanto, doy completa bienvenida a sus preguntas y retos.

Gozo en Su reposo,

A&R


[En este escrito he continuado con mis pensamientos acerca de la eternidad como un concepto que debería impactar nuestras vidas ahora mismo. Las otras partes son, en orden: "La Eternidad en el Presente", "Eternidad en Nuestros Testimonios", "La Eternidad como Concepto Super-Cultural" y especialmente pertinente a este tema, "La Eternidad y Nuestras Diferencias Doctrinales".]

13.7.06

AUDIO: Culture and Christianity

[ For some reason, this Flash player is not working at this time . . . you can still hear what was said by subscribing to the podcast. / Por alguna razón, el reproductor de Flash no está funcionando en estos momentos . . . aún puede escuchar esta conversación suscribiéndose al podcast. ]

To subscribe easily through Itunes, you can click this button / Para suscribirse fácilmente por Itunes, pueden hacer click en este botón:


In the latest episode of the METANOIA :: spa mental podcast, Randall East, Virgil Vaduva, and I discuss culturalism vs. scriptural values, and the implication of imposing personal cultural values on others.


This was episode #16 of the Truthvoice podcast (hosted by Planet Preterist).


powered by ODEO



A&R

12.7.06

La Eternidad y Nuestras Diferencias Doctrinales

Como todos saben, es muy difícil - por no decir "imposible" - que dos Cristianos puedan afirmar que creen y/o entienden todos los aspectos doctrinales de la misma forma. En el mayor de los casos, puede ser que crean exactamente lo contrario acerca de algún tema; en el menor, pudieran concebir cosas de forma diferente, aunque muy sutilmente, y muchas veces las diferencias ni siquiera son aparentes hasta que se sientan a conversar.

Sin embargo, casi todos los Cristianos creen que un día, cuando alcancemos finalmente la "vida eterna", de alguna forma llegaremos a un consenso acerca de todas las cosas. Muchos postulan que ese consenso está ligado directamente al hecho de que en efecto, todos los creyentes estaremos "viendo" todas las cosas sobre las cuales tenemos diferencias.

La conclusión lógica de esta noción es muy problemática.

Si el entender las cosas perfectamente depende de nuestra vista carnal de las cosas espirituales, entonces esto anula completamente la posibilidad de que alcancemos "completa unidad" durante este tiempo de vida biológica, ya que lo espiritual, por definición, no se ve con los ojos de la carne (recuerden siempre, visible = temporal, no visible = eterno). Si es verdad que esto es imposible, entonces ¿en dónde yace la preocupación por nuestras diferencias? Es decir, a mi tampoco me preocupa que hombres que vuelen con alas puedan llegar a volar hacia la ventana de mi esposa mientras se está vistiendo, porque creo que es imposible que hombres vuelen como las aves. Tampoco estoy preocupado porque de repente pudieran crecerme las piernas 8 metros más, y lo fuerte que me pegaría la cabeza con el techo.

Sería tonto preocuparme por una imposibilidad. Si llegar a una "perfecta unidad de entendimiento" es imposible durante esta etapa de la vida, entonces ¿para qué estamos hablando sobre esto?

Más aún, si el estar fuera de este cuerpo biológico es lo que me permitirá entender las cosas de Dios, entonces la revelación más perfecta de DIos no viene por sus Sagradas Escrituras, sino más bien por medio de un buen ataque al corazón.

Pero lo que me interesa argumentar más fuertemente es que, si los creyentes un día lejano estaremos en completo acuerdo sobre todas las cosas, ¿por qué no empezar a considerarnos iguales desde ahora? Es decir, ¿por qué es que es tan importante para mí evidenciar en este momento que mis hermanos creen igual que yo, como condición para considerarlos iguales que yo?

Me voy más lejos: Afirmando la vida eterna ahora para los que estamos en Cristo, ¿qué diferencia tiene la unidad que llegaremos a tener después, y la unidad que podemos tener ahora?

Si es cuestión de tiempo, entonces no debería tener importancia, ya que no estamos sujetos al tiempo (de nuevo, como seres con vida eterna).

Si es cuestión de evidencia, entonces pienso que el enfoque está en lo carnal (en lo que se ve) y no en lo espiritual (lo que no se ve).

