21.1.09

Reacciones al Discurso de Iniciación

Ayer al mediodía se juramentó formalmente el nuevo presidente de los EEUU, Barack Obama. El discurso que le siguió fue elocuente y en muchos aspectos certeros. Sin embargo, quisiera señalar dos tres porciones que, como amante de la libertad, me hicieron sentir bastante incómodo. Mis traducciones, y mis comentarios debajo:

"La pregunta que nos hacemos hoy no es si nuestro gobierno es demasiado grande ni demasiado pequeño, sino si funciona — si ayuda a las familias a conseguir empleos a salarios decentes, un plan de salud que pueden costear, un retiro dignificado. Donde la respuesta sea sí, nuestra intención será avanzar. Donde la respuesta sea no, los programas serán terminados."
Comentario: Me pone muy nervioso cuando un primer mandatario (y el más poderoso de la historia de los Estados Unidos, según este artículo del Washington Post) dice que no tiene ninguna preocupación por las limitantes de su poder gubernamental, y no sólo eso, sino que habla en un franco marco de "el fin justifica los medios".

Más aún, esos fines — el que la gente tenga empleos, los planes de salud, las estructuras y planeaciones de retiro — no son responsabilidad del Presidente. Su rol deberá ser principalmente el de asegurar que la Constitución y las libertades del pueblo no sean pisoteadas por las leyes emitidas por el Congreso, para que así las estructuras que hacen posible los empleos, las empresas y beneficios en general puedan continuar existiendo.
"Así que a todas las demás personas y gobiernos quienes nos observan hoy día, desde las más grandes capitales a la pequeña villa donde mi padre nació: sepan que América (los Estados Unidos) es un amigo de cada nación y cada hombre, mujer y niño quien busca un futuro de paz y dignidad, y que estamos listos para una vez más ser los líderes."
Comentario: Como ciudadano de los EEUU, a mí me da pena y vergüenza cada vez que cualquiera que representa esta nación, lo hace de esta forma. Yo pensé que Obama venía con una política internacional un poco más humilde, pero veo que ha sucumbido a la ideología clásica supremacista.
"No pediremos disculpas por nuestro modo de vida, ni tampoco flaquearemos en defenderla, y para aquellos quienes buscan avanzar sus objetivos induciendo terror y matando a los inocentes, les decimos ahora que nuestro espíritu es más fuerte y no puede ser roto; ustedes no podrán resistir contra nosotros, y nosotros les venceremos."
Comentario: ¿Cuánto tiempo tardará Obama en usar la frase clave "la guerra contra el terrorismo"? Por esta porción del discurso, creo que no falta mucho.

6 comments:

Monjaguerrillera said...

Casi escuchamos con el mismo oído...
A mí se me quedaron atragantadas otras cositas. Pero creo que en los dos últimos comentarios tuyos se glosan.

Natanael Disla said...

La tercera porción que mencionas fue lo que más me disgustó. Si pretende sacar a las tropas de Irak, Afganistán y cerrar la inhumana prisión de Guantánamo, se supone que no deba hablar en esos términos de «les venceremos», como si eso bastara como escudo de avasallar.

¡Qué decepción! Mismo discurso imperialista vestido de salvavidas económico.

veldugo01 said...

Misma percepcion, pero ¿qué carays puedes pensar de un tiguere que dijo: "Los ideales de América (refiriendose a Estados Unidos, no creo que haya incluido mi pequeño país) son la última esperanza del mundo." (Obama)
Barbaro!! eso es tener la estima muy alta y eso me dice por donde puede venir el hombre. COn eso no me sorprendería nada...

Alexander Rodríguez said...

Gracias por los comentarios... Me alegra que por lo menos hayamos algunos quienes no estamos actuando como serpientes encantadas.

Monjaguerrillera said...

Gracias a ti, siempre mirando desde una perspectiva fuera del circo inmediato. no me gusta este hombre. No por él en sí mismo. Me preocupa su 93% de apoyo mundial, no se puede gobernar sin oposiciones decentes, me preocupa esa nueva forma de totalitarismo creado en paz, esa dictadura de encantadores de serpientes, ese flautista de Hamelin, la falta de contraste para conservar la libertad de no apoyar las grandilocuencias de una gobernación así, las megalomanias de las medidas tomadas, (que hacemos con guantánamo abierta, que se hace con la gente de ahi ahora, los dejamos sueltos como los perros vagabundos, trastornados y sin rumbo, enfermos y psicopaticos por las torturas?)

Es el culto a la medida politica, el aplauso arrasador a la firma de un decreto, como si ahí estuviera la mano de Dios. es un Maradonismo.

Importa lo que hace él, no el hecho. Importa además porque él lo hace. Si el mismo decreto lo firma otro que no sea él, la gente no se emociona tanto.
Todo está centrado en él, y en su gabinete.

No quiero ni querré ser gobernada por esa nueva forma de totalitarismo sonriente, por ese papá que nos cuida, que es dueño de la esperanza mundial.
Sin que haya sabido decir hasta ahora, esperanza de qué.^qué sabe él cuál es mi esperanza, y si necesita que alguien fuera de quien me la sostiene, tenga que asumirla como trabajo suyo?

Decía ayer mi fisioterapeuta: -mejor será que a este hombre le vaya bien, porque han hecho tanto hincapié emocional en la ruptura final con la pobreza y con el racismo mundiales, que al menor tropiezo, el 93% se enfurecerá, abrirá los ojos de golpe, y el racismo entonces será peor de lo que era. Porque por culpa de un "negro de m" (hablando en terminología racista) las expectativas tan altas pueden caer con mucho ruido y con mucho daño, para todo el mundo. Sin que todo el mundo lo haya votado.

¿Quien estara en contra de un discurso de paz y de un totalitarismo pacifico? Habria que estar loco, se dirá.
Pues bueno, ese porcentaje chiquito que no se traga el anzuelo del culto a la personalidad, tampoco se traga que la solucion sea el materialismo de "solucionar" el problema de pobreza mundial, de la paz mundial, de la dignidad humana mundial

No tengo ataques contra Obama, no es tan simple.
Me asustan todos los mesianismos, me asusta la gente que pierde la capacidad de análisis y de consciencia, cosas elementales para mantener la libertad.

Un abrazo, mano.

Alexander Rodríguez said...

Wow mana... Estamos prácticamente en total sincronía. Es exactamente lo que me pasa a mí, el hombre no me asusta, sino más me asusta su legión de zombies que suspendieron toda capacidad de escrutinio; y en parte, me asusta que Obama se verá forzado a ser más esclavo de la legión, que lo contrario. Eso fue lo que percibí en su discurso, por lo menos. Tiene muchas expectativas qué llenar para mantener la imagen y el culto. Mucho trabajo.