3.8.06

Refutación a un Argumento Ateo Absurdo

Un ateo colocó un comentario al pie de este posteo mío, refiriéndome a un artículo suyo que según su opinión, refuta al Dios de la fe Cristiana. A continuación demostraré que el argumento y el sistema que utiliza el ateo es lo único absurdo que se pone de manifiesto acá.

Su artículo empieza diciendo:

Para esta refutación utilizaremos el método del absurdo que dice que si suponiendo una proposición como verdadera se llega a una contradicción, esa proposición es falsa.
Lamentablemente, esto está incompleto e incorrectamente expresado. Acá desgloso más claramente lo que el ateo pretende decir:
Si una proposición p es declarada como verdadera, y luego otra proposición q, que en esencia o por consecuencia contradice a p, también es declarada como verdadera, una o ambas de las proposiciones necesariamente deberá ser considerada falsa; pero a fin de cuentas, ambas no pueden ser verdaderas.
Expresado de otra manera:

p ,¬ q ├ ((p q) ∨ (¬ p ∧ ¬ q))
Antes de continuar, quisiera mostrar otra premisa que forma parte de la cosmovisión de este ateo en particular. En otro lado, él escribe:
Es obvio que dado un hecho el que sea bueno o malo es algo puramente objetivo. Un hecho puede ser considerado bueno por una persona y malo por otra, por lo que el bien y el mal no existen. Sino que existen beneficiados y perjudicados. Dado un hecho, las personas que sean beneficiadas por él lo consideraran algo bueno y los que salgan perjudicados lo consideraran algo malo. [Los énfasis son míos. - AR]
En otras palabras, para este ateo es inaceptable decir que algo es absolutamente bueno o absolutamente malo, porque esos son meramente valores relativos a un hecho o circunstancia, y cada persona designa ese hecho como bueno o malo según su punto de vista y cómo cada persona es afectada.

Sigamos... El ateo continúa diciendo:

Partiremos del supuesto (a refutar) de la existencia de un dios omnipotente (que todo lo puede), omnisciente (que todo lo sabe), omnipresente (que esta en todas partes) y absolutamente bueno (básicamente el dios cristiano).
Bien, el ateo acá ofrece su primera premisa. Observamos que él está asumiendo la posición contraria sólo con fines de hacer una crítica interna, algo totalmente aceptable.

Sigamos... el ateo dice:

La omnisciencia y omnipresencia se derivan de la omnipotencia, ya que pudiendo conocer todo y estar en todas partes, lo conoce todo y está en todas partes (acá solo señalo algo obvio, mi refutación no se basa en esta derivación sino que estas cualidades ya están explícitas en la idea de dios cristiana).
Desde aquí el ateo se mete en problemas, tratando de colocar en jerarquías las cualidades de Dios. El Cristiano jamás diría que "la omnisciencia y la omnipresencia se derivan de la omnipotencia", ya que para el Cristiano, cada una de estas cualidades son esenciales y fundamentales. Ninguna está "sujeta" ni "derivada" de la otra. Aunque el ateo dice que su refutación no se basa en esta idea, nótese que el ateo revela su intención de insertar nociones falsas acerca de Dios, lo cual continúa haciendo a continuación:
Si es omnipotente es responsable de todo lo que sucede. ¿Cómo es esto?
Aunque el ateo meramente hace una pregunta retórica, su verdadera insinuación es aseverar, sin demostración, que la omnipotencia trae como consecuencia la "responsabilidad" de Dios (sea como él esté definiendo "responsabilidad", no lo sabemos... para que haya responsabilidad debe haber a quién responder, y precisamente la noción del Dios cristiano afirma que Dios es soberano), y que esto es algo inaceptable. ¿Dónde lo demostró? En ninguna parte. Esperaríamos algo mucho mejor compuesto bajo algo que, por el título, promete ser un artículo que debamos tomar en cuenta seriamente. Seguimos:
Si sabe que sucede (omnisciencia), tiene el poder para detenerlo (omnipotencia) y sin embargo no lo detiene es por que está conforme con que eso suceda.
Lo único que podemos responder a este punto es ¿y qué? ¿Qué importa que Dios esté conforme? El ateo se verá tentado a decir que si Dios está conforme con que algo "malo" que sucede, es algo malo de parte de Dios. Pero recuerden... el ateo admite que el que él diga que algo es malo, no significa que sea absolutamente malo (ya que los absolutos no existen), sino que es meramente su opinión basado en su punto de vista. Bien, concederemos su derecho a tener una opinión, pero en el campo de debate las opiniones y preferencias de los debatientes deben ser dejados a un lado.

