9.4.07

Oración de Pascua, San Gregorio el Teólogo

Ayer fui crucificado con El;

hoy estoy glorificado con El;

ayer morí con El;

hoy fui levantado con El;

ayer fui sepultado con El;

hoy me levanto con El.

Ofrezcamos a El Quien sufrió y resucitó por nosotros -

(usted pensará que yo sugeriré oro, o plata,

o tejidos, o piedras transparentes y costosas,

tan pasajeras como la tierra material,

que permanece acá debajo,

y que en gran manera es posesión de hombres malignos,

esclavos del mundo y del Príncipe del mundo.)

Ofrezcámosnos a nosotros mismos,

la posesión más preciosa para Dios,

y más digna;

entreguémosle a la Imagen lo que fue hecho a Su Imagen.

Reconozcamos nuestra Dignidad;

honremos a nuestro Arquetipo;

conozcamos el poder del Misterio,

y aquello por lo cual Cristo murió.

Seamos como Cristo,

ya que Cristo se hizo como nosotros.

Seamos de Dios por Su salud,

ya que El por la nuestra se hizo Hombre.

Asumió lo peor para darnos lo mejor;

Se hizo pobre para que por su pobreza seamos nosotros ricos;

Tomó sobre Sí la forma de siervo para que a nosotros se nos diera libertad;

Descendió para que fuésemos nosotros exaltados;

Fue tentado para que nosotros conquistemos;

Fue deshonrado para luego El glorificarnos;

Fue muerto para salvarnos;

Fue ascendido para recogernos consigo,

quienes bajos estábamos en la Caída del pecado.

Démosle todo, ofrezcámosle todo, a Aquel Quien se dio a Sí mismo como Precio y Reconciliación por nosotros.

Pero nadie puede dar algo tal como a sí mismo,

comprendiendo el Misterio,

y tornándonos por su salud hacia todo lo que El se tornó por la nuestra.


- Gregorio Nancianceno, (San Gregorio el Teólogo) Oración de Pascua, Siglo IV


¡Khristos Anesti!

2 comments:

veldugo01 said...

Ta chulo eso man!!!!
Fausto

Manlio Hector said...

Hombre de FE,Renovado y convencido.Poderosa declaracion hecha Oracion.