Si es cuestión de defender nuestras posturas porque pensamos que es la única verdadera, entonces el problema está en el orgullo de sujetar una postura versus tener gracia para con los que piensan diferente de nosotros.


Ya ven, el observar las cosas por el lente de la eternidad nos alivia de muchas tensiones, nos muestra que ni siquiera tienen cabida en una vida llena del Espíritu del Eterno.

En la siguiente entrada, aplicaré la visión eterna a uno de los debates doctrinales más fuertes que ha existido, y aún existe dentro de la Iglesia: el Calvinismo Vs. el Arminianismo. Mi intención es demostrar cómo esta discusión se disuelve y se hace completamente polvo cuando consideramos a Dios como el Eterno, tal y como El ha revelado ser.

Con gozo en Su reposo,

A&R

[En este escrito he continuado con mis pensamientos acerca de la eternidad como un concepto que debería impactar nuestras vidas ahora mismo. Las otras partes son hasta ahora, en orden: "La Eternidad en el Presente", "Eternidad en Nuestros Testimonios" y "La Eternidad como Concepto Super-Cultural".]

11.7.06

Evidencia de la Irracionalidad del Ateo (cont...)

Hoy escuché el debate entre Paul Manata (Cristiano) y Dan Barker (Ateo), realizado ayer, lunes 10 de julio, y mencionado en mi escrito anterior. Acá enumero algunas de las incoherencias y estupideces que el Sr. Barker emitió, y lo que sería mi respuesta si estuviera debatiendo contra mí:

Barker:
"Si existe un ser omnisciente, entonces él sabe lo que hará mañana. Como él sabe, entonces no puede cambiar, y por tanto no posee libertad de decisión. Si él cambia su decisión, entonces él realmente no sabía nada desde el principio. Por tanto, ese dios no puede existir."

Mi respuesta sería:
"Sin embargo, Sr. Barker, usted en otra ocasión afirmó que el hombre no tiene libertad de decisión, sino que sus decisiones son controladas por las leyes físicas, o bien, las situaciones producidas por las posiciones de los cuerpos físicos alrededor de ese ente (ética situacional) . . . a la vez que usted dice que sólo un ente capaz de decidir libremente puede existir, según su propia definición, usted mismo no existe, ya que usted no posee la habilidad de decidir libremente." (Esta fue básicamente la misma refutación del Sr. Manata.)


[ Quisiera añadir que este precisamente es el peligro de concebir la eternidad como cualquier otra cosa aparte del concepto que he venido postulando (acá, acá y acá, hasta la fecha). Es decir, el argumento del Sr. Barker es un problema para todo aquel que concibe a Dios dentro del tiempo, y no como un Ser atemporal (eterno), tal y como El se ha revelado en Su palabra. Si Dios es eterno, entonces el argumento del Sr. Barker ni siquiera viene al caso, ya que está tratando de forzar requisitos inaplicables contra el Dios eterno. ]

Barker:
"Las leyes de la lógica no existen."

Mi respuesta sería:
"Entonces, ¿qué utiliza usted para medir la validez de un enunciado? ¿Su propia mente? Si es así, ¿cómo sabe usted que mi mente funciona exactamente como la suya? ¿Y bajo qué autoridad puede usted decir que algo fuera de su propia mente es lógico o ilógico? Cuando usted dice que algo es ilógico, ¿significa que es ilógico para todos los seres humanos, o que usted prefiere entender que es ilógico?

En efecto, Sr. Barker, su negación de un estándar absoluto, trascendental y eterno reduce sus afirmaciones a meras preferencias, tal y como su sabor de helado favorito."

Barker:
"El ser humano no es más importante que cualquier otro componente de la naturaleza . . . sin embargo, es aceptable que el hombre se coma un brócoli, pero es inmoral que un hombre se coma a otro hombre."

Barker también dice:
"Según la noción más alta de la cosmología, el hombre es absolutamente igual a un brócoli . . . sin embargo, según mi propia opinión como ser humano, el ser humano vale más que el resto de la naturaleza."