¿O acaso el ateo pretende que tengamos "fe ciega" en que él tiene una noción absolutamente correcta de lo "bueno" y lo "malo"?

Seguimos:

Si agregamos a esto la absoluta bondad de dios, el mal no existe. ¿O acaso alguien absolutamente bueno aprobaría el mal?
Aquí tenemos que preguntar, ¿de cuál "mal" está hablando el ateo acá? ¿Del "mal" que él dice sólo vive en su cabeza y no necesariamente en la de algún otro ser?

Más aún, la postura Bíblica (Reformada) de Dios afirma que, siendo soberano, Dios puede hacer todo lo que El quiera sin que impugne su carácter, ya sea que parezca bueno o malo a los ojos del hombre (Isaías 45:7; Rom 8:28).

Si Dios decide, por ejemplo, enviarle una enfermedad a alguien, con el propósito que fuere, El es soberano y justo para hacerlo sin que el hombre tenga derecho de impugnar su carácter. De nuevo el ateo se ve tentado a decir, "¡yo sí puedo decir que enviar una enfermedad a alguien es algo malo!", y de nuevo, el ateo desesperadamente abandona su postura ("bien y mal absolutos no existen) para crear ad hoc un argumento emocional (en mi país le dicen "ñoñería" o "lloriqueo").

Como sabemos que el mal existe (contradicción) por lo tanto dios no existe.
Ah . . . ¡¿Sabemos que el mal existe?! Pero Sr. Ateo, ¿no era justamente eso lo que usted estaba negando, que el mal (de forma absoluta y no-subjetiva) exista? ¿Tan rápido abandona su propia postura?

Su conclusión sería mejor expresada de esta forma, si el ateo fuera consistente:
"Como dentro de mi opinión subjetiva el mal existe, y como dentro de mi opinión subjetiva mi concepto subjetivo de un dios "bueno" no compatibiliza con mi opinión subjetiva del mal que creo que existe, entonces mi opinión subjetiva es que dios no existe."
Esta conclusión es pura paja, y como tal, no merece que le dediquemos más atención.

Sigamos:

Además:

Si dios es el creador de todo lo que existe, todo lo puede y todo lo sabe, es causa conciente de todo lo que sucede, ya que antes de crear cualquier cosa, sabía qué iba a suceder y cómo iba a suceder (omnisciencia).
Sólo destaco que rechazo la idea de un Dios que está atado al tiempo y que, por tanto, conoce las cosas "de antemano como iba a suceder" (si quieren entender mi postura acerca de este tema, por favor leer los artículos en este blog sobre la "Eternidad"). De hecho, admitimos que Dios es la primera Causa y Causante de todo lo que hay en existencia. Entonces de nuevo, la pregunta sería ¿y qué? ¿Qué gran revelación nos trae el ateo? Nada, sólo más paja.

Seguimos:

Si es absolutamente bueno, es incapaz del mal por lo tanto no es omnipotente.
Sin repetir el problema del que el ateo sufre en no poder reconocer absolutamente si algo es bueno o malo, ¿cómo sabe el ateo que Dios no puede hacer algo "malo" (a la vista de los hombres) con un fin ulterior bueno?

