3.10.08

La Conclusión Obligatoria

"[...]Al exaltar a Dios sobre todas las limitaciones humanas, nos recuerdan que los pensamientos de Dios no son nuestros pensamientos. Por tano, dicen ellos, la Mente divina está tan por encima de nuestras mentes finitas que no existe ni un sólo punto de coincidencia entre Su conocimiento y el nuestro. Cuando un Calvinista intenta razonar con ellos lógicamente, ellos desdeñosamente contrastan la lógica humana con las paradojas divinas. Dios es completamente otro. El jamás es el objeto de nuestro pensamiento.

"En una reunión eclesiástica escuché a un ministro decir que la mente humana no posee ninguna verdad en lo absoluto. Y el año pasado en Europa visité a un cierto profesor quien aseveró que no podemos conocer verdades absolutas. Cuando él dijo eso, tomé un pedazo de papel y escribí "no podemos conocer verdades absolutas"; le enseñé lo escrito, la oración - "no podemos conocer verdades absolutas"; luego le pregunté "¿Es esa oración absolutamente verdadera?"

¿Acaso no puedes ver que si la mente humana no puede contener verdades, tampoco pudiera tener la verdad de que no puede contener verdades? Si sabemos nada, no podemos saber que sabemos nada. Y si no hay un sólo punto de coincidencia entre el conocimiento de Dios y el nuestro, se deduce rigurosamente, ya que Dios lo sabe todo, que nosotros sabemos absolutamente nada."


-Gordon H. Clark, God's Hammer

6 comments:

veldugo01 said...

uuuufffff...

Monjaguerrillera said...

Absolutamente.

Sin embargo, tenemos que conocer, casi obligatoriamente, y no encerrarnos en el calvinismo (porque no lo abarca todo como pretendiera) que nuestros tiempos tienen una diversidad de teologías que nos ponen frente a las narices perspectivas múltiples y simultáneas. Conocerlas, confrontarlas (o no) según lo que sabemos y creemos, no se puede hacer nada más que mediante los recursos que tuvieron otros creyentes en un tiempo mucho más fácil que el nuestro, en el que las teologías eran sólo dos o tres y sus respectivas derivaciones y atomizaciones.

En las Américas de abajo, las teologías "en contra de lo absoluto" nacen como una reacción (por miedo) al absoluto que se predica en esta América de arriba. Por supuesto que son teologías que no conducen sino a un nihilismo donde todo es válido y por ende nada es válido. pero popularmente cunden, prenden, brotan.

-Formulación de absolutos en teología moral: tres casos

-Cristo liberador, mediador absoluto del reino de Dios

-El carácter universal, único y definitivo de Jesús de Nazaret en los inicios de la cristología.

-Verdad absoluta desde el libro del Éxodo: el nombre divino.

-Absolutez y relatividad del cristianismo

-Analogía donationis, la teología de lo absoluto en la obra de Hans Urs von Balthasar

Articulos completos

Cuidemos de cómo y mediante quiénes, bajo qué conceptos y con qué objetivos predicamos el absoluto si no queremos que esto que ya sucedió, suceda.

Besos absolutos

Alexander Rodríguez said...

Monja, muy interesante el enlace al que apuntas... Lo leeré en otro momento.

Por ahora te diré que me parece que atinas en una distinción importante, la de la aplicación de verdades, vs. la existencia y formulación de verdades. Es cierto que se corre un peligro al confundir estas cosas, y negar a uno con la intención de negar el otro.

A&R

Monjaguerrillera said...

Mano, es justo eso.
Porque todas las teologías marxistas y pseudomarxistas del "Jesús histórico" (un relativo no absoluto) que nacieron y se reproducen como hongos aqui (incluso se lo empiezan a plantear en el seno mismo de esa universidad católica chilena, super mega dogmática y estricta)es por causa del COMO se predica al Dios Absoluto. Como tenemos cultura relativa, dicen, ?como hacemos para confrontarla con un Dios Absoluto? ¿y a causa de qué? ¿de que les molesta que Dios sea absoluto? No, a causa del desastre infernal que hacen los predicadores del Dios absoluto. Cuanto mas predican estos aquí, más se relativiza la cultura, como por contragolpe social.

Me tienen jodida.
Mira luego si puedes ese articulo que publique sobre el "hacer desaparecer el concepto de redención".

Aquí, en el Instituto Isedet que antes era teológico y cristiano y a que ahora es cualquier mamarracho, enseñan eso.

Ay. Besos Mano.

Alexander Rodríguez said...

Monja, ¿tienes el enlace del artículo que mencionas? Busqué pero mis ojos ciegos no lo encontraron...

Monjaguerrillera said...

Sí, mano, aquí.

Que desaparezca el concepto de redencion

Un abracito