1.12.06

"El Presente Siglo Malo", parte IV

Cuarto, si el "presente siglo" es la dispensación evangélica, entonces los apóstoles no hablaron la sabiduría que correspondía con la era evangélica. "Empero hablamos sabiduría de Dios entre perfectos; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que se deshacen" (1 Corintios 2:6). Los apóstoles no sólo se rehusaron a hablar la sabiduría de "este siglo", sino que también, aparentemente, Dios otorgó la autoridad sobre la era evangélica a otros individuos, y no a los apóstoles.

¿Quiénes era los "príncipes" de "el presente siglo"? Pablo claramente los identifica como aquellos quienes en ignorancia crucificaron al Señor de gloria. Compare esto con las palabras de Pedro en Hechos. "Mas ahora, hermanos, sé que por ignorancia lo habéis hecho, como también vuestros príncipes." (Hechos 3:17; vea también el verso 14). Pedro dice que los que crucificaron al Señor de gloria son sus hermanos Judíos y sus príncipes. Son los Judíos. Los príncipes no son más que los sacerdotes, ancianos y el concilio Sanhedrín. ¿Acaso vino Cristo a liberar a los Judíos de la ley, sólo para luego crear una nueva era sujeta a los regidores - celosos de la ley - del siglo viejo? Quizás ahora podemos empezar a comprender por qué el Judaísmo era tan problemático dentro de la Iglesia. Dios cortó con la era Judía en la cruz sólo para coronar a los líderes Judíos quienes crucificaron a Cristo como regidores de la era evangélica.

¿Cómo puede un individuo creer que estos líderes Judíos, quienes crucificaron a Cristo, serían los regidores de la Era Cristiana? Aún estaban rigiendo la era durante el tiempo en que Pablo escribía, ya que él dice que "se deshacen". Supongo que se terminarían de deshacer cuando su era ya no existiera más, pues ya no tendrían una era sobre la cual regir. Si la era Judía terminó en la cruz, ¿por qué aún rigen sobre "el siglo presente"?

Aparentemente, existía un tremendo conflicto, ya que Pablo y la iglesia lucharon contra estos regidores. "Porque no tenemos lucha contra sangre y carne; sino contra principados, contra potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias espirituales en los aires." (Efesios 6:12) El "presente siglo" es caracterizado como "malo" y "oscuro". Eso definitivamente no suena como la Era que Cristo vino a establecer. Tales son las consecuencias auto-contradictorias e innecesarias de hacer que el "siglo presente" sea igual a la Era Cristiana.


[Continuará...]

1 comment:

Gaby said...

Muy interesante, como siempre. Y yo muy gustosa de leerte.