¿O acaso para el ateo la idea de "Dios bueno" significa que sea un robot que sólo hace cosas "buenas" (de nuevo, "buenas" según la opinión subjetiva de un ateo de lo que es "bueno")... algo así como una muñeca de Hello Kitty? Si este es el dios que el ateo intenta refutar, nos unimos a él afirmando que ese dios débil y afeminado no existe, y ese dios no es en ningún sentido comparable al Dios que las Escrituras señalan (Isa 45:9).


Si Dios, como tal, es Quien juzga qué es bueno y qué es malo, entonces lo que esta conclusión debería decir es que "Dios es incapaz de juzgar lo que El hace, ya sea bueno o malo para el hombre, como absolutamente malo." ¿Cómo el ateo pudiera refutar algo expresado así? De ninguna manera.

Ni siquiera vamos a examinar su conclusión, ya que sus premisas han sido halladas en falta, y por tanto, falsas. Pero volvamos por un momento al requisito original del ateo:
Si una proposición p es declarada como verdadera, y luego otra proposición q, que en esencia o por consecuencia contradice a p, también es declarada como verdadera, una o ambas de las proposiciones necesariamente deberá ser considerada falsa, pero a fin de cuentas, ambas no pueden ser verdaderas.
Apliquemos esto a las premisas del ateo:


p= "El bien y el mal absoluto no existen."
q= "Si Dios es omnipotente entonces es un dios [absolutamente] malo." *


Vemos que p y q se contradicen, ya que, o existe el mal absoluto o no existe. Por tanto, usando el mismo exacto requisito del ateo, una o ambas de sus proposiciones son falsas.

Por consiguiente vemos que el ateo está acusando al creyente de cometer una falacia que él mismo, en su argumento, comete.

Gozo en Su reposo,

A&R


*En el cuerpo de este escrito, he probado cómo la premisa q está carente de sustento. Es decir, no es falsificado solamente porque contradice su premisa anterior, sino que es falso simplemente tomando en cuenta sus propios méritos (o bien, sus desméritos).

11 comments:

R. D. Anazasi said...

Lo que paso es que mezclastes dos refutaciones distintas que he escrito.

La primera considera al bien y al mal algo objetivos, y suponiendo a dios, y de la forma que derivo en esa demostracion, el mal no existiria en el mundo. ¿Te atreverias vos a afirmar que un niño de 3 años que es violado, golpeado y asesinado es algo bueno? Eso ha sucedido.

En la segunda considero al bien y al mal como algo subjetivo, por lo que dios no podria ser absolutamente bueno, sino que seria bueno para unos y malo para otros.

Como vera intento complementar dos esenarios distintos uno en que el bien y el mal son objetivos y otro en que son subjetivos.

Lo que has hecho vos es mezclar ambas refutaciones, que son opuestas desde el principio, para lograr algo que se adapte a tus creencias.

Alexander Rodríguez said...

Rin,

1) Si lees bien, en el cuerpo del mensaje demostré por qué tu entendimiento del Dios de las Escrituras es fallido, y por tanto, estás hablando sobre algo que no conoces. Sería bueno que respondieras punto por punto si me he equivocado sobre tu conocimiento.

2) Es falaz que hayas asumido al bien y el mal como algo subjetivo, sólo para probar que no hay bien ni mal absolutos. Eso, amigo, es la falacia del petitio principii o argumento circular.

3) En este escrito he refutado tu argumento de que "si Dios es bueno, el mal no existiría". Puedes continuar aseverando el argumento todo lo que quieras, pero nadie lleva a un gallo muerto a la gallera (una persona irracional, quizás sí).

4) Obviamente estás obligado a afirmar (sin base) que no hay bien ni mal absoluto porque en el sistema ateo esos conceptos no son sustentables, y tú lo sabes... así que por favor, no me vengas a decir que lo hiciste solamente como un asumido. Esa es parte esencial de tu cosmovisión, ¿o me equivoco? Si me he equivocado, demuéstramelo, muéstranos con qué base un ateo sustenta conceptos de bien o mal absolutos y trascendentales.

