25.7.08

La Cruz Más Grande de la Biblia

El domingo pasado, un hermano en la congregación me preguntó, "¿Cuál es la cruz más grande en la Biblia?". No me concentré en buscar posibles respuestas, ya que pensé que era sólo un chiste. Al decirle que no sabía, me mostró estos versos del Salmo 103:


11 Porque como la altura de los cielos sobre la tierra,
Engrandeció su misericordia sobre los que le temen.

12 Cuanto está lejos el oriente del occidente,
Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones.


¡Vaya! 8'o

4 comments:

Claudio said...

Eso si tiene algo de sentido!

Me gustó!

Rubén said...

Hola Alexander

Leyendo esos versículos, la verdad no me queda más que reflexionar sobre lo infinito o inconmensurable de la misericordia de Dios, de la misma manera, mi impresión es lo inconmensurable del sacrificio de Cristo en la Cruz. Ese acto conecta con lo descrito en el salmo. Acaso alguien puede medir la distancia entre el cielo y la tierra? o acaso alguien jamás sabrá lo que costó nuestro derecho a redimirnos. Isaías 53 habla del castigo de nuestra paz:
Isa 53:5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados. El castigo de nuestra paz fue sobre él; y por su llaga hubo cura para nosotros.

Lo que veo aquí es que de ciertamente para que nosotros pudiesemos gozar de paz y por curarnos de nuestras heridas Cristo lo sufrió todo, su misericordia y amor fueron como la distancia del cielo a la tierra, y tan lejos pudo echar nuestras rebeliones como lo está el oriente del occidente (inteligente metáfora, puesto que la tierra es redonda, en algún lugar nunca dejaremos de caminar al oriente o al occidente, lejos, no crees?)

Ahora bien, sobre quienes Cristo extiende su misericordia? sobre quienes le temen, sobre quienes son misericordiosos, Bienaventurados los misericordiosos porque tendrán misericordia.
En realidad si pudiésemos dimensionar lo que fue la cruz, creo que nadie ñle daría la espalda a Dios en su sano juicio.

Aún así, la misericordia de Dios está ahí, esperando por nuestra metanoia y no por un simple remordimiento. Pero lacruz está ahí para salvarnos y para que le prediquemos de ella a toda criatura

bendiciones

Rubén
http://en-el-principio-era-el-verbo.blogspot.com/

Alexander Rodríguez said...

Claudio y Rubén, gracias por comentar. Me alegra saber que les impactó como a mí!

Saludos y bendiciones,

A&R

Claudio said...

Alex..

Me bendice mucho tu Blog! apreciado Hermano.

Siempre te leo..

Bendiciones!