16.5.07

Parte 3, Respuesta de Wilson (Cristiano)

De: Douglas Wilson

A: Christopher Hitchens

Parte 3


Hay algunas leves confusiones con las que me gustaría lidiar brevemente en vista de mis primeros párrafos. Si el clima lo permite, luego me gustaría tomar un poco de espacio para responder al punto central que (una vez más) has ignorado. Usaré el resto de mi tiempo para hablar sobre tu afirmación acerca del origen de imperativos éticos. Me gustaría hacer todo esto en orden para poder armar el escenario para nuestra consiguiente discusión acerca de la razón central por qué el Cristianismo es bueno para el mundo—es bueno para el mundo porque Jesús murió para la vida del mundo.

Primero, las confusiones. El punto de citar al Salmo 14:1 no era para insinuar que yo pensaba que tú eras "tonto". En la literatura de sabiduría del Antiguo Testamento, la insensatez es una cuestión moral, no una materia de inteligencia. Estoy bastante preparado para felizmente conceder (y no sólo para fines de discusión) que tú eres intelectualmente superior a mí. Sin embargo, nuestra discusión no es sobre quién tiene más caballos de fuerza bajo su capota intelectual—el punto de la discusión es si tu auto superior está en la carretera correcta. Un auto rápido puede ser un detrimento en una noche oscura cuando el puente no sirve. Y tú insistes en continuar colocándote los lentes de sol del ateísmo.

Ahora, la segunda confusión es concerniente a tu cita sobre la parábola del Buen Samaritano. El nombre popular de la parábola debió ayudarte lo suficiente— tú reconoces que el protagoonista de la historia era "de Samaria," pero tú ignoras el hecho de que esto era una cuestión racial y étnica y no acerca de dónde vivía. El hombre golpeado en la ladera del camino era Judío, el sacerdote y el Levita que pasaron por el otro lado eran Judíos, y el hombre quien se detuvo era un desechado media-raza, un Samaritano. Pero tú dices que era probable que el Samaritano fuese Judío, lo cual invierte la historia completa y me indica que tú no has estado leyendo la historia muy detenidamente (Lucas 10:27-37). Pero para responder al punto para lo cual has traído la historia a la mesa, el Samaritano no necesitaba las enseñanzas de Jesús para hacer lo que Dios quería que hiciese. Jesús cita la historia para hacer una exposición del segundo mandamiento más grande, que es el amar a tu prójimo como a ti mismo. Un cierto abogado le había pedido a Jesús que "definiese 'prójimo' " para poder justificarse, y luego Jesús le contó esta historia para ilustrar un punto de la antigua ley. Así que el deber de amar al prójimo fue revelado a escritores del Antiguo Testamento casi un milenio y medio antes de que el Samaritano pudiese cumplirla en su obra caritativa.

Dices, incidentalmente, que este tipo de ley era como llevar carbones a Newcastle— Moisés descendió del monte y les dijo a la gente que el asesinato, el hurto y el perjurio eran malos, y toda la asamblea giró sus ojos colectivamente. "¡Ya eso lo sabíamos!" El problema es que el hombre antiguo no lo sabía, y el hombre moderno aún no lo sabe. Para citar algunas de las cuestiones subsumidas bajo una de las tres categorías que mencionas es señalar controversias que continúan justo hasta nuestros días. Considera algunas de las cuestiones enclustradas bajo la más fácilmente condenable de estos tres—el asesinato. Tenemos aborto, infanticidio, aborto de nacimiento parcial, eutanasia, genocidio, experimentos con células madres, pena capital y guerras injustas. El asesinato es la E grande en la carta de pruebas oculares, y aún así no lo podemos ver con claridad.

El hombre, tanto de antaño como moderno, ciertamente conoce la ley completa de Dios si es su propio buey el que está siendo corneado, pero el propósito de un código de ley es tener un estándar fijo para todas las partes cuando los individuas quieran poner a un lado los estándares de la vida cívica para su propio bien. Y necesitamos tanta ayuda con eso como lo necesitaba el hombre de antaño.

Ahora verdaderamente necesitamos tratar con el punto que continúas ignorando. Yo no estoy hablando sobre si los ateos deben hacer el mal, o si pueden hacer el mal. He negado lo anterior, y ahora tú mismo has concedido lo posterior. Pero ese no es el punto. No estamos hablando sobre si tu ateísmo te compele a ir al centro de la ciudad esta tarde para dispararle a los faros. Yo concederé que no lo hace. Y no estamos hablando sobre si los ateos pueden hacer cosas viles. Tú concedes que sí pueden. Estamos hablando (o mejor dicho, yo estoy tratando de hablar) sobre si el ateísmo puede o no puede proveer una base racional para condenar a otros cuando se malcomportan de esta manera. Tú continúas diciendo, "Yo he llegado a mi postura ética." Yo sigo preguntando, "Sí, ya lo veo. ¿Pero por qué lo hiciste?"

Así que el punto no es si podemos contruír bonitos lugares gobernados por ateos o lugares infernales gobernados por Cristianos. Si se me diera una elección entre vivir en una Virgina gobernada por Jefferson y vivir en una Rusia bajo los zares, optaría vivir bajo tu amado Jefferson. Bien. Pero esto no es una concesión, porque este no es el punto.

