10.9.08

Oncología de los Foros Online: un Diagnóstico

Hace unos cuatro años, participaba en un foro online (cuyo nombre me reservo). Me vi obligado a retirarme de ahí por completo porque a la administración no le gustaba que yo hablara sobre las Escrituras de forma abierta y respuetuosa. Censuraron casi todos los temas, y básicamente me dijeron que el que quisiera hablar conmigo en el foro tenía que ingresar dos palabras clave, uno para ingresar en el foro, y el otro para hablar sobre "esos temas". La segunda clave la otorgaría la administración, si ellos decidían que lo querían hacer. Era una forma políticamente correcta — aunque ética y Bíblicamente incorrecta — de colocarnos una mordaza.

Hace unos días, ingresé al foro por pura curiosidad. Cuando hice una búsqueda de los temas más recientes y activos, y con horror me topé con esto:


Observo que la actitud de los administradores fue muy efectiva, no para ahuyentarme a mí, sino para un fin mucho más evidente: lograron convertir el foro en un alojamiento pro-D.M.T., a expensas de temas centrados en las Escrituras de la fe Cristiana.

Antes he opinado que los foros Cristianos son un cáncer, y esta es la razón: Así como el cáncer se expande, haciendo daño a todo órgano con que entre en contacto, el foro Cristiano, a través de su difusión y defensa del Pseudo-Cristianismo D.M.T., logra empañar la visión clara de lo que significa la fe Cristiana.

Por supuesto, no es que un foro Cristiano tenga que ser D.M.T., sino que como eso es lo popular, y por su parte los foros desean contar con una buena cantidad de participantes, los administradores se ven atraídos a servir a lo que el público pide. La ley de la oferta y la demanda, para hablar en términos mercadológicos.

Si los administradores defendiesen la comunicación libre, se publicaría información tanto buena como mala, y el lector pudiera informarse sobre las diferentes posturas, y tomar una decisión equilibrada. Sé que la idea que se permita colocar información "mala" pone nerviosos a los administradores; pero el problema mayor es que han probado no saber diferenciar entre lo "malo" ante sus ojos, y lo verdaderamente dañino.

Por otra parte, por su predilección desmedida, y por el supuesto "deber" que sienten los moderadores a defender las consciencias de los visitantes, muchos terminan cayendo y profundizando en el remolino de las no-verdades (¡incluso en el desdén a la verdad!). Lamentablemente, el poder corrompe. El administrador no puede limitarse sólo a moderar la conducta, también siente que debe moderar el contenido, colocándose de esta forma en más que un moderador, se coloca como un editor.

He hallado que el modelo de las comunicaciones libres de administradores — como los blogs — es completamente superior, precisamente porque permite que ideas diversas se difundan compitiendo bajo la misma facilidad de acceso, sin que ningún hombre o mujer intervenga en la decisión libre del lector. Si usted no quiere leer algo, no necesita a un administrador o moderador que se lo esconda. Simplemente usted escoge, y se va o se queda.


Relacionado: Esclavo Bajo la Autoridad de Nadie

2 comments:

Janoski said...

Estimado,

Siempre leo su blog y me llamó la atención esta entrada. No soy cristiano (y me declaro exiliado de la presencia del Altisimo), pero le invito a participar en el Foro de Religión de chilewarez.org. No voy a hacer propaganda ni nada, solo quiero invitarlo a conversar.

Salud!

Alexander Rodríguez said...

Janoski, gracias, pero no gracias.

A&R