22.11.06

Pingüinos, Vómito de Perro, Canibalismo, y Sexualidad Humana

[ Este es un excelente artículo escrito por Gary deMar, y traducido por mí. A los que han sido ofendidos por el título, les quiero enterar que lo del "vómito de perro" es una referencia Bíblica. ]


"And Tango Makes Three" ("Con Tango Son Tres") es un libro ilustrado para niños sobre dos pingüinos machos que crían a un pingüíno bebé. Está basado sobre la historia verdadera de dos pingüinos machos en el zoológico de Central Park en la ciudad de Nueva York, que "adoptan" un huevo fertilizado y crían el polluelo como suyo. Algunos padres preocupados ven el libro como una propaganda homosexual y han solicitado que sea removido de los estantes de las bibliotecas. Un padre necesitaría otorgar un permiso antes de que su hijo o hija saque tal libro.

No hay dudas de que el libro está siendo promovido como una iniciación al homosexualismo para suavizar las mentes jóvenes para recibir propagandas más eruditas. En ""Biological Exuberance" ("Exhuberancia Biológica"), el autor Bruce Bagemihl afirma, "El mundo está, verdaderamente, repleta de criaturas homosexuales, bisexuales y transexuales de todas las rayas y plumas. ... desde la abeja Blueberry Suroccidental de los Estados Unidos hasta más de 130 diferentes especies de aves alrededor del mundo, las 'aves y abejas', literalmente, son homosexuales."

Esta es la premisa: Lo que los animales hagan en la naturaleza es natural. Lo que es natural es normal. Lo que es normal es moral. Así que si los pingüinos se entrelazan en comportamiento homosexual, entonces ese comportamiento debe ser natural, normal, y moral. ¿Cómo puede ser que nosotros como meros mortales impongamos nuestras leyes de comportamiento sexual sobre lo que es natural en el reino animal? Los homosexuales extrapolan que lo que los animales hacen naturalmente en la naturaleza aplica a lo que los animales más altos pueden hacer naturalmente sin juicio. Pero el modelo animal bajo/animal alto se rompe cuando otros llamados comportamientos naturales en animales son considerados. Por ejemplo, la Biblia enuncia, "Como perro que vuelve a su vómito Es el necio que repite su necedad." (Proverbios 26:11) y "La puerca lavada, vuelve a revolcarse en el cieno." (2 Pedro 2:22). Ahora, me encantaría ver a los propagandistas homosexuales explicar cómo estos comportamientos pudieran explicar la normalidad del comportamiento animal y sus paralelos humanos.


Considere el caso de Timothy Treadwell visto en la película "Grizzly Man." El vivió entre osos por 13 años y los consideraba como su familia. En el 2003, Treadwell y su compañera, Amie Huguenard, fueron destruídos y casi enteramente comidos por uno de los osos grizzly de Alaska que él consideraba ser parte de su familia animal extendida. Mientras que él veía a los osos como sus hermanos y hermanas, ellos le veían como un almuerzo. Luego tenemos el caso de Armin Meiwes quien mató y se comió a Bernd-Jurgen Brandes quien tenía 43 años de edad. ¿Qué tenía de malo lo que hizo el Sr. Miewes, dada la premisa de que el comportamiento animal es un modelo normativo para la conducta humana?

Hace unos años, vi una publicidad para un especial de televisión en Turner Network Television – "The Trials of Life" ("Las Pruebas de la Vida"). El anuncio que ocupaba una página completa mostraba una imagen compuesta de seis animales, entre los cuales estaba el águila calva, con la siguiente inscripción: "Descubra qué tan similar es la cara de la naturaleza a la suya propia. La forma en que usted ama, la forma en que usted pelea, la forma en que usted crece, todos tienen raíces dentro del reino en que todos vivimos: el reino animal." La implicación aquí es obvia: Los humanos sólo están a un paso evolucionario de los demás animales. En términos bíblicos, los hombres y las mujeres no son animales. Dios no creó a Adán a partir de otro animal pre-existente.

Mientras estaba pasando canales, me topé con la segunda entrega de la serie de seis partes de "The Trials of Life". Pronto aprendí lo que Benjamín Franklin quiso decir cuando describió al águila calva como un ave de "mal carácter moral". Con dos polluelos en su nido y sin suficiente comida para todos, mami permite que el águila más débil se muera. Luego canibaliza el polluelo muerto y se lo da de comida a su sobreviviente. ¿Fue esto natural o antinatural? ¿Es esto un comportamiento moral y animal que debemos imitar? ¿Cómo lo sabremos? ¿Debemos seguir también el ejemplo de las águilas o sólo el de los pingüinos homosexuales?

