6.7.07

La Visión Bíblica de la Ciencia

Muchos no-Cristianos, y demasiados Cristianos, son de la opinión de que la ciencia (es decir, las ciencias físicas o naturales) son un creciente cuerpo de verdades sobre el universo. El progreso de la ciencia, sus triunfos tecnológicos, se nos dice, demuestran su veracidad. La ciencia es aparentemente inexpugnable. Después de todo, funciona, ¿o no? ¿Y no es el éxito la medida de la verdad?

Siendo este el caso, cuando la Biblia y la ciencia parecen estar en oposición, necesitamos reinterpretar la Biblia. Por ejemplo, ya que la ciencia nos dice (y el papa está de acuerdo) que (algún tipo de) la evolución es un hecho, no meramente una teoría, entonces necesitamos tomar una mirada fresca a Génesis 1. Ya no podemos aseverar con el Catecismo Corto de Westminster (Q 9) que "la obra de la creación es el hecho de Dios de hacer todas las cosas de la nada, por Su Palabra, de Su poder, en espacio de seis días, y todo muy bueno." El creacionismo de seis-días necesita ser re-examinado. Se nos asegura que es una visión oscurantista de las cosas.

Hablar en contra de este estilo de pensar científico es casi una blasfemia en algunos círculos, porque, para muchos, la ciencia es el dios de este siglo. Sin embargo, esa es precisamente la intención de este ensayo, blasfemar al dios de la ciencia. La ciencia, como veremos, no es el revelador principal de la verdad. De hecho, la ciencia no es capaz de revelar ni una sola verdad en lo absoluto.

Entonces, ¿cuál es la visión Bíblica de la ciencia? La ciencia nos permite cumplir el mandato de Génesis 1:28: "Dios los bendijo y les dijo [a Adán y Eva]: "Sean fecundos y multiplíquense. Llenen la tierra y sométanla. Ejerzan dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra." La ciencia nos provee direcciones para hacer cosas, u "operar", en este mundo. No nos explica cómo funcionan las leyes de la naturaleza, ni tampoco nos define ni nos describe las cosas con exactitud. La ciencia no descubre verdades; es un método para dominar y utilizar la naturaleza; es meramente una disciplina práctica que nos ayuda a vivir en el universo de Dios y a someterla.



(de "The Biblical View of Science", por Gary Crampton)


[Continuará... ]

8 comments:

Monja said...

Sinceramente, Mano, no veo la Biblia en contradicción con "la ciencia", y viceversa, en nada. Por qué el logos en griego, sí vale. Y en cambio (el mismo Logos) en latín "sciencia", no vale? Es muy posible que me esté adelantando por no esperar a que completes la serie. No obstante, humildemente pregunto, porque no me queda claro desde el principio.

Monja said...

Ah perdón, no quiero entrar en detalle de que el Logos es la Persona de Dios y que la omnisciencia omnitemporal (ya que hay teistas abiertos le agrego que la omnisciencia sea redudantemente omnitemporal) sea un "atributo" de la Persona del Logos. Me refiero a la "Sciencia" a la cual tenemos acceso por ahora.

Alexander Rodríguez said...

Gabba, el ensayo no trata sobre la ciencia desde el punto de vista etimológicamente formal, el trasfondo del concepto de "ciencia"; sino más bien el proceder y los métodos de los científicos, analizados desde un punto de vista lógico. El Logos analizando los métodos científicos humanos, si lo quieres ver así.

Mantente leyendo, esto te va a gustar.

A&R

Monja said...

Ya entiendo, se refiere a la "actitud y el proceder".

Por supuesto, me mantengo leyendo. Seguiré linkeando esto junto con lo que me falta de lo nuevo de Clark que tradujiste.
Gracias.

:)

Carlos Julio Pérez Quizhpe said...

Dios es el omnipotente el omnisciente.

A pesar de que las cosas creadas son la prueba del Gran Arquitecto que las hizo, no creyentes, pseudo creyentes y casi creyentes ponen en tela de duda el Poder Supremo de Dios.

El hombre busca la cienca como medio de excusa para explicar cosas inexplicables y negar con argumentos científicos (consciente o inconscientemente) que la ciencia revela a Dios.

Bendiciones y saludos desde Ecuador

Carlos Julio

Alejandro Vazquez said...

Hola Tocayo,
La introducción me parece excelente aunque de hecho ya definiste el rumbo a seguir.
La ciencia no es algo acabado, es la interpretación continua de la naturaleza y el universo, es perennemente cambiante. Y como tal no puede tomarse como 'referencia fija' para la totalidad de cualquier aspecto que tenga que ver con el 'mundo material', mucho menos para el 'mundo espiritual'.
Alex, tus aportaciones son sumamente valiosas y necesarias, y las espero con gran expectativa. Sobre todo en este tema que a mí me apasiona.
Por cierto, las limitantes de la ciencia no son para mí una razón para denostarla, sino que creo, en cierto sentido, que son su mayor fortaleza, sino, entonces, la ciencia y tecnología serían piezas arqueológicas; sin embargo sus limitaciones la obligan a un continuo avance y crecimiento.
Tampoco creo que la ciencia y la teconología sean actos de fascismo contra la naturaleza.
Los daños al medio ambiente son tambien debido al corazón humano y no a la ciencia o tecnología en sí.
Un abrazo

Alexander Rodríguez said...

Carlos Julio,

No sé si está implícito en tu comentario que la ciencia puede llegar a revelar a Dios... Pero debes saber que este ensayo en particular niega que la ciencia pueda revelar una sola verdad, incluyendo la verdad de Dios.

Te animo a que sigas leyendo, ya que los razonamientos son breves, pero muy claros y precisos.

Gracias por pasar por acá, tu hermano y siervo,

A&R

Alexander Rodríguez said...

Tocayo, bueno verte por aquí.

De hecho, al mostrar que la ciencia no puede emitir verdades, se aprende a apreciarla de forma más humilde.

Me explico: un amigo ateo me dice que la ciencia es humilde porque siempre está presta a cambiar. Pero yo digo que si la ciencia reconoce que puede cambiar, la verdadera humildad sería la reconocer que ese cambio es inevitable, y por tanto, debe quedar siempre al margen de emitir algo como verdadero.

Sólo así, yo pienso, la ciencia sería verdaderamente útil. Concuerdo con el autor del ensayo en que la ciencia tienes fines utilitarios, pero no epistemológicos, como lamentablemente mucha gente quiere creer.

En fin, ya adentrado en la materia, verás claramente como la ciencia fracasa como recurso epistemológico.

Saludos y bendiciones,

A&R