Mi respuesta sería:
Si según la noción más alta, su opinión vale lo mismo que la opinión de un brócoli, ¿por qué es que usted se empeña en operar utilizando estándares inferiores? Más aún, ¿bajo qué sistema de medida puede usted diferenciar entre la "noción más alta de la cosmología" y sus propias opiniones personales y subjetivas? ¿Puede usted justificar tal diferencia, desde el punto de vista ateo? Y si esa diferenciación es trascendente a la mente del hombre, ¿no implicaría que siempre ha existido? Y si siempre ha existido, ¿en qué mente ha existido siempre? ¿Cómo exactamente puede existir una definición trascendente en un mundo ateo y humanista?

Barker:
"El ateísmo no tiene un contenido valorable, porque es básicamente la negación de un enunciado"

[Luego se le preguntó, en una escala de valores del 1 al 100, en la cual se mide la veracidad de una postura, ¿en qué nivel está el ateísmo? A lo que él respondió:]

"Está por los 95, 96, 96 y pico, bien bien alto."

Mi respuesta sería:
"Por un lado, el Sr. Barker dice que es imposible valorar la veracidad del ateísmo . . . pero cuando le conviene, sólo por causar un efecto impresionante, le asigna un valor altísimo, de forma aleatoria y subjetiva (y además indemostrable, para utilizar uno de sus propios estándares epistemológicos). Sin remedio, el Sr. Barker cae en una horrible contradicción.

De este modo vemos que la misma subjetividad con que el Sr. Barker asigna un valor al ateísmo es la misma que le condujo a elegir el ateísmo como postura. Es decir, él no es ateo porque el ateísmo sea racional, sino porque él aleatoriamente prefirió ser ateo (y por tanto, irracional)."

Barker:
"Yo rechazo completamente a Jesucristo . . . si ese tal Jesucristo existiera, y me topara con el frente a frente, le diria que se fuera al infierno. Si su padre existiera, y le viera frente a frente, tambien le diria que se fuera al infierno."

Mi respuesta sería:
"Además de ser tremenda blasfemia (desde nuestro punto de vista, concederemos eso) aquí vemos claramente enunciada la razón por la que el Sr. Barker está impedido de la posibilidad de pensar racionalmente. El Sr. Barker está opuesto al fundamento que él mismo utiliza para emitir afirmaciones y para razonar."

Tal y como una persona que serrucha las patas de la silla sobre la cual está sentada, el Sr. Barker niega el único fundamento que le permitiría pensar racionalmente.

Recomiendo escuchar el debate señalado arriba. No sólo es una muestra de cómo el ateo está irremediablemente atrapado en la irracionalidad, sino que también es una excelente demostración de cómo el método apologético presuposicional es devastador como "arma espiritual" contra toda postura que niega la soberanía y supremacía del Dios revelado en las Escrituras.

Gozo en Su reposo,


A&R

10.7.06

Evidencia de la Irracionalidad del Ateo

[ ATENCION: Esta referencia es sólo para Cristianos quienes piensan con una mente crítica, no para aquellos quienes creen en todo lo que escuchan. Digo esto porque más abajo coloco un enlace a una página de ateos. ]

El pasado viernes, Steve Gregg participó en el programa The Infidel Guy, un programa de ateos sobre ateísmo, en inglés. Para los que no lo conocen, Steve es conductor del excelente programa "The Narrow Path", autor y recolector del libro "Revelation : Four Views", y una persona a quien admiro y respeto, y además considero un amigo.

Usualmente sólo escucho programas de ateos cuando participa un Cristiano, ya que oír a los ateos hablando por su cuenta me desespera . . . frecuentemente dicen tantas incoherencias que no vale la pena escucharlos. Aunque sí puedo escuchar a Cristianos hablando sobre el ateísmo, usualmente lo disfruto más cuando se habla directamente con un ateo, y así puedo disfrutar en tiempo real la destrucción de fortalezas.

Mi resúmen de esta participación: aunque de ambas partes se pudo haber dicho muchísimo más, mi opinión es que Steve barrió el piso con los estúpidos argumentos y los pobres rebates de parte de los ateos.

En muchas ocasiones los ateos trataron de rebatir cosas de las que Steve ni siquiera estaba hablando. En otras oportunidades, los ateos no podían decir absolutamente nada en contra de lo que Steve les exponía.