No debemos olvidar otros comportamientos animales "naturales". Los animales violan regularmente. ¿Debemos dar el mismo salto que los homosexuales pretenden hacer en referencia a los pingüinos? Si el comportamiento homosexual en pingüinos es una plantilla para la sexualidad humana, entonces ¿por qué no se puede hacer un argumento similar acerca de la violación sexual entre humanos? A pesar de lo difícil que sea de creer, la conexión ya ha sido hecha. Randy Thornhill, biólogo, y Craig T. Palmer, antropólogo, intentaron demostrar en su libro "A Natural History of Rape" ("Una Historia Natural de la Violación") que los principios evolucionarios explican que la violación es "una estrategia genética desarrollada, sostenida a través de generaciones de vida humana porque es una forma de selección sexual – una estrategia de reproducción exitosa." Continúan afirmando, sin embargo, que aunque la violación puede ser explicada genéticamente usando términos evolucionarios, esto no significa que este comportamiento esté moralmente correcto.

Por supuesto, dados los asumidos Darwinianos, no hay forma alguna de condenar la violación sobre bases morales. Lo mismo puede ser dicho acerca del comportamiento homosexual y todo lo demás. Si en verdad somos productos de la evolución, no pueden haber juicios morales acerca de cualquier cosa. Por consiguiente, si los homosexuales quieren usar a los pingüinos como su modelo moral, entonces deberán tomar en consideración a todos los demás comportamientos animales a la hora de construír su cosmovisión moral. Si es cierto que debemos seguir al mundo animal en cuanto a los pingüinos homosexuales, y de esa manera considerar el comportamiento homosexual humano como normal, entonces debemos ser consistentes y seguir el mundo animal en cuanto a la violación sexual, a comernos a nuestros hijos y a nuestros vecinos – y por consiguiente debemos descriminalizar también estos comportamientos.



Gary deMar

American Vision P.O. Box 220
Powder Springs, GA 30127
800-628-9460
www.americanvision.org

10 comments:

Anonymous said...

Queda claro que no está claro qué es lo "natural", tanto para quienes justifican la homosexualidad con comportamientos animales, como para algunos cristianos que no reconocen que compartimos más de lo deseado con los animales (baste recordar el código genético).

Ya hay en la historia un montón de naturalistas decepcionados con la "bondad" de la naturaleza: ese argumento está caduco. Evidencias hay por todas partes.

Alexander Rodríguez said...

Bueno Carolina, no sé cómo será en México, pero acá en los EEUU todavía se utiliza este argumento, entre algunos otros, como el de la "libertad de derechos" y el de "sólo son dos personas quienes se aman".

Por supuesto, todos son argumentos selectivos, subjetivos y falaces.

A&R

Anonymous said...

Alex,

El artículo que tradujiste es muy interesante. Comenté ese tema de lo natural porque me llama mucho la atención cómo se maneja en unos y otros ámbitos.

En México no deben ser tan diferente s las defensas o justificaciones; finamente éstas son humanas y no cambian mucho de lugar a lugar.

Interesante estrategia la de educar la sensibilidad hacia la homosexualidad desde edad temprana. Es algo a tomar encuenta. Es evidente que como cristianos necesitamos más educación sexual (que se sustente en la Palabra, que tenga calidad profesional).

Bendiciones

Alexander Rodríguez said...

Sí mi hermana . . . he notado que en las últimas dos décadas la batalla se pretende confrontar en el campo mental de los niños, quizás con la intención de hacer las legislaciones futuras más fáciles.

Me da mucha pena que, viendo lo absurdo que estos argumentos suelen ser, que lo que están queriendo hacer es debilitando la capacidad de pensar claramente de una generación completa, levantando así una masa de humanos confundidos. Gloria a Dios porque aún hay un pueblo de padres que velan por las mentes de sus hijos.

En reposo, siempre en reposo,

A&R

Gaby said...

Che, alex, mi hermano, me dio un poco de "impresión" este último articulo que has puesto. Se lee durísimo.

Una cosa aparte, que el tema del pinguino se llame tango, no deja de recordarme a mi Argentina. ¿tengo que leer sutilezas?

Y otra cosa más. Personalmente no sabría cómo velar por la mente de un niño mío. O lo haría de menos o lo haría demás. Trataría de protegerlo conmigo, o le llenaría la cabeza de información por toneladas y lo dejaría en extrema libertad. Es un tema en el que más insegura me siento.

Alexander Rodríguez said...