5) Como careces de una base objetiva para determinar si algo es bueno o malo, eres TU quien tiene que mostrar cómo, de qué forma, y con qué base puede un ateo decir que "un niño de 3 años que es violado, golpeado y asesinado" es algo absolutamente malo.

Tú dijiste que si beneficia a alguien, entonces es bueno. Por tanto, por lo menos en la mente degenerada de quien comete ese crímen, quien obtuvo un beneficio inhumano, es algo bueno; y esto, por lo menos hasta el nivel en que tú puedes razonar, es suficiente validación, ya que según tu sistema el bien y el mal los define cada quien.

A&R

crhys said...
This comment has been removed by a blog administrator.
crhys said...

Hola Alex, me gusta mucho tu Blog, lo voy a colocar en mis favoritos, con respecto a lo que comentas, estoy de acuerdo, un Ateo no tiene la suficiente autoridad para hablar sobre lo bueno y lo malo, si la moral es subjetiva, alguien puede decir que violar a un bebe es bueno, y se le aceptaria.
Nuestra moral cristiana, viene de algo superior a lo humano, de hay que las leyes que rigen nuestra vida y conducta, sean el ejemplo perfecto de vida para toda la humanidad.

Alexander Rodríguez said...

Bien dicho, Chrys.

A&R

Valdivia said...

Pero Alexander, según lo que dicen entonces tú y los creyentes, es que "Dios es Soberano y permite que cualquier cosa suceda, porque aunque a los ojos de cualquier persona eso pudiera parecer malo, Dios tiene planeado un >>fin ulterior bueno<<".

Pero entonces ¿tú como sabes que ése Dios Soberano tiene un >>fin ulterior bueno<<? Qué tal que ése Dios simplemente quiera que muéramos y desaparezcamos, pues según tú, si es Soberano, no tiene que rendirle cuentas a nadie. Y menos a un simple mortal como tú.

Qué tal que Dios tenga planeada la destrucción de la humanidad porque así es su plan, ¿y quién eres tú para contradecirlo? Si Dios es Soberano. Si desde antes ya dices que Dios tiene un "fin ulterior bueno", es porque lo estás consignando a que haga cosas buenas para nosotros. ¿Que tal que Dios nos haya creado para hacer sufrir y padecer a unos, y hacerlos gozar y reír a otros? ¿Y tu quién serías para contradecirlo?, si tu Dios es
Soberano y no admite cuestionamientos.

Quiero leer la respuesta que me darás, porque seguro no será coherente ni lógica.

Alexander Rodríguez said...

Valdivia, me encuentro bastante insultante que me hagas una pregunta, y de plano profetices que mi respuesta "no será coherente ni lógica".

Tu pregunta presupone que "la destrucción de la humanidad" y "Dios nos haya creado para hacer sufrir y padecer a unos, y hacerlos gozar y reír a otros" son cosas que contradicen la bondad de Dios, o sea, que son malas. ¿En qué se basa tu noción de que estas cosas son malas?

Fíjate bien... No estoy diciendo que no lo sean, ni tampoco estoy en ninguna forma admitiendo la posibilidad de que eso esté en el plan de Dios. Obviamente - por mis propias bases - no es así, pero también obviamente tú no te basas en lo que yo digo ni creo para emitir preguntas. Tengo que suponer que tú tienes alguna base, una métrica, un estándar para designar que las acciones que tú citas son absolutamente malas, y que contradicen la idea de un Dios absolutamente bueno. ¿Cuál es tu estándar?

Si eres una persona que maneja algo de lógica (como se deja entender en tu pretendido insulto hacia mí), entenderás que esta es una cuestión lógicamente anterior a tu pregunta; ya que si de hecho no sabes que esas acciones son en verdad absolutamente malas, tampoco tienes forma de probar la contradicción que presentas, si fuese así en verdad.

