5.11.06

Testimonio Relatado en Simbologia Logica

Hoy me pasó algo bastante estúpido, pero a la vez doloroso, de esas cosas que no tienen que pasar pero pasan. Siento ganas de contarlo, pero a la vez no quiero afectar a ninguno de los implicados, y además tengo temor de parecer mari**n. Estoy enojado.

Por esa razón, relataré el suceso en simbología lógica (quizás no muy bien hecho, pero ahi está).

A ⇒ B(p)
~A ⇒ B(s)
A ⇒ C(q)
(A ⊕ C(p) ) ⇒ ( C(p) ⊕ B(p) )
C(p) = B(s) = (~A + D(r) )


donde:
A = Yo, tocando el piano
B= Los hermanitos con deficiencias mentales
C= La hermanita que daba el estudio en el aula de al lado
D= Yo, sin tocar el piano

p= feliz
q= hipócritamente enojado(a)
r= triste y enojado
s= confundido(a)



Ya me siento mejor, debería hacer esto más a menudo.

A&R

6 comments:

Anonymous said...

De una situación tan frustrante "pariste" algo de humor altamente creativo. ¿Quién detiene eso?

¡Animo con esos "gajes del oficio"!.

Bendiciones desde chilango-land.

Alexander Rodríguez said...

Carolina, imagínate . . . mejor que me saliera eso a lo que usualmente me sale.

"Gajes del oficio", a veces no quiero aceptarlo, como dije, son cosas que no deberían ocurrir.

Gracias por todo mana,

A&R

Anonymous said...

Alex, estoy tan de acuerdo.
No podemos conformarnos con ese tipo de situaciones. Que todavía hierva la sangre es síntoma de que hay vida; todavía anhelo y movilidad por Su reino.

Recuerdo todavía aquél hermanito que sin considerar el tiempo que nos pasábamos ajustando el sonido, cuidando que todo estuviera bien; justo en el momento previo a la oración introductoria al culto (SU ORACIÓN) bajaba todos "las palanquitas esas" de la mezcladora pá que se pudiera escuchar cómo dirigía.

¡Tu sabes lo que eso significa!.

¡Vamos p´a delante manito!

Carolina

Alexander Rodríguez said...

Hermana mía, aún con esa situación, exacta y precisa, estoy luchando en estos momentos. Estamos en el mismo bote.

A&R

Gaby said...

Alex, yo sospecho, como hacen todos los malos entendedores que necesitan muchas palabras, que te pasó algo con alguna persona de la congregación cuando tocabas el piano.
Y estás enojado. Te pusiste guerrillero.

Soy horrible para entender signos, como buena hermeneuta. Pero me pareció que era tu forma de "reprimir" lo que tenías en la "puerta" y no quisiste decir.

Si de algo sirve, te digo yo les hubiera cantado algo alusivo, al son de la música, y me habrían echado de la congregación con toda justicia. Así suelo hacer fructificar mis enojos...
:)

Como no estoy segura de haber entendido la situación real, te mando sonrisas, de empatía, de cariño, de amistad, de hermandad y de comñicidad. Tú eres un líder que se comporta.
El enojo se pasa.

Alexander Rodríguez said...

Gabba, en realidad no me puse guerrillero, nadie notó lo que sentía. Viré la otra mejilla, pero lo hice enojado e indignado, no porque buscaba algo mío, sino porque me cortaron la oportunidad de brindar felicidad (y mira a quienes), por una razón muy estúpida.

Pero bueno, ya quedó.

Gracias a todos por comprender mis intenciones y ofrecerme su amor y cariño.

En reposo,

A&R