Gaby, qué significa que "se lee durísimo"? (Perdona mi ignorancia)

Lo del pinguino llamado "Tango" debe ser seguro una mera gringada, nada más.

Personalmente, yo no lo lleno la cabeza a mis hijos. Con sólo concederles libertad (de la del Nuevo Pacto), y de guardarles de algunos razonamientos populares pero irracionales (como el presentado acá), humildemente creo que es suficiente. Esas dos cosas permiten que tengan la mente abierta y puedan procesar la información sin impedimientos a la guianza del Espiritu Santo (como si algo pudiera impedirle algo a El, pero tú entiendes lo que quiero decir).

Paz,

A&R

Gaby said...

Alex, me referia con que se lee durisimo contra los homosexuales.
no soy de las cristianas pro-gay, tu sabes. Pero están tan castigados, que a veces siento que deberiamos darle una muestra mayor de compasión, a ellos, a las personas, sin que necesariamente comulguemos con la homosexualidad, de la misma manera que tampoco lo hacemos con el latrocinio, ni con la prostitución, y tantos etc...

Por supuesto se entiende perfecto que el analisis de cierta gente supone que el "reino" animal es mas "natural" que el "reino" de los humanos, que se han tergiversado con culturas.... Yo tampoco creo eso, y los que ponemos normas somos los seres morales por sobre los seres instintivos. Sin duda. El raciocinio y el espíritu están por encima del valor "natural".
Tambien habia leido algo yo acerca de que en la antiguedad prehistorica, habia colonias de simios que no eran monogamos, y entonces sacaron a relucir que la infidelidad podría ser de origen genetico y bla bla...
Chucherias que compra la gente cuando no quiere dar un paso atrás.

Sobre la educación alos niños:
Lo de "llenar la cabeza" no te lo decia a ti, sino que me sospecho a mi misma como potencial madre sobreprotectora o en el otro extremo, dando demasiada libertad.

No soy buena en eso. No me ha ido bien como hija tampoco -mas bien muy mal- pero trato de aprender de los hermanos en Cristo de la educación que dan a sus niños, por si alguna vez me toca a mí darla.

Abrazos

PD: Lo de tango, jaja, como aqui a mi presidente le dicen pinguino, y se dice que fue adoptado por Bush y por Blair...

Alexander Rodríguez said...

Gaby, estoy de acuerdo con la misericordia hacia los homosexuales, o hacia cualquier pecador. Lamentablemente, esa misericordia se ha tornado en liberalismo y permisividad, y en estos momentos en EEUU la batalla se está peleando a nivel corporativo y legislativo.

Este tipo de argumento naturalista se utiliza en las cortes para redefinir el significado del matrimonio, por ejemplo, y es en este contexto en que fue escrito.

Con relación a si el homosexualismo puede ser genético, yo no estoy seguro, pero, ¿y qué si lo es? ¿Significa que es moral? ¿Y si luego descubrimos que la infidelidad, la mitomanía, la kleptomanía o la coprofagia se deben a factores genéticos? ¿También los promoveríamos, y lo tomaremos como normal? ¿O seríamos tan "insensibles" como para poner leyes civiles y morales que los impidan?

Las preguntas no van para ti, sino para todo el que use este tipo de argumentación.

Otro abrazo,

A&R

Anonymous said...

¿Qué se podría decir? o, también, ¿cuánto no se podría decir en este asunto?

Dios hizo todo lo natural, y lo "innatural" (en esto me refiero a todo aquello que no es de nuestro Universo, es decir, ángeles, y cosas semejantes).

Dios hizo la Creación en un orden. A los seres terrestres los hizo el sexto día, el día en que hizo al hombre también.

Biológicamente el hombre es un animal, pluricelular, vertebrado, mamífero, placentatio, homínido. Sin embargo el ser humano es más que eso. Cuando Dios lo hizo, puso especial atención en él, y además dió "soplo de vida". El ser humano, a diferencia de los demás seres que comparten esta Tierra con él, tiene espíritu; un pedacito de Dios, que lo hace ser.
Dios es, y siempre es, y es el Único que es. Cuando se presentó a Moisés, dijo:

YO SOY EL QUE SOY

Esa es la descripción que puede alcanzar nuestro entendimiento. Él es el único que es. Pero Él puso una porción de Su Ser en el hombre, que le permite al hombre ser, porque Dios Es.

