12.7.06

La Eternidad y Nuestras Diferencias Doctrinales

Como todos saben, es muy difícil - por no decir "imposible" - que dos Cristianos puedan afirmar que creen y/o entienden todos los aspectos doctrinales de la misma forma. En el mayor de los casos, puede ser que crean exactamente lo contrario acerca de algún tema; en el menor, pudieran concebir cosas de forma diferente, aunque muy sutilmente, y muchas veces las diferencias ni siquiera son aparentes hasta que se sientan a conversar.

Sin embargo, casi todos los Cristianos creen que un día, cuando alcancemos finalmente la "vida eterna", de alguna forma llegaremos a un consenso acerca de todas las cosas. Muchos postulan que ese consenso está ligado directamente al hecho de que en efecto, todos los creyentes estaremos "viendo" todas las cosas sobre las cuales tenemos diferencias.

La conclusión lógica de esta noción es muy problemática.

Si el entender las cosas perfectamente depende de nuestra vista carnal de las cosas espirituales, entonces esto anula completamente la posibilidad de que alcancemos "completa unidad" durante este tiempo de vida biológica, ya que lo espiritual, por definición, no se ve con los ojos de la carne (recuerden siempre, visible = temporal, no visible = eterno). Si es verdad que esto es imposible, entonces ¿en dónde yace la preocupación por nuestras diferencias? Es decir, a mi tampoco me preocupa que hombres que vuelen con alas puedan llegar a volar hacia la ventana de mi esposa mientras se está vistiendo, porque creo que es imposible que hombres vuelen como las aves. Tampoco estoy preocupado porque de repente pudieran crecerme las piernas 8 metros más, y lo fuerte que me pegaría la cabeza con el techo.

Sería tonto preocuparme por una imposibilidad. Si llegar a una "perfecta unidad de entendimiento" es imposible durante esta etapa de la vida, entonces ¿para qué estamos hablando sobre esto?

Más aún, si el estar fuera de este cuerpo biológico es lo que me permitirá entender las cosas de Dios, entonces la revelación más perfecta de DIos no viene por sus Sagradas Escrituras, sino más bien por medio de un buen ataque al corazón.

Pero lo que me interesa argumentar más fuertemente es que, si los creyentes un día lejano estaremos en completo acuerdo sobre todas las cosas, ¿por qué no empezar a considerarnos iguales desde ahora? Es decir, ¿por qué es que es tan importante para mí evidenciar en este momento que mis hermanos creen igual que yo, como condición para considerarlos iguales que yo?

Me voy más lejos: Afirmando la vida eterna ahora para los que estamos en Cristo, ¿qué diferencia tiene la unidad que llegaremos a tener después, y la unidad que podemos tener ahora?

Si es cuestión de tiempo, entonces no debería tener importancia, ya que no estamos sujetos al tiempo (de nuevo, como seres con vida eterna).

Si es cuestión de evidencia, entonces pienso que el enfoque está en lo carnal (en lo que se ve) y no en lo espiritual (lo que no se ve).

Si es cuestión de defender nuestras posturas porque pensamos que es la única verdadera, entonces el problema está en el orgullo de sujetar una postura versus tener gracia para con los que piensan diferente de nosotros.


Ya ven, el observar las cosas por el lente de la eternidad nos alivia de muchas tensiones, nos muestra que ni siquiera tienen cabida en una vida llena del Espíritu del Eterno.

En la siguiente entrada, aplicaré la visión eterna a uno de los debates doctrinales más fuertes que ha existido, y aún existe dentro de la Iglesia: el Calvinismo Vs. el Arminianismo. Mi intención es demostrar cómo esta discusión se disuelve y se hace completamente polvo cuando consideramos a Dios como el Eterno, tal y como El ha revelado ser.

Con gozo en Su reposo,

A&R

[En este escrito he continuado con mis pensamientos acerca de la eternidad como un concepto que debería impactar nuestras vidas ahora mismo. Las otras partes son hasta ahora, en orden: "La Eternidad en el Presente", "Eternidad en Nuestros Testimonios" y "La Eternidad como Concepto Super-Cultural".]

2 comments:

veldugo01 said...

Solo tengo que decir algo: mierda!!!! que bueno estuvo eso man... A mi se me hace dificil pensar en como muchas veces somos rivales entre nosotros mismos... nada que agregar o que decir... Usted es un duro ¿quiere un contrato pa un libro? Me avisa que como en 10 años tendre mi editora de libros baratos...
Fausto

Gaby said...

Aquí coincido Hermano.
Algunas cosas quizás me falta comprender, pero releyendo el párrafo lo creo posible, con más tranquilidad y tiempo. O si no, preguntaré.
Jaja, me hace gracia el comentario de mi sobrino Veldugo.
Como en 10 años estara lista la editorial, que buen proyecto de empresa le han hecho, por cuanto los objetivos remotos le son los principales.... :)
Un abrazo a ambos.