7.12.06

"El Presente Siglo Malo", parte VIII

¿Acaso no queda transparentemente claro que Hebreos está discutiendo el mismo tema que Mateo 24, la presencia, el siglo, y la caída del templo? ¿Acaso no se estaban congregando, aguardando atentamente su aparición, y tanto más mientras veían el día acercarse (Hebreos 9:28; 10:25)? ¿Acaso no era esto una advertencia de juicio sobre los enemigos? "Sabemos quién es el que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará su pueblo." (10:30)

¿Acaso no sería la venida del Señor pronto, sin tardanza? "Porque aun un poquito, Y el que ha de venir vendrá, y no tardará." (10:37) ¿Y cuál era exactamente la "promesa" que la iglesia recibiría en esa "pronta" venida, y "dentro de poco tiempo"? ¿Acaso no se les prometió la entrada al Lugar Santísimo? ¿Era la entrada al Lugar Santísimo una bendición del "siglo presente", o del "siglo venidero"? De nuevo, repetimos, ¿está el templo aún en pie? Si no, ¿entonces cuándo fue que cayó?

Todos sabemos cuándo cayó, ¡en el año 70d.C.! La entrada al Lugar Santísimo es una bendición del "siglo venidero". La entrada fue abierta junto con la caída del templo. Por tanto, las bendiciones del "siglo venidero" fueron abiertas (recibidas) con la caída del templo, específicamente ¡LA VIDA ETERNA! Cuando los exegetas cesen de dividir a Mateo, y empiecen a "trazar bien" la Palabra en cuanto a la escatología Bíblica, la vida eterna será apreciada en Mateo en donde mismo se aprecia en Hebreos, en el año 70 d.C., con la caída del templo y del sistema Judío. De hecho, es aquí donde se observa a través de todas las Escrituras.



William Bell
www.allthingsfulfilled.com




[ Esta es la última porción del estudio "El Presente Siglo Malo" por William Bell. En el próximo post, colocaré un índice del estudio completo, además de un video subtitulado de una presentación por el ministerio The Reign of Christ (El Reinado de Cristo) sobre el mismo tema, el cual explica estos y otros puntos acerca de este interesante y fundamental tema. ]

6 comments:

Anonymous said...

¡Te leo!

Anonymous said...

Tus comentarios siempre bienvenidos, Carolina.

A&R

Caro said...

Alex,

No sé porque el anterior comentario apareció como anónimo.Sorry, no fue intencional.

Hago recuento en lo que creo:
1. Creo que tenemos vida eterna ahora.
2. Creo que ya podemos entrar al Lugar Santísimo, al monte Santo, donde él habita (y con todo lo que implica).
3. Creo que el enemigo ya fue vencido, que la autoridad que le fue entregada a Jesús, ahora es nuestra al ser hechos reyes y sacerdotes de Su Reino. Que Dios nos da en el Nombre de Jesús, por Su sangre derramada en la cruz, el poder para vivir plenamente y ejecutar el juicio decretado: es decir, la derrota sobre el enemigo y la obra de muerte.

¿Eso es ser preterista?

¿Según la perspectiva preterista puedo creer eso y al mismo tiempo creer que hay algunos pasajes proféticos por cumplirse? (yo lo creo).

¿no será que nuestra visión del tiempo la circunscribimos a una dimensión lineal, muy lejana a la complejidad de lo eterno?

Creo que todo lo escrito ya pasó, ya lo vio Dios. Pero nosotros no: y esa diferencia es la que nos invita a pasar de una visión limitada a una visión completa de lo eterno, justo ahora en este tiempo que vivimos sobre la tierra. Creo que Jesús es Rey sobre todo. Pero todavía no lo veo. Porque no lo veo no signifique que no lo crea, ni que dude de su realidad. De hecho, por eso vivimos por fe.

Espero explicarme. Sólo comparto pensamientos y tal vez me ayude ampliar dudas.

Un abrazo

Caro said...

Si desde siempre Jesús fue el cordero inmolado...
¿dónde queda nuestra linealidad: de antes y después en el tiempo cronológico?

¿Jacob fue nombrado Israel porque desde siempre fue Israel y "pasó lo que no debía pasar" para ser nombrado Jacob? ¿Qué Dios no tiene presciencia y vio todo desde antes del capítulo 3 del Génesis?

¿En realidad desde octubre del 1995 soy hija de Dios o desde siempre lo fui en Él? ¡Salí de Él y voy a Él, que es eterno!. ¿No es ridículo el tiempo cronológico de 80 años (si llegase a vivirlos) en la eternidad?

Esas tres cuestiones son demasiado complejitas para mí.

Permítome un mareo...

Alexander Rodríguez said...

Muchas preguntas mana!! Vamos uno por uno:

¿Eso es ser preterista?

Pues sí, tienes una noción o entendimiento preterista acerca de esos temas específicos. "Preterista" sólo significa "pasado", así que sí.

¿Según la perspectiva preterista puedo creer eso y al mismo tiempo creer que hay algunos pasajes proféticos por cumplirse? (yo lo creo).

Claro que sí. De hecho, hay pasajes que siempre se están cumpliendo y seguirán cumpliéndose, Isaías 9:7, por ejemplo.

¿no será que nuestra visión del tiempo la circunscribimos a una dimensión lineal, muy lejana a la complejidad de lo eterno?

Definitivamente solemos cometer ese error... pero otro error es anular lo de la tierra y hacer énfasis sólo en lo del cielo. La voluntad de Dios se hace en la tierra como en el cielo, por eso es que lo de la tierra es sombra de lo que ocurre en el cielo.

Pero todavía no lo veo. Porque no lo veo no signifique que no lo crea, ni que dude de su realidad. De hecho, por eso vivimos por fe.

Ok, entiendo por tu aclaración que no te refieres a una exigencia meramente empiricista. Mis preguntas a tí serían:

1) ¿Estás segura de que lo que crees que deberías ver, se te dijo a ti que lo verías?

2) ¿Habrá una posibilidad de que sí caigas después de todo en el "lo sabré cuando lo vea"?

¿dónde queda nuestra linealidad: de antes y después en el tiempo cronológico?

¿Jacob fue nombrado Israel porque desde siempre fue Israel y "pasó lo que no debía pasar" para ser nombrado Jacob? ¿Qué Dios no tiene presciencia y vio todo desde antes del capítulo 3 del Génesis?

¿En realidad desde octubre del 1995 soy hija de Dios o desde siempre lo fui en Él? ¡Salí de Él y voy a Él, que es eterno!. ¿No es ridículo el tiempo cronológico de 80 años (si llegase a vivirlos) en la eternidad?



Todo esto depende de cuál de los conceptos de la eternidad afirmas. Son buenas preguntas... pero no debemos confundirnos entre lo vasto de la eternidad, y por el otro lado, cómo Dios se rebajó a Sí mismo para hablarnos en términos temporales. Lo hizo para que pudiéramos entenderle, no porque en El haya temporalidad.

Te hablo luego mana, abrazos,

A&R

Caro said...

Alex. Gracias por este diálogo que sigo saboreándolo.
Dios hizo el tiempo por amor. Para el cultivo de un amor libre de quien formó para amar.
¿si no para qué Su espera?
¿para qué la nuestra?

Un abrazo

Pd1. Leí un cuentito tuyo de post anteriores y me gustó bastante. ¿no tienes otro por ahí en el archivo? :)