Toma al ateo más vil del que hayas escuchado. Imagínate que te sientas al lado de su cama un corto rato luego de que fallece. El dice, al estilo Sinatra, "lo hice a mi manera." Y luego añade riendo "y me salí con la mí también." En nuestro experimento mental, la regla es que debes decirle algo, y cualquier cosa que digas debe fluír directamente de tu compartido ateísmo—y debe retar la moralidad de sus elecciones. ¿Qué puedes posiblemente decir? Se salió con la suya. Hay mucha injusticia detrás de él, la cual él perpetró, y ninguna justicia delante de él. Tú no tienes base para decirle cualquier otra cosa que señalar a tu conjunto de prejuicios y preferencias personales. Se lo mencionas, y él levanta los hombros. "Toméito, tomato."*

Ciertamente estoy dispuesto a tomar el mismo experimento mental. Puedo imaginar a algunos Cristianos bastante viles, y aunque no pudiera, estoy seguro de que tú pudieras ayudarme. La diferencia entre nosotros es que yo tengo una base para condenar el mal, aún dentro de su apariencia Cristiana. Tú no tienes base para confrontar la maldad en la apariencia atea ni en la apariencia Cristiana tampoco. Cuando tú dices que cierta práctica es malvada, tienes que estar preparado para decirnos por qué es malvada. Y esto nos trae al último punto—tú haces la primera pizca de un intento para proveer una base para la ética.

Dices de forma pasajera que los imperativos éticos son "derivados de la solidaridad humana innata". Una serie de preguntas difíciles inmediatamente surgen, lo cual quizás es la razón por la que los ateos generalmente son tan tímidos para intentar responder a esta pregunta. ¿Derivada por quién? ¿Es esta derivación autoritativa? ¿Acaso el resto de las personas podemos llegar a votar para decidir cuáles derivaciones representan verdadera solidaridad humana innata? ¿Acaso alguna vez llegamos a poder votar para decidir quiénes son los derivantes autorizados? ¿Sobre cuál base es la solidaridad humana innata autoritativa? Si alguien rechaza la solidaridad humana innata, ¿están siendo malvados, o será sólo una mutación dentro de los inevitables cambios que el proceso evolucionario requiere? ¿Cuál es la naturaleza precisa de la solidaridad humana? ¿Qué es más fácil de leer, el libro de Romanos o la solidaridad humana innata? ¿Existirán denominaciones diferentes que leen el libro de la solidaridad humana innata de forma diferente? ¿Cuál de ellos tiene la razón? ¿Quién lo dice?

Y por último, ¿la solidaridad humana cree en Dios?


- Douglas Wilson


*Esto es una referencia a una vieja canción de jazz titulada "Let's Call the Whole Thing Off", que trata sobre cómo cada persona pronuncia una misma palabra de forma diferente según sus costumbres.


[fuente]


[introducción]



[siguiente carta (aún no ha sido publicada)]

5 comments:

Manlio Hector said...

Nos acercamos a la recta final de la carrera, y el carro de hitchens ya empezó a arrojar demasiado humo.

Alexander Rodríguez said...

Por un momento, pensé que el "experimento mental" de Wilson quizás era una exageración, o por lo menos un exceso . . .

Ahora, no lo pienso así.

Acabo de oír a Hitchens en la radio, comentando sobre el fallecimiento de Falwell. Entre variadísimos insultos que no voy a repetir, decía que si existía un cielo, Falwell definitivamente no iría allí.

En otras palabras, el experimento de Wilson no es tan experimental... Hitchens está cometiendo ese mismo error en vivo y directo justo en estos momentos.

Increíble.

A&R

Alexander Rodríguez said...

En los comentarios de la fuente, alguien predijo algo, y creo que tiene toda la razón...

Decía que el siguiente curso de acción por parte de Hitchens probablemente será decir algo como: "Bueno, si por tu solidaridad humana innata no puedes comprender que el genocidio es malo, entonces no tenemos ya nada de qué hablar."

Si hace esto, sería meramente un escape a la verdadera cuestión del debate. De igual manera pudieramos decirle: "Si tú por la imagen de Dios en ti no puedes comprender que eres un pecador que ha ofendido a su Creador, entonces no tenemos ya nada de qué hablar."

Por supuesto, si NOSOTROS decimos esto, nos llamarían tontos fundamentalistas. Pero extrañamente, ellos se sienten en el total derecho de hacer lo mismo, lo cual es hipocresía, no más.

(No es que Hitchens haya respondido así todavía, pero como es algo a lo que los ateos casi siempre recurren, probablemente será su próximo paso. Ya lo veremos.)

A&R

crhys said...

Hello Alex muy contento y entretenido con el seguimiento del debate (he dejado de trabajar para leerlo jiji) , Me encanta que un cristiano inteligente, no juegue con las reglas que el ateo le trata de imponer.
Muy inteligente, hacerle caer en cuenta al ateo que la base de su argumento es débil hasta chistoso solo risas a montones, que darle pie a discusiones tontas..., sin embargo Douglas Wilson, con el amor del caso le explico el contexto de la parábola, y de paso, le esta ayudando al "señor ateo", a ver lo pobre de su argumento, muy bien por el señor Wilson :)DIOS AYUDE A NUESTRO AMIGO A VER LA LUZ ... DIOS DEBE AMARLO MUCHO DE QUE LE HACE VER DE ESTA FORMA SU ERROR !!!

Alexander Rodríguez said...

Jeje, Crhys . . . graciosa forma de ver las cosas.

A&R