En otras palabras, aún si yo te dijera (sólo hipotéticamente, no vayas a cometer la torpeza de tomar esto como una admisión) que el plan de Dios sí es destruír al mundo y todo lo demás, tú no tienes forma de juzgar si esto contradice la bondad de Dios o no. A lo mucho, puedes llegar a decir que no te gusta ese Dios, lo cual de todos modos dirás sin importar las acciones de Dios que se te presenten.

A&R

Valdivia said...

Jaja Calma hermano Alexander, discúlpame si te ofendí con mis suposiciones de que no contestarías coherentemente, pero en vista de la respuesta que me has ofrecido, lo confirmo. Creo que tranquilamente estás manipulando mi comentario para poder justificar tus creencias. Veamos...

Primero, para responder, tu me haces la siguiente pregunta:
¿En qué se basa tu noción de que estas cosas son malas?

Te corrijo, en ninguna parte de mi primer comentario dije que lo fueran, revisa y verás que en ningún momento hablo de maldad o bondad.

Simplemente suponte que Dios nos creo con fines que, de nosotros conocerlos, nos harían temblar de miedo (por ejemplo, el sufrimiento eterno después de la muerte, no importa cuál haya sido nuestro comportamiento). Como tal fin es temible y terrible para nosotros los humanos, ¿Tu quién serías para contradecir la voluntad de ése Dios? Siendo soberano no podrías cuestionar sus decisiones, ni conocer las razones, como para poder afirmar que Él desea nuestra felicidad eterna (tal como afirman los creyentes). Y si acaso la voluntad de Dios es no tengamos vida eterna y al morir desaparezcamos ¿Cómo podríamos entonces saberlo? ¿Qué garantía hay de que eso no va a suceder?

Como veo que la primera vez no me entendiste, espero que en esta ocasión haya quedado mejor explicado, así que te doy el beneficio de la duda: Espero con mucha atención, la respuesta coherente y lógica que me darás. Nótese que en ningún momento hablo de bondad o maldad, espero que tu tampoco lo hagas.

Por cierto, Muchas Gracias.

Valdivia said...

Se me olvidó decirte:

"A lo mucho, puedes llegar a decir que no te gusta ese Dios, lo cual de todos modos dirás sin importar las acciones de Dios que se te presenten."

Me criticas algo que tú mismo haces. Pero está bien, yo por el momento, me muestro abierto: En ningún momento de nuestros intercambios, diré que Dios NO existe. Veré tus respuestas y al final sacaremos conclusiones.

Alexander Rodríguez said...

Valdivia, te advierto que bajes el tono. Me acabas de acusar de que manipulo tu comentario para justificar mis creencias, algo que no tengo ni siquiera necesidad de hacer. No estoy para una más.

Tú sí hablaste de bondad, al decir:

"Pero entonces ¿tú como sabes que ése Dios Soberano tiene un >>fin ulterior bueno<<? Qué tal que ése Dios simplemente quiera que muéramos y desaparezcamos, pues según tú, si es Soberano, no tiene que rendirle cuentas a nadie. Y menos a un simple mortal como tú."

(Las negritas las pusiste tú, por cierto.)

Tú fuiste quien contrapuso "fin ulterior bueno" y "Dios quiera que desaparezcamos" y todo lo demás, y ahora quieres negarlo. Buen intento.

Si vienes aquí a juguetear, diciendo una cosa y luego negándola, y además acusando a otros por tu propia torpeza, llegaste al lugar equivocado, ya que no estoy para perder mi tiempo.

Voy a contestar tus preguntas de todos modos, dándote a ti el beneficio de la duda de que vienes a indagar honestamente, y no buscando armar trampitas:

1- Si Dios quisiera aniquilar a la humanidad, habrían formas mucho más sencillas para hacerlo que el profetizar a Su Mesías, encarnarse El mismo en Su forma, someterse a pena de muerte, y todo lo demás.