Aunque estoy consciente de que los ateos quienes hablaron en ese programa no son las personas más brillantes (aunque hay muchos ateos quienes sí los considerarían como grandes autoridades intelectuales, y francamente no sé cómo), esta conversación es una prueba más de que el ateo no tiene las suficientes bases como para pensar con claridad (y no estoy hablando de que físicamente su cerebro no funcione, siga leyendo para entender mejor).

En especial, acá se demuestra que el ateo desde su postura no puede ni siquiera analizar la posición Cristiana sin caer en horribles falacias e irracionalidades. Es muy gracioso cómo los ateos suelen llamarse a sí mismos como "pensadores libres", y sin embargo al hablar demuestran cómo ni siquiera merecen ese título, ya que son esclavos de las fortalezas mentales que ellos mismos han construído para resistir las verdades de Dios. De "libres" no tienen nada.

Pueden escuchar la participación de Steve Gregg acá: http://infidelguy.com . Está en el audio player en la página principal... y no esperen mucho para escucharlo, porque pronto lo quitan y luego hay que pagar para escucharlo.

Por cierto... Esta noche (lunes 10 julio, 2006), a las 7:30pm (hora este EEUU) en ese mismo programa habrá un debate entre Dan Barker, un ateo bastante vocal (yo lo consideraría un anti-cristiano, y creo que él estaría de acuerdo con que se le llame así), y Paul Manata, un Apologeta Cristiano quien utiliza el método popularizado por el Dr. Greg Bahnsen, el de la Apologética Presuposicional (el método que favorezco, aunque Steve Gregg no lo utiliza en la conversación mencionada arriba). Yo no lo podré escuchar en vivo, pero lo buscaré ahí mismo en la página principal mañana. Si alguien escucha uno de estos dos programas, no dejen de compartir sus impresiones.

Gozo en Su reposo,

A&R


P.D.: Aunque acá utilizo la palabra "ateo" con frecuencia, realmente no concibo al ateo como un rasgo particular de un individuo, sino como una postura adoptada por un individuo. Por eso cuando digo que el ateo es estúpido, estoy hablando de la postura que él o ella afirma, no sobre la capacidad mental de la persona en sí. Su decisión para adoptar esa postura estúpida puede ser pura estúpidez o bien puede no serlo, de cualquier forma eso no me incumbe a mí. Yo sólo analizo la postura en sí, sus afirmaciones y argumentos, no las intenciones de las personas, esas se las dejo a Dios.

7.7.06

Enlace para Suscripción

Se me olvidaba publicar el enlace para suscribirse al podcast de METANOIA :: spa mental. Acá está:



Para suscribirse fácilmente por Itunes, pueden hacer click en este botón:



El objetivo de este podcast lo he descrito anteriormente, pueden leerlo aquí.

Gozo en Su reposo,

A&R

5.7.06

AUDIO: La Receta y el Sabor del Avivamiento

Acá hablé sobre los ingredientes para un avivamiento, y qué ocurre cuando ocurre, basado en los hechos del rey Ezequías.

En este momento, en realidad detesto los mensajes basados en "los 3 pasos", "las 4 llaves" o "los 5 elementos". He aprendido que la vida espiritual no es cuantificable, es mucho más caótica que lo que usualmente pensamos. Sin embargo, aún hoy día estoy de acuerdo con los preceptos presentados en esta predicación, y creo que bendecirá a muchos reflexionar sobre estas cosas.


powered by ODEO

Eternidad en cuanto a Nuestra Felicidad

Mi querido hermano el Perro me demuestra que entiende exactamente de qué he estado hablando recientemente. Hablando exactamente de lo mismo, él reflexiona acerca de qué significa la verdadera felicidad. Dice:

"Desde el punto de vista de Jesús la felicidad no es algo que debes obtener o ganar, sino algo que Dios da a aquellos que viven en su Reino. La invitación de Jesús al iniciar su ministerio era: Arrepentios porque Reino de los Cielos se ha acercado.

No son felices los pobres, los amolados, los acabados, los chillones, los “muertos de hambre” por el hecho de serlo, sino porque reconocen que lo son."

Lean su artículo para que vean su excelente aplicación. No dejen de leerlo completo.

Gozo en Su reposo,

Alexander Rodríguez