5.12.06

"El Presente Siglo Malo", parte VI

Sexto, los futuristas afirman que "el siglo venidero" de las escrituras es igual al cielo [ o a una futura era milenial - AR]. Ellos comprenden que "este siglo" está en oposición y es antitético al "siglo venidero". Ellos reconocen que el "presente siglo" perdura hasta la venida de Cristo, que trae consigo la era de la eternidad. Ellos saben que la vida eterna es una bendición del "siglo venidero". Pero al mismo tiempo, niegan que Cristo haya venido. También niegan que ahora tengamos vida eterna. En la publicación Gospel Advocate, Mayo 1990, Robert Taylor Jr. vigorosamente negó que la vida eterna fuera una bendición presente del reino de Dios.



Una falacia básica en esta negación es negar que las bendiciones eternas puedan ser recibidas en esta vida. Si así fuera, entonces tampoco pudiéramos tener a Dios, a Cristo, a Su Palabra, o al Reino, ya que todos estos son eternos. El hecho de que podamos tener vida eterna no implica la imposibilidad de la apostasía, ¡como tampoco lo implica el hecho de que tengamos al Padre eterno (Salmo 90:2), al Hijo (Isaías 9:6), al Espíritu Santo (Hebreos 9:14), el Reino (Daniel 2:44), el pacto (Hebreos 13:20), o la Palabra (1 Pedro 1:25)!



W. Terry Varner groseramente sobre-enfatizó su caso cuando arguyó que las implicaciones del cumplimiento de Mateo 24:46 en el año 70 d.C. enseñaran la imposibilidad de la apostasía o de salvar al perdido. ¿Por qué no arguyen de la misma manera en referencia a un Dios, Salvador, o al pacto, siendo todos eternos? Si hay hombres fieles a un Dios eterno, ¿perderán su salvación? Si se vuelven contra un pacto eterno, ¿permanecerán en él? Ahora, pregúntese lo mismo con respecto a la vida eterna y la respuesta será obvia. Ambas condiciones de fidelidad y de infidelidad estan implicadas en el texto. Vea a Juan 3:36, 8:51, y 2 Juan vs. 9.



El hecho es que Varner, Taylor, Jackson, ni ningún otro tienen base alguna para afirmar a Mateo 25 hasta que exitosamente dividan a Mateo 24. Hasta el momento en que lo hagan, los dos capítulos forman una unidad indivisible, con un tema armonioso, la parusía de Cristo en conexión con la caída de Jerusalén en el año 70d.C.. [...]





[Continuará...]

No comments: