8.12.08

Mamá, No Permitas Que Tus Hijos Se Vuelvan Pastores



Es la traducción para el título de una canción country, cuyo video es gracioso y a la vez doloroso. Sé que no es la experiencia de todos los pastores, pero conozco muchos casos que son enteramente reflejados en esta sátira.

Me interesa mucho la opinión de mis hermanos en la fe, especialmente la de los pastores y ministros que leen.

14 comments:

Julio said...

Hola Alex. La situación es muy diferente en paises donde el cristianismo está perseguido, o donde es una minoría. Yo soy pastor bivocacional (con mi trabajo pago mis gastos) en una iglesia pequeña en España y creo que, al menos para mí, la vida es más sencilla, más discreta que la de pastores norteamericanos. No obstante las cosas van cambiando y vemos que algunos pastores y líderes están entrando en una espiral de "fama"que les hace daño a ellos y al ministerio, no tanto por la fama en sí, sino por el amor a la fama.

El problema del pastorado en sí es mantener el equilibrio, y la clave está en NO descuidar la familia, y no poner "la obra de Dios" por delante de la familia, sinceramente creo que es mejor no ser un pastor de éxito, o un pastor anónimo, que ser el padre de una familia desatendida.

Un fuerte abrazo desde estudios-biblicos.org

Alexander Rodríguez said...

Buenos puntos, Julio. Te he seguido un poco en tu blog, y observo la sencillez de la cual hablas.

Gracias!

ChaGuitO!! said...

Hey Alex!.. En dias pasados conversaba con un grupo de amigos sobre la realidad que se ve en la gran mayoria de hijos de pastores, llegando a una conclusión unánime de que los pastores se han olvidado de que el primer ministerio no solo de ellos sino de todo cristiano es la familia. Es por eso que vemos el contraste que existe entre las vidas de estos servidores de la obra de Dios y la de los miembros de sus hogares.

Alexander Rodríguez said...

Chaguito... Eso es muy triste, mano. Yo veo que por eso es que mi esposa me dice que no quiere que sea pastor.

A&R

Monjaguerrillera said...

Mano, el video será de sátira pero es hiper realista, no se inventan nada. digamos que lo dicen de ese modo, sabiendo que el guante calzará perfecto.
No, por favor, no seas pastor.
Ahora te lo pide tu hermana también.

jonatanpb said...

Hola Alex.

Al menos el tipo en el video tiene una linda casa, buena comida y teléfono. Cuando la postergación familiar por "la obra del Señor" además incluye hambre, negación personal (de tipo socioeconómico) e hijos frustrados, es doblemente penoso.

Como sea, en ciertas veces valido a Pablo diciendo: "quédate soltero gil, quédate soltero".

Saludos.

Alexander Rodríguez said...

No te apures, Monja, no creo que ese sea mi llamado de todos modos. Además de que me apedrearían los caza-herejes.

Jonatan, veo tu punto, eso de seguro puede ser mucho más duro.

En cuanto a lo que dices de Pablo, hay que destacar un punto importante. En 1 Cor 7:29,31, Pablo dice que es bueno quedarse soltero porque "el tiempo es corto" y porque "el mundo está a punto de desvanecer".

Si "el tiempo es corto" en realidad significa "el tiempo es largo, dos milenios y pico en realidad"...

...y si "el mundo está a punto de desvanecer" en realidad se debe interpretar como "el mundo NO está a punto de desvanecer, aún perdurará mucho más tiempo"...

...entonces la exhortación a quedarse soltero no tiene sentido alguno. ¿Acaso no debe significar "cásense tranquilamente", ya que vamos a hacer que todo signifique lo opuesto?

Jg2 said...

¿No deberían los padres, si realmente aman a sus hijos, dejarlos seguir su propio camino, dándoles amor y mostrándoles lo que ellos han aprendido o los errores que han cometido de sus propias vivencias?

Alexander Rodríguez said...

Jg2... La expresión "mamá, no dejes que..." parte de un modelo típico de una canción del género Country. No tiene nada que ver con el mensaje, no es un consejo en sí.

jonatanpb said...

Sí. En eso tienes razón. Me refería a la forma en que Pablo vivió su vida en Cristo. No me imagino a Pablo en todo lo hecho con una mujer y un par de críos que alimentar. De haber sido así o tendríamos un par de epístolas menos o tendríamos a una esposa convertida (y no llamada) en sierva.

O se es muy maduro para enfrentar un pastorado sin postergar a la familia o lisa y llanamente te entregas a las ovejas sin el brazo fuerte de la familia.

(O eres astuto y dejas a tus hijos de pastor y así a las generaciones siguientes hasta que Dios venga...).

Saludos.

Jg2 said...

Vuelvo a intrusear por acá mientras debería estar haciendo otra cosa.

Un concepto conveniente de Familia, según mi perspectiva, podría ser el de: mínimo núcleo de acción y protección común donde se enseña a vivir en interdependencia* respetando siempre la individualidad propia.

Algo así como un pequeño oasis...Y para que esto resulte, la base de la familia, los cónyuges, deberían estar fuertemente enlazados desde lo más profundo de su ser. Ser ejemplo de los valores que se busca representar.

Tal vez los temas principales sean dónde ubica el creyente "la obra" y cómo invierte y reparte su tiempo, dedicación, y esfuerzos.

Assalāmu`Alaykum (no soy ni árabe ni musulman, simplemente me gustan estas palabras y ese idioma)

El Peregrino said...

El trabajo de pastor es muy complicado cuando es eso, un trabajo. Soy de la opinión que se puede "pastorear" (entiéndase ayudar, socorrer, aconsejar, acompañar) a la gente sin "ostentar el cargo" de pastor. Puede ser incluso más efectivo, porque todo es mucho más natural, y además, no te obliga un sueldo a cumplir con los "ofrendantes" sino el mismo Dios a lo que sea verdaderamente importante... Por eso, cantaré con sumo gusto esta simpática canción...

Alexander Rodríguez said...

El Peregrino, en realidad no estoy en sumo desacuerdo contigo, pero quisiera que me respondas: ¿Entonces crees que no existe el llamado pastoral como tal?

El Peregrino said...

Bueno Alexander, creo que la Iglesia necesita de pastores tanto como de maestros, profetas, evangelistas...

Ser pastor es una función, un servicio, un trabajo, NUNCA un cargo. Lo digo porque hoy día (no digo que sea tu caso) muchos se hacen pastor para imitar la figura del "sacerdote católico", el párroco que toma unilateralmente las decisiones. Creo la la Biblia está plagada de ejemplos en los que vemos que los que llevaban el mensaje a otros, tenían ante todo buen ejemplo, testimonio, frutos, y llenura del Espíritu Santo.

En algunos lugares como en Antioquía (Hechos 13:1) ni siquiera se cita que la congregación la llevaran pastores, sino ancianos (que tenían diversas funciones, citando las de profetas y maestros, y no la de pastor).

Lo que no veo es la desmesurada importancia actual del pastor, que debiera ser otro anciano más, que cooperara con los demás que tengan sus llamamientos respectivos y buen ejemplo para que la congregación entera sea edificada... Si nos fijamos en el famoso texto de Hebreos de "Obedeced a vuestros pastores", vemos muchas cosas, pero me fijo en dos: Dice "pastorES" en plural (no como UNO que ostenta un cargo mandatario), y además debiera decir dirigentes o guías, no exactamente pastores. Otra cosa es esa palabra de "obedecer", que procede del gr. que implica una decisión por persuasión y ejemplo de los tales, no por "poseer una credenciales".

No quiero alargarme demasiado, pero leyendo el NT veo que UNA MISMA persona podía ser llamada igual supervisor, que pastor, que anciano, que obispo, y eso implica que no era un título (como los "ministros" del gobierno) sino un trabajo reconocido que hacía que la gente los tomara como ejemplos imitables, no como autoridades impuestas a modo dictatorial...

Y por supuesto, no olvidemos la pluralidad, porque la Iglesia no puede vivir solo de pastores olvidando a todos los demás ministerios, incluyendo a los que ayudan, a los que administran, a los que visitan enfermos, a los que oran, a los que comparten, a los que discipulan (con vida y ejemplo, no solo de palabra)...

No sé si llego a explicarme, porque habría mucho para hablar, pero si quieres, podemos seguir dialogando.

En todo caso, espero que entiendas que creo en un genuino llamamiento para pastorear (cuidar, ayudar, estimular), lo que no puedo entender es el pastor que se convierte en el "Papa de la congregación" como si fuera el único camino para recibir la verdad y la revelación de Cristo, porque Cristo es la cabeza, y TODOS los demás formamos el cuerpo... El problema viene cuando algunos quieren ser "el cuello", la única unión entre la cabeza y el cuerpo, lo cual es, si me permites, peligroso.

Saludos, amigo