2- La Palabra de Dios, el cumplimiento de Sus profecías, el milagro de la resurrección, y la confirmación del Espíritu Santo en los corazones de los suyos dan testimonio de que lo que El dice es cierto, y de que El es fiel para cumplirlo. El siempre ha hecho con el hombre lo que se ha designado hacer, y le ha revelado al hombre sus designios y Su voluntad. Tu desfachatada hipótesis jamás ha formado parte de lo que Dios ha dicho sobre El mismo.

3- La resurrección de Cristo también da testimonio de que El es un Dios de vida y no de muerte.

4- Tú dices...
(...por ejemplo, el sufrimiento eterno después de la muerte, no importa cuál haya sido nuestro comportamiento).

...y lo citas como algo que no se da, pero de hecho es así. Es decir, Dios condena a muerte eterna a todas las almas sin importar cual haya sido su comportamiento.

Si El nos ofrece la vida eterna, sólo es por el sacrificio de Su Hijo Jesucristo, el cual hizo posible la redención de todos los que El ha escogido para Sí. Es decir, no es por nuestro comportamiento, el cual es siempre depravado; sino sólo porque El lo escoge, y como dije antes, el Espíritu da testimonio a nuestro espíritu de que es así, que somos suyos, adoptados por medio de la redención y el ministerio de la reconciliación.

5- Por supuesto, estos conceptos son, dada mi presuposición de que la Biblia es la Palabra de Dios. Dada mi presuposición, como verás, tu hipótesis no tiene cabida y es ilógica. Ahora bien, si tú lo que quieres es que analicemos tu hipótesis dado otra presuposición (sabiendo que toda hipótesis existe dentro de un sistema dado), estaré feliz de hacerlo; sólo indícame bajo cuál otra presuposición te gustaría analizarlo.

Espero haber contestado tu pregunta, y también espero que vengas con una mejor actitud la siguiente vez que comentes.

A&R

Valdivia said...

Soy VALDIVIA, recuperé una cuenta que tenía antes:

Qué bueno que especificas las reglas, y me moderaré tanto como pides, por el interés que tengo en el tema. Ahora continúo.

Primero te aclaro, no contrapongo la frase "fin ulterior bueno" a mi ejemplo, pues lo mismo podría pasar si invierto el ejemplo. Pero no te preocupes, lo que me has contestado no tiene desperdicio, también se puede desgranar (nótese que digo desgranar, no refutar ni negar, para que no se escuche retador).

Digamos que yo acepto (en primera instancia) lo anterior que tú me has dicho, tal como me lo has dicho. Pero ahora, me surgiría una duda ¿Cuál es el criterio para decir que ese fin ulterior será "bueno"? Muy probablemente, debido a que somos mortales limitados, no lo sabremos, "Sólo Dios Sabe".

Digamos ahora que yo, que nunca he estado envuelto en ninguna religión (sin necesidad de ser Ateo o tener prejuicios en contra), siempre he pensado que la bondad o maldad dependen del que las percibe, de acuerdo a sus propios intereses. Creo que ejemplos de esta manera de pensar te han de sobrar, así que los omito.

Según lo que he estado leyendo (sin poner palabras en tu boca, aclaro), yo tendría la percepción de que tú estas afirmando que: "De acuerdo a la cosmovisión de Valdivia, si la maldad o bondad de los actos dependen de quién los aprecia, entonces Valdivia no podría decir que Dios es malo, porque sería sólo Su apreciación personal y no puede saber el juicio de un Dios" (repito, no puse palabras en tu boca, es la percepción de lo que creo que me estas diciendo).

Entonces, de ser esto así, yo no debería asumir que una golpiza, violación y sodomización de un niño de 3 años es malo, porque ahora no lo sé. Importante: no vayas a decir en tu respuesta que Yo digo que esto es malo, sino que te estoy diciendo que: No lo sé, ni lo puedo saber, sólo Dios lo sabe. Lo mismo pasaría si describo un ejemplo contrario: "Valdivia intentando salvar a un rehén de sus secuestradores".