Ahora bien, Dios hizo todo perfecto e incorruptible. Pero por la desobediencia de el hombre eso cambió. La perfección del hombre se convirtió en corrupción. Y la Tierra fué maldita por causa del hombre, cayendo ella misma también en corrupción. La belleza que hoy vemos en la Naturaleza es sólo un reflejo corrompido y putrefacto de la verdadera obra de Dios. La Biblia dice que la Tierra gime con dolores de parto por su liberación.

Los animales se rigen por instintos y necesidades, básicamente. Los más inteligentes tienen algún grado de razonamiento, pero su comportamiento se basa principalmente en instinto y experiencia. Claro, nuestros animales, como perros (por ejemplo) pueden desarrollar "perronalidad", cada uno diferente del otro, porque tienen alma. Pero ellos cuando mueren, mueren. Nada más, allí quedaron; su existencia se desintegra.

Los animales, por naturaleza no son homosexuales, así como no son suicidas, en cambio suelen ser promiscuos, y polígamos; esto beneficia a la especie, pues puede asegurar más su futuro y diversidad genética. Pero no siempre es así, hay aves que hacen pareja por siempre, y aún si su compañer@ muere, no se vuelven a ayuntar con otra ave. Usualmente, hasta donde yo sé, los pingüinos sólo tienen una pareja de por vida, pero si enviudan sí se vuelven a ayuntar, puesto que para ellos es muy importante la vida en pareja. Pero hay aves promiscuas, como los gallos y las gallinas.

Yo deduzco, que el caso de los pingüinos se dió porque ambos fueron rechazados por el género opuesto, por defectos, o qué se yo. Pero para ellos el formar familia es indispensable, se encontraron el uno al otro, pelaron cables y se juntaro y se "aparearon", siguiendo sus necesidades instintivas. Lo que la prensa usualmente no cuenta, es que algún tiempo después, uno de los pingüinos, abandonó ingratamente a su amor platónico y se unió deshonrosamente a una hembra que lo aceptó.

Cada especie que Dios hizo tiene un programa propio, incluso el hombre, un programa instintivo. Pero el hombre puede escoger no seguir sus instintos.

Una de las misiones del hombre, o necesidades, o instinto, es el de alabar a Dios, puesto que para eso lo puso Dios aquí, para tener comunión con Él. Pero el hombre corrompido, aún teniendo esa necesidad, pero desconociendo a Dios, se hace ídolos.

Todos los animales tienen individuos que no siguen sus instintos, aunque usualmente son muy muy muy muy muy escasos, y la probabilidad de que se den estos casos es casi cero.
Veamos el caso del hombre. El hombre por instinto desea reproducirse. Pero sabemos de personas que escogen el celibato, y aunque muchos no lo crean, muchos lo cumplen a cabalidad (no todos, y lo sabemos muy bien).

Bueno, quizás como conclusión de mi argumento (que aunque podría decir mucho más, ya me cansé, y creo que ya aburrí al lector) quisiera decir que lo natural es lo correcto, pero la naturaleza se corrompió, por lo que no se puede imitar, y el hombre tiene su propia naturaleza original, ahora corrompida, y que sólo se puede recuperar por la Sangre de Cristo, que nos lava la corrupción del pecado, pero la perfección de nuestra naturaleza será consumada cuando Él nos tome a Sí Mismo, y nos haga semejantes a Él, o sea a Cristo, eso sí, sólo a aquéllos que fueron lavados por su sangre.

Bueno, ¡Dios los bendiga a todos!

-F.E.

PD.:Muy buen artículo, y muy buena traducción.

Por cierto, estoy en desacuerdo abiertamente en catalogar al hombre como un primate, es decir, poner a los homínidos dentro de los primates, somos extraordinariamente diferentes; tal vez nuestro ADN se parezca bastante, pero si queréis saber a que animal se parece más el hombre biológicamente hablando... al cerdo.

Grrrl said...

Por que en ningún momento se atreven a cuestionar la moralidad que es socialmente construida desde los grupos de poder? Mi pregunta es... consideran que la heterosexualdiad es "normal" y q por ser normal es moral? q relación puden tener l@s human@s con los animales? ese no es un argumento valido para validar una PREFERENCIA sexual, es algo mucho más profundo, esos argumentos falaciosos que uds proponen lo único que hacen es promover el odio y la discriminación a las personas diferentes al modelo hegemónico tradicional socialmente construido, todo en nombre de un nombre "Dios" que es de amor y de perdón pero que parece que promueve el odio y la discriminación, que dejó un libro anticuado. Atrevánse a cuestionarse uds mism@s, más allá de las razones divinas impuestas, que es bueno y que es malo? o si seran puras abstracciones de una moral única, de donde surge la moral?