12.2.07

Unción... ¿Irracional?

Mi hermano Rafael escribió sobre el fenómeno de "la unción" en las iglesias actuales, particularmente en las de corte Pentecostal. Acá repito y modifico un comentario que dejé allí, pues resume tanto mi postura sobre el tema, como mis bases.

El problema con analizar el asunto de los fenómenos que parecen sobrenaturales con mente crítica (y no digo con mente atea, sino como los Bereanos, Hch 17:10-11), es precisamente aquellos hermanos quienes presuponen que desde ya cualquier acto verdaderamente extraño, sólo porque lo está haciendo un “predicador” o está ocurriendo en medio de un “culto”, ya es obra de Dios. Si es obra de Dios, es incuestionable, piensan ellos.

Estos hermanos son los primeros quienes saltan y te acusan de escéptico, porque según ellos, se está limitando el poder del Espíritu Santo. Ellos creen, erróneamente, que el problema que indicamos está basado en que no creemos que Dios pueda hacer tal o cual cosa.

Relevante a esto es el certero comentario de Rafael, de que cuando suscitan estos “eventos”, inmediatamente se cierran las Biblias. No obstante, cuando sucedió aquello en Hechos 2, por lo cual acusaron a los discípulos por estar borrachos, ¿acaso se cerraron “las Biblias”?

No digo que ellos tuvieran las Reinas-Valeras en sus sobacos en ese tiempo... pero se suele ignorar lo que Pedro, con mucha audacia, dijo. “Esto es aquello de lo que habló el profeta Joel, lo que ocurriría en los últimos días.” (Hch 2:16-17)

No dijo “esto se parece a aquello”.

No dijo “esto puede ser como aquello.

Tampoco dijo “esto es algo grande, que nada tiene que ver con aquello.

Pedro dio una clara referencia Escritural para lo que aconteció ese día (Joel 2). Para que cuestionaran. Para que investigaran si aquello tenía sentido o no.

Contrario a lo que muchos creen, sí hubo razonamiento ese día.

El problema de hoy es que, de nuevo, se cierran las Biblias. También se da el caso (pero sólo si escarbas e indagas en los libros, ejs: Ice, Jenkins, LaHaye) de los que a la clara dicen “bueno, lo de Pedro se parecía a aquello, pero en verdad ESTO, lo de HOY, es aquello!!!”. Es decir, no sólo se cierran las Biblias, sino que se oponen directamente a lo escrito.

Basta ya de lo incuestionable.

Basta ya de la irracionalidad.


A&R

6 comments:

pedro said...

Alexander, volviendo a Hechos 2, Pedro no necesitaba tener la escritura abierta, porque como buen israelita, la conocía de memoria en primer lugar y en segundo lugar el Espíritu Santo le "inspiró" a interpretar correctamente la profecía, de alli en su segunda carta Pedro dice: "Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;
entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo".
Pablo le aconseja a Timoteo: "Esfuérzate por presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse y que interpreta rectamente la palabra de verdad".
En fin, resumiendo, hacen falta obreros aprobados, que interpreten rectamente la Palabra, lo que abunda es "charlatanes" que hablan de la Biblia y utilizan constantemente, textos fuera de sus contextos.-

Alexander Rodríguez said...

Excelente comentario, Pedro! Definitivamente de acuerdo.

A&R

EL OJO PROTESTANTE said...

Alexander

Habitualmente, se utiliza el término "fundamentalista" para descalificar a aquella persona cristiana de tendencia conservadora. En ocasiones se la compara con los fariseos, inquisidores y hasta co los talibanes talibanes. Es cierto que hay muchos de ellos, pero no son tantos ni tan malos como se pretende.

Sin embargo la esencia del concepto de fundamentalismo es que "toda elucidación o conducta del cristiano debe estar de acuerdo a los principios bíblicos" Dicho de otra manera, todo acto o actitud reñido con la palabra es considerado antibíblico.
Por ello, sin bien admito que los extremos denominacionales son a veces más perjudiciales que beneficiosos, el hecho del fundamentalismo bíblico es la regla de oro por la que debe discurrir la doctrina cristiana, y a partir de allí la vida del cristiano (Me refiero a considerar a la Biblia como Ley fundamental, a la manera de las Constituciones de los países, donde nada de lo que haya debajo pueda contradecir sus principios).

Me pareció muy bueno tu artículo. Un poco a contramano de las tendencias actuales, pero en definitiva, brillante y con argumentos incuestionables.

"La letra mata , más el Espíritu vivifica", es un versículo que ha sido mal interpretado por siglos, pretendiendo cercenar con éste todo intento de pensar o razonar las cuestiones espirituales.
La letra es la Ley, el Espíritu es la Gracia. Y con ella ya no hay velo que nos impida acceder a la comunión vívida y racional con el Señor.

Te saludo a la manera de los mesiánicos
¡Shalom!

Alexander Rodríguez said...

Daniel, que oportuno tu comentario. Hoy mismo pensaba en lo que dices, y en lo que te explico a continuacion.

Estoy convencido de que hay dos tipos de "fundamentalistas".

El primero es el que mencionas, aquel que busca que todos sus pensamientos esten cautivos a la revelacion del Cristo que tenemos, las Sagradas Escrituras.

El segundo es el fundamentalista cultural... es decir, el que en la superficie afirma basarse en lo Escrito, pero en realidad esta basado en lo que la cultura "cristiana" le ha dicho que las Escrituras dicen. Su consciencia no esta cautiva por lo Escrito, sino por lo que cree que está escrito.

A este segundo, le dejaremos el "ismo" del fundamentalismo. Con el primero, podemos considerarlo solo hasta lo fundamental.

Bueno, es lo que me flotaba en la cabeza durante el día, aun falta desarrollo. Seguimos hablando, bendecido.

En reposo,

A&R

EL OJO PROTESTANTE said...

Exacto!
Comparto tu criterio.
Fundamentales vs. fundamentalistas. Buen título para desarrollar en un post
Un abrazo

Alexander Rodríguez said...

Definitivamente, Daniel. Lo consideraré para un tema futuro.

Paz, hermano,

A&R