Después, yo pensaría esto: entonces, si Dios lo permite, simplemente es porque está de acuerdo (de no estar de acuerdo, lo impediría, además, lo desea porque ya le destinó una finalidad ulterior). Y sería aquel acto bueno, con respecto al juicio de Dios, y malo, con respecto al juicio de los hombres. Luego, yo pensaría: La diferencia entre maldad y bondad, sería la de si tengo éxito en mis planes o no, sean cuales fueren. Pues participaría de ése "fin ulterior" (que es la voluntad y plan de Dios).

En este ejemplo (de los muchos que podemos poner), no podríamos saber quién sería bueno, pues si Dios deja que cualquier hecho suceda, y ése hecho supone un "fin ulterior bueno", ya designado por Dios a ése acto, todos los participantes actuaron de acuerdo a la voluntad de Dios.

¿O acaso dirás que: si Dios tenía un fin ulterior bueno para un acto determinado, los participantes no debieron realizarlo? Si se opusieran, golpeador y golpeado, entonces también se opondrían a ese fin.

Por lo tanto, queda decretado entonces que como mortales humanos limitados que somos, no podemos saber qué actos son buenos y malos, y solamente existe la voluntad de Dios. ¿Quién soy yo, quién eres tu, para contradecir o renegar de su voluntad? Más aún, ¿Quién soy yo para pensar que la Felicidad eterna de los humanos es algo bueno? ¿Quién eres tú para decir que la destrucción o sufrimiento eterno de los humanos es algo malo? ¿O viceversa? Ninguno de los dos puede establecerlo ni hay parámetros, por lo tanto, no sabemos qué nos espera después de la muerte.
¿Por qué los creyentes dicen luego que nos esperaría una eternidad de felicidad con Dios? ¿Cómo lo saben?

De tus palabras: "Tu desfachatada hipótesis jamás ha formado parte de lo que Dios ha dicho sobre El mismo."

Un Ateo tal vez contestaría: "Supongo que es una broma, porque una broma supongo que es".

Y no te lo digo con sorna (aclaro), pero me parece la mejor manera de ilustrar el análisis que se le podría hacer a ése argumento, si tratáramos de ser serios.
Sin embargo, yo vengo abierto y quiero indagar sin prejuzgar: digamos que Dios Sí se "reveló", ¿Para qué Dios pediría o rechazaría ciertos actos, si Él es quien designa el fin bueno que les dará a todos? Y desde luego ¿También podría designar un "fin ulterior malo"? ¿Qué garantía hay de que no suceda?

Luego agregas: "Dios condena a muerte eterna a todas las almas sin importar cuál haya sido su comportamiento." Vuelvo a mi duda, ¿Entonces para qué pide ciertos comportamientos? Los que dicen los creyentes que han sido revelados.

A Dios no le sirven de nada, no los necesita (¿Osarás decir que si?). A nosotros los humanos tampoco, Primero porque ya estamos condenados; Segundo, porque si nos queremos salvar de nada sirve que hagamos algo, pues nuestros actos no sirven para salvarnos, sólo la decisión de Dios lo hará.

A estas dudas (conste que dije dudas), agrego más: Si según dicen los creyentes, Dios quiere la salvación de los humanos, pero nos condenó porque somos depravados ¿No hubiera sido bueno que nos creara sin ésa depravación? ¿Para qué querría que tuviéramos algo en nosotros, si eso iba a ser causa de la condenación que Él no quiere para nosotros? ¿O es que Sí la quiere? ¿Cómo sabemos, con todo esto, que no desea nuestra condenación? (una condenación que Dios decretó ¿o no?) Repito, son dudas, no hay juicio de mi parte, hasta que pueda leer la adecuada respuesta que sé que me darás.

Hago notar que he sido lo más amable y fino que me has pedido, para no distraernos con acusaciones y avanzar de verdad. Inclusive, estuve aceptando que tu Dios existe y que se había revelado, sin oponer argumentos a eso. Quiero leer tu intercambio.

De antemano, te agradezco tu tiempo. Discúlpame si empecé rudamente la primera vez.

Pasa buen día.